BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Por si ya no puedes mas

Si crees que ya no puedes soportar más dolor y sientes que todo está perdido, recuerda que Dios entregó todo lo que tenía y sabe lo que tú enfrentas.
1 Pedro 5:7
Dejen en las manos de Dios todas sus preocupaciones, porque Él cuida de ustedes.

El honor



El ambiente estaba Cargado de mucha tensión. Rosa Elliot llegó a la cuarta ronda del concurso nacional de ortografía en Washington. Se le había pedido a la pequeña de 11 años de Carolina del Sur que deletreara la palabra “admisión”. Ella lo hizo con su suave acento sureño, pero los jueces no fueron capaces de determinar si había pronunciado una “o” o una “a” como letra al lado de la última.
Debatieron entre sí por varios minutos mientras escuchaban las grabaciones. Sin embargo, la letra decisiva tenía su acento demasiado marcado como para descifrarla. Finalmente el jefe de los jueces le preguntó a la única persona que conocía la respuesta.
- Era una letra “a” o una “o” ?. Le preguntó a Rosa. En ese momento estando rodeada por jóvenes concursantes que murmuraban entre ellos, Rosa sabía el correcto deletreo de la palabra. Tranquilamente, sin titubear, contestó que había pronunciado mal la palabra y se fue del escenario.

Te autosaboteas?

7Te Autosaboteas?
“Cada cosa que pensamos, cada cosa que decimos está creando nuestro futuro” Marci Shimoff
La verdad es que mucho de nosotros llevamos un villano que nos impide alcanzar nuestros sueños. Debes entender que el mayor boicoteador de tus sueños no es el diablo, no son las personas que te rodean, eres tú mismo. Nuestra falta de confianza e incredulidad hacen que no podamos alcanzar lo que tanto anhelamos.
La mayoría de las personas no se gustan a sí mismo, y como no se gustan a sí mismo no pueden amarse, y como no pueden amarse a si mismo tampoco pueden amar a los demás.  Ese autosabotaje hace que tu vida sea complicada porque la vida es un asunto de relaciones. ¿Cómo me estoy relacionando?
El sabio Salomón decía que somos de acuerdo a lo que nosotros pensamos. ¿Cómo son mis pensamientos? ¿Cuáles son las conversaciones que mantengo conmigo mismo cada día? Seguramente muchas de esas conversaciones tienen que ver con lo siguiente:

El señor abrirá un nuevo camino

El Señor le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma. Hechos 23:11.
¿Eres tú uno de los testigos del Señor y te ves ahora en peligro? Acuérdate de que eres inmortal hasta que termine tu trabajo. Si el Señor quiere que sigas todavía dando testimonio de Él, vivirás para darlo. ¿Quién podrá quebrar el vaso que el Señor quiere utilizar?
Si tu Maestro no te confía trabajo alguno, no te lamentes de que te lleve a su morada adonde no llegarán los dardos de tus enemigos. Tu principal negocio es dar testimonio de Jesús, y nadie podrá impedirte esta empresa hasta que esté terminada. Por tanto, vive tranquilo.

Minutos de Salud


Presentamos el material El estilo de vida adventista: Rumbo al hogar,es un trabajo preparado con mucho cariño, pensando en usted y en su iglesia. Una invitación a tener un enfoque renovado sobre El estilo de vida adventista. Una manera de vivir antigua, y al mismo tiempo, moderna y actual.
También conocida como Reforma pro salud o Mensaje de salud de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, El estilo de vida adventista comprende un conjunto de hábitos diarios, simples, prácticos, eficientes, saludables y mucho, mucho más.
Son hábitos de higiene y limpieza, salud ambiental, métodos de tratamiento y cura de enfermedades, además de hábitos de salud personal como alimentación saludable, actividad física, esparcimiento y recreación, postura, respiración, uso del agua, descanso, estrategias para enfrentar el estrés, abstinencia de sustancias nocivas y confianza en el poder divino.
En este material encontrará 52 características de El estilo de vida adventista seleccionadas preferentemente a partir de la Biblia y de los escritos de Elena de White para su meditación en la iglesia, de preferencia en los cultos de domingo, antes del sermón, con una duración de cinco minutos cómo máximo. Al final, una oración sugerida y una indicación de salud para que su iglesia ponga en práctica durante la semana.
Esperamos que este material le proporcione un sentimiento de valor y de identidad con esa manera de vivir que Dios cariñosamente planeó para usted.

Feliz Sabado

FELIZ SÁBADO
¿Has meditado alguna vez en el “saludo” adventista en día sábado?: FELIZ SÁBADO.
Te pregunto, ¿realmente el sábado constituye un día feliz en tu vida cristiana?
Sabes apreciado hermano, muchas veces ante las constantes actividades y planes de de la iglesia, que como cristianos tenemos, el sábado no es un día feliz sino más bien una carga.
Te hablo a ti hermano anciano, secretario, tesorero, Mipes, J.A, etc, que ante las cargas del día sábado quisieras no tener ningún cargo pues todo es trabajo y para colmo, algunos critican tu labor.
No te desanimes si no más bien, aférrate al Señor y alégrate pues tu galardón es grande y hágalo todo para la honra y gloria de Dios (1 Cor. 10:31).
Que el Señor sea tu pastor siempre, y tú la oveja obediente que se deja pastorear.

Cristo y el Sabado

Cuando Jesús desarrolló su ministerio el sábado ocupaba un lugar privilegiado en la vivencia espiritual de Israel. No había ninguna otra institución en las demás religiones de su entorno que tuviera una relevancia
semejante en la vida privada y publica de la comunidad. A diferencia de las mitologías paganas, que justifican de diversos modos la elección de un lugar santo un monte, un bosque, una fuente... para erigir un santuario, lo primero que las Escrituras de Israel designan con el apelativo de «santo» no es una montaña, ni un templo, ni un altar, ni un objeto existente en el espacio. La primera vez que la palabra «santo» aparece en la Biblia es para designar un día: «Bendijo Dios el séptimo día y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación» (Gén. 2: 3). Un día es también lo único que el Decálogo prescribe santificar: «Acuérdate del sábado  para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el
séptimo día es de reposo para Jehová, tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, 11 porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el sábado y lo santificó» (Éxo. 20: 8). 

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.