BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Hijos y padres transformados por Cristo

Hijos y padres transformados por Cristo
Pr. Miguel Ángel Núñez

Razón de la existencia del matrimonio
De acuerdo a Génesis 2:18 (“No es bueno que el ser humano esté sólo, le haré una ayuda que lo equilibre”): hay tres razones por las cuales existe el matrimonio:
a. Compañerismo.
b. Ayuda mutua.
c. Equilibrio o complementación.
Compañerismo
d. Esposo y esposa no son rivales, sino compañeros.
e. Son amigos.
f. Se acompañan.
g. Eso general el ambiente que los hijos necesitan.
Ayuda mutua
h. Colaboran uno con el otro.
i. El esposo no trata a su esposa como sirvienta.
j. Los hijos aprenden a colaborar y a ayudar.

¿Para qué existen los hijos?
No son la razón de la existencia del matrimonio.
Ese es un mito de origen medieval que no tiene sustento bíblico.
Los hijos son un agregado bendito al matrimonio.
a. “Y los bendijo Dios, diciendo: ‘Fructificad y multiplicaos’” (Génesis 1:22).
b. No somos dueños de los hijos.
c. “Herencia de Jehová son los hijos” (Salmo 127: 3).
d. “He aquí yo, y los hijos que me dio Jehová” (Isaías 8:18).
En muchos aspectos los hijos vienen para formar a los padres.
e. Son una forma divina para darnos lecciones prácticas a los humanos.
f. Una forma de entender el amor divino hacia sus hijos.

¿Qué necesitan los hijos?
Necesitan estabilidad, modelos y valores.
Sin estabilidad los hijos no pueden crecer de manera armónica.
La estabilidad implica decisión para no pelear, ni para maltratar.
La estabilidad es el don más precioso dado a los hijos.
Modelos
Los hijos más que órdenes necesitan modelos a quienes imitar.
Los hijos precisan de conceptos concretos vistos en la vida de sus padres.
Los padres deben mostrar lo que quieren que sus hijos sean.
Valores.
Los hijos precisan de valores que los formen adecuadamente.
Se puede saber de qué tipo de hogar viene un joven por los valores que muestra ante los demás.
Los valores son fundamentales.

El pecado malogró todo
El pecado alteró la relación de armonía que debía existir en su origen.
Trajo discordia entre los padres haciendo que los varones y las mujeres se tratasen de una manera inadecuada.
Puso al varón en un sitial que Dios nunca quiso que tuviese.
Hizo que los hijos se volvieran en contra de sus padres.
El pecado pervirtió la relación de padres e hijos.
Los padres, por efecto del pecado, se sintieron dueños de los hijos.
Las familias, se han visto destruidas por el pecado.
Muchos interpretan equivocadamente Génesis 3:16: El marido se enseñoreará de la mujer.
Eso no es una orden de Dios.
Es una descripción de lo que iba a ocurrir por efecto del pecado.

El plan restaurador de Dios.
Sin Dios la raza humana no tendría esperanza.
Dios provee la solución a un problema que parece insoluble.
Dios trae paz donde sólo se ve discordia y odio.
Vivimos después de Cristo.
Cristo viene a vencer con y en nosotros los efectos del pecado (1 Jn 3:8).
Cristo, con su muerte en la cruz, vino a otorgarnos la posibilidad de vivir en paz.
En Cristo es posible vivir otra realidad que altera el cuadro terrible ocasionado por el pecado.

Lo que significa la renovación en Cristo
Principio uno: Renovación total:
Base inspirada:
· “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! (2 Corintios 5:17).
· “El que quiera llegar a ser santo en el cielo debe ser primero santo en su propia familia” (Elena G. de White, Hogar cristiano, 287).
En Cristo la familia tiene que cambiar.
· No se pueden seguir sosteniendo modelos culturales que no están de acuerdo a la Biblia.
· La familia cristiana tiene que mostrar la renovación cristiana.
Eso significa que en Cristo no podemos vivir de acuerdo a los modelos culturales pasados.
· En Cristo todo es renovado, incluyendo las relaciones familiares.
· En Cristo nada es como fue antes.
· En Cristo rompemos los patrones culturales.
“Todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo. Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús” (Gálatas 3:27-28)
· Eso significa que en Cristo se eliminan las barreras:
i. Nacionalistas.
ii. Sociales.
iii. Sexistas.
· No se puede sostener el mismo modelo cultural estando en Cristo.

Principio dos: Interdependencia.
Base inspirada:
· “Someteos unos a otros en el temor de Dios” (Efesios 5:21)
No se trata de sometimiento unilateral de la mujer al varón sino de interdependencia.
Eso crea el clima adecuado para que prospere la armonía.
En Cristo deja de haber subordinación.
Lo que existe ahora es interdependencia.
Marido y mujer se someten mutuamente bajo el mandato de la voluntad divina.

Principio tres: Relación de complementación e igualdad.
Base inspirada:
· “La mujer debe ocupar el puesto que Dios le designó originalmente como igual a su esposo” (Elena G. de White, Hogar Cristiano, 206).
· “Vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito” (1 Corintios 1:10).
En Cristo no hay lugar para:
· la violencia
· el sometimiento unilateral de la mujer al varón
· la falta de respeto
· la desarmonía.
En Cristo hay
· Armonía
· Paz
· Unión
· metas compartidas.

Conclusión
1. Allí donde está Cristo presente hay paz, no violencia.
2. Donde Cristo reina, se respira “aire del cielo”.
3. Si nos llamamos cristianos hemos de vivir en el ideal de Dios y no fuera de él.
4. Quien aspire a vivir como “ciudadano del cielo” ha de vivir en esta tierra mostrando algo distinto a quienes viven en pecado y en la ignorancia que trae aparejado el mal.
5. En Cristo todos somos hijos de Dios: “linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios” (1 Pe 2:9)
6. En los hogares donde reina Cristo tiene que haber:
a. Paz.
b. Armonía.
c. Plenitud.
d. Orden.
e. Compromiso.

Mayordomia, la unica forma de agradecer

LA ÚNICA FORMA DE MANIFESTAR GRATITUD

El Señor no necesita nuestras ofrendas. No podemos enriquecerlo con nuestros donativos. El salmista dice: "Todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos" (1 Crónicas 29:14). Dios nos permite manifestar nuestro aprecio de sus mercedes por medio de esfuerzos abnegados realizados para compartir las mismas con otras personas. Esta es la única manera posible como podemos manifestar nuestra gratitud y nuestro amor a Dios, porque él no ha provisto ninguna otra.-Review & Herald, diciembre 6, 1887.

El argumento de Pablo contra el egoísmo
Pablo procuró desarraigar de los corazones de sus hermanos la planta del egoísmo, porque el carácter no puede estar completo en Cristo cuando retiene el egoísmo y la codicia. El amor de Cristo en sus corazones los induciría a ayudar a sus semejantes en sus necesidades. Procuró estimular su amor señalándoles el sacrificio que Cristo había hecho por ellos.
Les dijo: "No hablo como quien manda, sino para poner a prueba, por medio de la diligencia de otros, también la sinceridad del amor vuestro. Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos" (2 Corintios 8: 8, 9).
Este es el poderoso argumento que usa el apóstol. No es el mandamiento de Pablo sino el del Señor Jesucristo. . .
¡Cuán grande fue el don hecho por Dios al hombre, y cuán propio de Dios fue hacerlo! El dio con una liberalidad que jamás podrá ser igualada, a fin de salvar a los rebeldes hijos del hombre y de inducirlos a ver su propósito y a discernir su amor. ¿No queréis demostrar por medio de vuestros dones y ofrendas que no hay nada que consideráis demasiado bueno para aquel que “ha dado a su Hijo unigénito”? -Review & Herald, mayo 15, 1900.

El espíritu de liberalidad es el espíritu del cielo. El espíritu de egoísmo es el espíritu de Satanás. -Review & Herald, octubre 17, 1882.
Ejercicios:
A ninguno de nosotros se nos exige dar las ofrendas de gratitud, por eso, saquemos una conclusión a través del siguiente diálogo contestando lo siguiente:
¿Cómo demostró su infinito amor Dios por la humanidad?
¿Cómo puedo yo demostrarle mi amor y gratitud al Señor?
¿Por qué cree usted que hay quienes no dan sus ofrendas al Señor?
¿Cree usted que el dar ofrendas de agradecimiento nos hará pobres?
¿Cómo es beneficiada la iglesia local y mundial si damos ofrendas liberalmente? (pregunta para los ancianos o tesoreros de cada iglesia)
¿Cómo se siente usted cuando pasan los diáconos con los platos y usted no da sus ofrendas de gratitud? ¿Por qué?, si se siente triste es porque usted ama la causa de Dios; si su sentimiento es vergüenza, es porque usted da por un compromiso; si se siente como si nada sucedió, es porque para usted DAR no es parte de la adoración y es un mal agradecido con Dios; y, si usted no da porque cree que no es éste su deber, es porque usted es egoísta, y por tanto necesita contemplar la cruz de Cristo.
Haga un llamado a la generosidad y gratitud para con nuestro Dios.

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.