BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Andres Dinamarca, Libre al Fin

Durante su trayectoria musical ha participado en el ya mencionado Trío, así como también Agrupación Maity y el Conjunto Internacional Heme Aquí, con quien realizó sus primeros viajes fuera del país. Ha compuesto ya más de 20 cantos, entre los que destacan “Vivir” y “De que nos Sirve” que forman parte de la primera producción llamada “Vivir”. Sus dos producciones discográficas, “Vivir” y “Libre al Fin”, han estado ubicadas entre las más pedidas en las radio emisoras adventistas a lo largo de Latinoamérica, para la Gloria de Dios. Ha participado junto a evangelistas como Alejandro Bullón, Milton Peverinni, Israel Leito, entre otros. . Sus viajes por 15 naciones han servido para poder observar en terreno como la música es un arma vital para la predicación del mensaje de Salvación. Junto al Ministerio de la Alabanza ha desarrollado su labor como Evangelista, siendo el Orador de congresos, campañas evangelisticas y Camporees en países de las 3 Americas. Al mismo tiempo, es Director General de Ministerio Internacional “Vivir”. 
Ha participado en más de 50 Radio Emisoras y 20 canales de Tv, presentando el milagro vivido en su vida. Por bendición de Dios, tiene un promedio de aproximadamente 100 conciertos o presentaciones al año, entregándose 100% al Ministerio de Alabanza y a la Predicación de la Palabra.
Contenido:
1. Mori por ti
2. Ven
3. Enamorame de Ti
4. Sana mi corazon
5. De Cristo Soy
6. Cordero de Dios
7. Libre al Fin
8. Le Importa si
Visita su Myspace




Como ladron en la noche, Stephen Bohr

Un Sermón Adventista mas de nuestro gran Pastor Stephen Bohr, titulado Como ladrón en la noche basado en Génesis capitulo 6. Sermón que pertenece  a la serie "Preparados para su venida".

Narra la historia de Noé y el Diluvio, los 120 años de predicación de Noé, los 7 días que Noé estuvieron en el Arca antes que llueva ¿Porque permitio Dios que pase ese tiempo?.
P.P Pag. 86 "Durante 7 días, después que Noé y su familia, entraron en el arca, no aparecieron señales de la inminente tempestad, durante ese tiempo se probo su Fe, fue un momento de triunfo en el mundo exterior, la aparente tardanza confirmaba la creencia de que el mensaje de Noé era una error y que el mundo no se destruiría.... continuaron las burlas y orgías, hasta se mofaron los hombres de Dios... se reunieron los hombres para ridiculizar a sus acompañan tes.."
Como vemos para los que estaba afuera un momento de triunfo, para los que estaban adentro un momento para probar su fe.

Ver Sermon en linea


Descarga los archivos en calidad VOB de DVD, aquí:
DVD1.part01.rar DVD1.part02.rar DVD1.part03.rar DVD1.part04.rar DVD1.part05.rar DVD1.part06.rar DVD1.part07.rar DVD1.part08.rar
Archivos comprimidos con RATDVD, si no tienes instalado descarga lo aqui

Cuarteto Asaf

Informacion:
Nombre: Cuarteto Asaf.
Disco: Creo en Ti, Engrandecido sea Dios.
Pais: Chile
Reseña:
Gabriel Bernal Torres, Gabriel Bernal Ilufi, Jonathan Bernal Ilufi, Dany Bernal, cuartro hermanos del Pais de Chile iniciaron este cuarteto en el año de 1994, sin saber las consecuencias benditas que se les bendrian, ahora agradecidos por tante bendicion dedican sus vidas a predicar del envangelio por medio de el Don que Dios les prestó, sus voces.

Visite su pagina Oficial: http://www.cuartetoasaf.cl/




Problemas Juveniles: La Pornografia

Fuente: Anonima
Satanás utiliza hoy en día un instrumento antiguo para atacar a muchos cristianos y a la humanidad (mayormente a los hombres), el ataque sexual a través de la Pornografía, que en los Estados Unidos y el resto del mundo occidental es un mal que ya tiene estadísticas epidémicas.

En otras épocas, la pornografía se encontraba sólo en ciertas tiendas de mala fama de los barrios chinos en cada ciudad; ahora se vende abiertamente. Los autoservicios ofrecen entre sus artículos de pornografía blanda, fotografías y relatos estimulantes centrados en la desnudez y en algunos casos en una "sexualidad normal", todo esto muchas de las veces colocada justo al lado del puesto del cajero. En la mayoría de las bibliotecas públicas, por ejemplo, los niños al igual que los adultos pueden conseguir libros sobre sexo muy explícitos con fotografías de hombres y mujeres desnudos llamando al "sexo seguro".

Durante los últimos años la pornografía ha proliferando, las revistas pornográficas contienen surtidos de fotos que desafían a toda imaginación e incluye imágenes de mujeres que están siendo atadas y amordazadas, violadas, azotadas y maltratadas. Lo "normal" es una serie de múltiples compañeros de relación en poses heterosexuales, homosexuales y lesbianas, y el tema subyacente lo constituyen casi siempre la dominación o la violencia.

Las revistas más crudas describen escenas de violaciones por pandillas, torturas y bestialismo. Algunas de las más populares presentan a hombres y mujeres manteniendo relaciones sexuales con niños de edades comprendidas entre los tres y los ocho años e incluso cosas no aptas para describir en este especial.

La pornografía comienza como un juego que implica a la mente, la imaginación y la fantasía, en otras oportunidades como curiosidad, aunque sabemos que es sólo nuestra lujuria la que encuentra esta excusa que tiene nombre de pornografía y la cual usamos para dar rienda suelta, sin considerar el Temor a Dios.

La inmoralidad, naturalmente, implica mucho más que la pornografía. No obstante, en la batalla por la mente, ella representa una de las principales puertas abiertas a la estimulación ilícita de la imaginación, y la fantasía.

La pornografía tiene algo que ver con la sociedad indulgente en que vivimos, es parte de la mentalidad del «yo, me, mi, soy el centro del universo» que se ha apoderado de nosotros. El tema principal de la pornografía es la masturbación, sea mental o física. La pornografía tiene que ver con la descripción gráfica del sexo anatómico. No hay lugar en ella para los sentimientos humanos, donde lo real es que dos personas compartan lo más profundo de sí mismas.

La pornografía tiene dimensiones transculturales. Algunas personas que no cuentan con la posibilidad de acceder a la página impresa, los videos y/o los cines pornográficos, tienen sus propias formas potenciales de esclavitud a la pornografía. El joven que rompe con un tabú local y practica regularmente el voyeurismo en un entorno tribal está participando en un tipo de pornografía de su propia cultura tanto como aquél que tiene a su disposición literatura, películas y tiendas porno.

Esperamos a la luz de la Palabra de Dios desarrollar una iniciativa para ir en busca de la solución que nos da Cristo a través de Su Palabra; él nos dice "... y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.", dejando como precedente que es necesario conocer su raíces, de igual forma a través de la comprensión del afectado y de una ayuda mutua, es lo que les permitirá salir de esta esclavitud, en la cual muchos de los nuestros se encuentran por años esclavizados.
Qué dice la Biblia


La palabra «pornografía» viene de dos palabras griegas muy antiguas. La primera es porné, que originalmente significaba prostituta, y se traduce en el N.T. como «ramera». Aunque el término se refería más que todo a las mujeres prostitutas, también era aplicado a los varones. Y la segunda es graphé, que quiere decir imagen, pintura o escritura, y que abarca a toda clase de símbolos físicos externos que producen excitación sexual en aquellos que los utilizan.

Romanos capítulo 1 nos dice que el estado actual del hombre se debe a su actitud para con Dios, "...no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos..." En la misma carta nos dice "Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia sino vestios del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne."

La estimulación sexual en un hombre es una fuerza poderosa, tanto para el bien como para el mal. Mantener una vida realmente moral en la cultura saturada de sexo de hoy en día es una verdadera guerra espiritual.

Lujuria - koite (koivth, aparece 2.845 veces en la Biblia), primariamente es un lugar donde acostarse, y luego lecho, especialmente el lecho conyugal. Denota en Ro. 13.13 una relación sexual ilícita, lujurias, lascivias, desenfreno sexual.
El último de los pecados sexuales con el que todos peleamos, y que el apóstol Pablo menciona en su lista de Gálatas 5.19 es, en griego, asélgeia, que se traduce por «lascivia» en la Reina-Valera de 1960 y por «indecencia» y «libertinaje» en otras versiones.

La lascivia significa «ausencia de cohibiciones, indecencia, desenfreno -la idea prominente es de una conducta desvergonzada». Se utiliza varias veces en el Nuevo Testamento, de entrega al vicio, corrupción y comportamiento sexual ilícito sin restricciones ni consideración por los sentimientos de otros. En Efesios 4.17-19, Pablo habla de personas que "andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza."

Lascivia y Lascivo tiene dos ascensiones. 1) aselgeia (ajsevlgeia, aparece 766 veces en la Biblia) denota exceso, licencia, ausencia de freno, indecencia, disolución; «lascivia» (Mc. 7.22) es uno de los males que proceden del corazón; en 2 Co. 12.21, indica ser uno de los males de los que habían sido culpables algunos en la iglesia en Corinto; en Gl. 5.19, se le clasifica entre las obras de la carne; en Ef. 4.19, entre los pecados de los regenerados que «perdieron toda sensibilidad»; igualmente en 1 P. 4.3; en Jud. 4, de aquello en que ha sido convertida la gracia de Dios por parte de los hombres impíos: «libertinaje». Se traduce «lascivias» en Ro. 13.13, siendo uno de los pecados contra los que se ponen en guardia a los creyentes; en 2 P. 2.2, según los manuscritos más comúnmente aceptados, prácticas lascivas, disoluciones, sigue a los textos que tienen apoleiais); en el v. 7: nefanda conducta, conducta licenciosa de la gente de Sodoma y Gomorra; en 2.18: disoluciones, practicadas por las mismas personas que las mencionadas en Judas. La idea a destacar es la de una conducta desvergonzada. Algunos han derivado este término de a, privativo y selge, una ciudad en Pisidia. Otros, con una similar carencia de probabilidad, la derivan de a, privativo, y selgo, o thelgo, seducir y 2. orexis, literalmente extenderse o estirarse en pos (relacionado con oregomai, estirarse a uno mismo, extenderse en pos); término general para todo tipo de deseo. Se usa en Ro. 1.27: lascivia.

Colosenses 3:5 nos dice a través de Pablo, "...Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos..." lo que nos revela que es algo que combaten en nuestros miembros; por otro lado el mismo apóstol le dice a Timoteo "que huya también de las pasiones juveniles..."

Libertinaje, aselgeia (ajsevlgeia aparece 766 veces n las Sagradas Escrituras), denotando exceso, desenfreno, indecencia, se traduce «lascivia» en casi todos los pasajes en que aparece. Se traduce «libertinaje» en Jud. 4.
Efectos y Causas


Los hogares cristianos estan siendo invadidos por lo medios de comunicación (radio, televisión, prensa escrita y ahora último internet), en particular las revistas, las películas, los videos y la televisión son las que promueven la desnudez y las actividades sexuales ilícitas a una velocidad alarmante; se jactan de que las imágenes y los relatos se harán cada vez más explícitos en los meses siguientes, en la "cultura" (ropa, música, "arte", bailes), en el lenguaje y la forma de divertirse.

El efecto de la pornografía es negativo sobre el concepto que el varón tiene de las mujeres y del lugar que ocupa el sexo en la relación de hombre-mujer es devastador, incluso en opinión de muchos científicos seculares. La pornografía motiva las fantasías, permitiendo que los hombres conviertan mentalmente a las mujeres solo en "carne" y sin sentimientos.

La pornografía degrada a las mujeres y hoy en día al hombre de igual forma; mostrar cómo las mujeres son seducidas, desnudadas y tratadas como animales constituye un repugnante ataque contra su dignidad. Jesús elevó el papel y la dignidad de las mujeres, de modo que los cristianos sienten repulsión cuando se atenta contra su dignidad en los materiales pornográficos. Aunque en la actualidad la pornografía incursiona en el sector femenino de la sociedad, es un problema mayormente de hombres, sobre todo de solteros.

Por otro lado la pornografía es una ayuda para la masturbación. Lo único que el afectado tiene en su mente son imágenes de individuos apareándose como animales (aunque parezca muy duro decirlo). ¿Cómo aprenderás que el amor es lo que estimula la vida sexual, si solo eres inundado de información errónea?

La pornografía en sí es un crimen; sus víctimas están por todas partes, pues esta incita a las personas que en su imaginación cometan adulterio mental o fornicación; produce deseos contrarios a la voluntad que Dios tiene para nuestra vida; aviva las pasiones y la excitación sexual, especialmente en los hombres, haciéndoles peligrosos en potencia para las mujeres y los niños.

Cuando cedemos a nuestros apetitos sexuales y comenzamos a ver videos, películas y revistas explícitas o por internet, descubrimos que la pornografía causa adicción. Nos hace desear más y más materiales, y al igual que el alcohol y las drogas, destroza vidas. Luego comienza nuestra lucha con esta adicción que paraliza nuestra espiritualidad, pervierte nuestra forma de ver el mundo, deforma nuestra vida social y destruye cualquier posibilidad de que Dios nos utilize. Preocupante es el daño que la misma causa a los que quedan atrapados en ella, ya que la pornografía es adictiva.

Los adictos a la pornografía estan convencidos de que todas las mujeres se pasan el día ansiando mantener relaciones sexuales. Si una mujer se resiste, lo que quiere en realidad es que el hombre se imponga a ella y la tome por la fuerza; de ahi por qué tantos delitos de violaciones, adulterio, pedofilia, sadismo, y una innumerable lista.

Es muy difícil poder dejar la pornografía. La lujuria consume, aunque no satisface. La pornografía promete todo, pero no da nada; la adicción jamás será comprendida en su intensidad por aquellos que no han estado atados, tampoco el deseo que sienten los adictos. Se debe ser lo más comprensivo y compasivo posible, ya que son hijos de Dios que tienen mucha importancia para Él y que han cruzado sin querer esa línea invisible. Son esclavos de una forma de vida que los conduce a la aflicción y la ruina, y no saben cómo dejarla
La Iglesia y nuestra familia


Aunque se niegue, el hombre promedio sabe que la pornografía se ha introducido en sus vidas, más bien la Iglesia del Señor que a través de su Espíritu Santo nos está advirtiendo a cada momento. Desgraciadamente, muchos cristianos estan siendo estimulados por la pornografía y se han visto tentados a buscar relaciones sexuales con mujeres o niños, aún cuando no las querían llevar acabo (según nos llegan relatos hastantroducido en sus vidas, más bien la Iglesia del Señor que a través de su Espíritu Santo nos está advirtiendo a cada momento. Desgraciadamente, muchos cristianos estan siendo estimulados por la pornografía y se han visto tentados a buscar relaciones sexuales con mujeres o niños, aún cuando no las querían llevar acabo (según nos llegan relatos hasta nuestra sección de orientación). ¡Cuántos incestos y violaciones hay como resultado de la excitación sexual causada por la pornografía!

La pornografía conduce a la lujuria mental para con las mujeres, la cual el Señor Jesús condenó en Mateo 5.27-29.

Nuestros hogares cristianos son víctimas de la pornografía y la iglesia no puede parar de forma tajante esta lacra, pues las víctimas rara vez llegan a los consejeros. Por verguenza principalmente, son incapaces de dar la cara, lo que hace más difícil la solución.

Se tiene conciencia de la irrupción de la pornografía en las iglesias porque de una u otra forma los líderes cristianos observan cambios notorios en sus hermanos. O bien, se da a conocer el problema a través de las personas directamente afectadas (esposas e hijos-as), incluso, se sabe de líderes, cuyas vidas son asoladas por la esclavitud a los materiales pornográficos.

En nuestras congregaciones encontramos a líderes cristianos que tienen graves disfunciones sexuales. En la mayoría de los casos, los problemas comienzan por haber sido víctimas de abusos sexuales en la infancia o por estar esclavizados o adictos a la pornografía desde la adolescencia o la juventud.

La pornografía destruye insidiosamente muchos matrimonios cristianos; muchas parejas casadas ven juntos películas cargadas de escenas eróticas (que hoy en día pasan como normales) o ven videos pornográficos para añadir algo de estímulo a sus vidas sexuales. En un principio, ver pornografía puede excitar y estimular a los cónyuges; pero no son los resultados iniciales los que preocupan. Sin duda que al final los resultado serán matrimonios arruinados.

Dios diseñó la sexualidad marital para que brotara en el contexto de una relación íntima y cariñosa donde siempre estuvieran presentes el cuidado del otro, la comunicación, el servicio y la ternura. Cuando esos valores se cultivan en el matrimonio, despiertan la atracción sexual, y entonces el coito se convierte en una expresión de interés y amor, una forma de decir: «Me importas. Te quiero y deseo comunicártelo con ternura».

La pornografía incita al hombre a mirar cuerpos físicamente dotados de otras mujeres que venden su cuerpor a la industria pornográfica, al contrario de sus esposas. Cuando uno empieza a superponer tales fantasías sexuales al papel de su esposa en su unión marital, está poniendo en peligro la intimidad de su matrimonio.

La pornografía frustra una relación, reduciendo la dimensión sexual del matrimonio a un acontecimiento atlético biológicamente inducido, hasta que por último ya no se hace demasiado énfasis en la parte tierna de la vida de pareja. Cuando ésta se escapa de una relación, desaparecen el corazón y el alma de la sexualidad marital. La mujer empieza entonces a sentirse usada y agraviada, y el hombre frustrado y vacío. Se comienzan excitando y luego se sienten sucios, culpables y vacíos.
Menores


La pornografía es devastadora para los niños cuando caen en sus manitas (y de igual forma en los adolescentes), conduciéndolos a menudo a la experimentación sexual equivocada cuyos resultados son muy destructivos. Adultos comentan en nuestra área de orientación que niños pasan años tratando de recuperarse de los daños que les causa la pornografía y sus efectos directos y secundarios (el primero, la masturbación, violaciones, etc. y segundo, esposas que han sido víctimas en sus hogares). Todo eso comienza mirando pornografía cuando pequeños, y ya que no saben sobre qué enfocar su excitación sexual utilizan sus propios cuerpos o a sus familias.

Si la pornografía deforma la perspectiva sexual de los adultos, piensa en lo que les hará a los niños que son incapaces de tomar decisiones prudentes aun sobre cosas sencillas. ¡Cuánto más en temas tan complejos como la sexualidad humana!. Los niños se convierten en víctimas de la pornografía también de otra manera: al caer en manos de adultos cuyo uso de la misma les ha despertado un repugnante interés en la explotación de los pequeños (pedofilia).

Cierto grupo de la Costa Occidental de Estados Unidos tiene este lema: «El sexo antes de los ocho; para que no sea demasiado tarde». Hay libros a la venta que ofrecen claras instrucciones a quienes abusan sexualmente de los niños sobre cómo seducirlos. Los productores y comerciantes de pornografía están enfocando hacia los niños de edades comprendidas entre los doce y los diecisiete años de edad su estrategia de venta para la siguiente oleada de materiales sexualmente explícitos.

Desde la niñez se estan quedando algunos atrapados en la pornografía sin ser capaces de liberarse de ella, a pesar de mucha oración. Se sigue escondiendo este pecado de todo el mundo, pues la verguenza azota tanto que no se puede confesar abiertamente a nadie, ni dentro ni fuera de la iglesia.
Consejos para evitarla


La primera cosa que debes hacer es reconocer que posees un problema, que tienes un mal habito, que estas adicto(a) o posees este vicio; debes ver el grado de profundidad en el que te encuentras dentro de la pornografía e ir a nuestro Señor Jesucristo y pedirle el oportuno socorro. Confiézate en oración, sabiendo que lo haz hecho "miles" de veces y siempre haz vuelto a reincidir, pero en esta oportunidad confia que con estos consejos saldras victorioso y luego seras útil en las manos de él para ir en ayuda de otros miles que sufren este mismo flajelo que vives tú.

Uno de los primero síntomas de la recuperación es el convencimiento de saber que se está atado en la pornografía y que has utilizado muchos sistemas, consejos, "terapias" para salir de ella y todas han sido inútiles, no porque lo hayan sido, sino porque tú no la has completado.

Debes saber que estás luchando con fuerzas que van más alla de tus fuerzas humanas y que debes de requerir ayuda del Señor y de algún(os-as) hermano(os-as) o hermanos(as). Sabemos que es difícil confesar este pecado que vives a diario, por la privacidad que requiere el área sexual, pero de igual forma debes saber que es eso mismo que utiliza el enemigo para que sigas atado por más tiempo. La confesión es el inicio; la confesión a Dios y a tu hermano(a) que será tu ayudador.

Si tienes algo que ver con la pornografía, rompe el hábito ahora. Si estás esclavizado o tienes un vicio, busca un compañero(a) de oración con quien puedas expresarte y que te ayude a obtener la sanidad (Santiago 5.16) orando por ti y animándote. Busca a alguien ante quien ser responsable de tus actos, que te vigile, y a quien puedas acudir cuando la tentación intente dominarte.

Si no lo dejas ahora y buscas ayuda, tu esclavitud no hará más que aumentar. Si eres un consumidor ocasional, rompe por completo en este momento con esa costumbre. Controla lo que ves en el cine, la televisión o los videos e internet. Niégate a comprar, ver o leer cualquier literatura sexualmente estimulante. La libertad que experimentarás habrá valido la lucha inicial. «El Hijo del Hombre te libertará y serás verdaderamente libre». Esa libertad vale más que todo el oro del mundo.

La falta de dominio propio y de santidad en alguna de las áreas de la vida sexual del creyente es el énfasis principal de la enseñanza de Pablo y para ello debes convencerte que debes entrar en una disciplina más, en una más de las muchas que ya vives.

El sistema que el occidente posee tiene patrones de comportamientos que nos hacen ser seres disciplinados, por ejemplo: nos duchamos todos los días, comemos a horas específicas, dormimos, estudiamos o trabajamos en horarios rigidos que nos hacen ser disciplinados. Lo sexual no sale de contexto. A esto Dios le llama Dominio Propio: la capacidad de entrar en una disciplina para alcanzar un objetivo, dominio propio que es acompañado de una consagración por medio de la oración y la lectura de la Palabra de Dios, diaria.

La mayoria de los afectados a la pornografía reconocen que no poseen una vida espiritual consagrada, sino que solo son activistas dentro de su iglesia local, donde una vida de oración no es su característica número uno y la lectura diaria y sistemática de la Palabra de Dios de igual forma no los destaca. No hablamos de leer solamente, sino de alcanzar lo que nos aconseja el mismo Señor Jesucristo, "escudriñad Las Escrituras".

Reconocemos que no existen sistemas paso a paso para salir del vicio de la pornografía, pues en cada una de las victimas es diferente su accionar, pero sí sabemos que lo esencial es dar el primer paso que consiste en la confesión y la búsqueda de un compañero de oración, guía, mentor, compañero de lucha.

Al margen de lo esencial que es una vida de oración y leer la Biblia, se debe considerar los aspectos diarios que nos llevan a estar dentro del vicio de la pornografía, hablamos de lugares, momentos, amistades, etc. Un primer paso a dar en la salida del vicio es la búsqueda de todos los elementos que nos llevan a concebir dicho pecado. Por lo tanto para poder escapar victorioso a una vida plena, sin ataduras, es conocer cada aspecto que involucre tu pensar y tu actuar. Debes llevar cautivo todo pensamiento a Dios, es decir, que aunque te sea insignificante un pensamiento sexual, debes de decirlo a Jesús, para que él tome control de ello.

Los sentimientos encontrados que vive una persona involucrada en la pornografía, donde por un lado desea en el alma no volver a incurrir en esta práctica pecaminosa y, por el otro lado reincidir buscando todos los elementos que hacen que dicho pecado se conciba, hacen de él o ella una víctima sin paz en las manos de satanás.

Debes registrar cada paso que des cuando veas que vas trás la pornografía. Debes escribir y describir los hechos, es decir, anotar en un papel todos los espacios que ocupes, lugares que visites, amistades que utilices para ver pornografía, aparatos como el televisor, tu computador, diarios, revistas, etc., que uses; donde y cuando estes metido en la pornografía; debes de llevar un registro meticuloso de cada uno de ellos, como un investigador que requiere de evidencias. Luego que tengas todo registrado, debes de elaborar un plan de acción junto con tu compañero de lucha, el cual conocerá todas tus debilidades, para juntos evitar que entres en estos lugares nuevamente, uses de estos aparatos, dinero y, todo lo que te haga volver a reincidir.

La confesión es imperativa, como también la fidelidad a decir cuando se ha vuelto a reincidir, para analizar cual fue el factor que te llevó nuevamente a cometer el mismo error. Todas las veces que sea necesario confesar que se ha vuelto a reincidir, debes de hacerlo. El salir de la pornografía no es inmediato; por eso, tu consejero no debe desalentarse.

Los largos ratos de oración y consejería son fundamentales. La disposición del consejero de igual forma es importante, para que a través del teléfono, visitas o de internet esté a mano en los momentos de debilidad. Nunca utilices a un compañero de lucha del sexo opuesto, porque no podrá entenderte; solo los del mismo sexo pueden ser ayudas idoneas en esto. De igual manera cerciórate que tu compañero(a) de luchas, sea una persona que ha vivido y salido victorioso de esta atadura, de lo contrario será más grande tu problema.

La ayuda de una persona en la cual puedas confesarte abiertamente es imprescindible, debemos reiterarlo; ojalas que dicha persona haya vivido algo similar y de lo cual ha salido victorioso(a),. Es de suma importancia, pues ella llevará un control de ti a través de una orientación, consejeria, y del aliento, si es que llegas a reindicir. Es necesario que pases mucho tiempo con esta persona donde puedas confiderciarte íntegramente, con el fin de encontrar en él o ella a una amigo(a) que sabrá llevarte a diario a Jesús, quien es el único que puede sacarte de la pornografía.

Las experiencias demuestran que inicialmente es dificil llegar a este punto; por eso es importante que ambas personas entren en un compromiso ante el Señor, un compromiso de luchar esta guerra espiritual; los resultados te sorprenderan. Desde ya te damos a conocer que serás muy pronto victorioso y en otros casos no tan rápido. Serás un nuevo soldado que se suma a la lista de los que han vencido la pornografía y así podrás ayudar a otros que esten viviendo esta difícil realidad.

Finalmente debes saber que quienes estudian la demoniología han dado a conocer que los demonios de la sexualidad pervertida, y potestades que estan a cargo de esta área de maldad, son los segundos más poderosos de la jerarquía de las tinieblas. Por lo tanto es necesario reiterar que la ayuda de nuestro Señor Jesucristo es imperativa. ¡Desde ahora ya sabes por qué te es tan difícil salir de esta atadura

Himnos Adventista en nueva version 2

Hace tiempo les publiqué un archivo de Música Cristiana Adventista que podía descargar gratuitamente los cuales correspondían a Himnos Adventistas, a muchos les encantó, el problema era que los había subido en calidad un poco baja, mas como les gusto la han descargado demasiado, pues bien, en esta ocasión les presento Himnos Adventista en nueva versión 2, el cual es una gran recopilacion de himnos como Ama el Pastor sus ovejas y muchos mas, incluso agregue himnos de Culto Divino para que les sea mas de su agrado.

Se preguntaran ¿Porque hace eso?, simple, siempre le he dicho me gusta ayudar a los hermanos sin pedir nada a cambio, mas en esta ocasión quiero hablar un poco de Música Adventista referente a la Música Evangelica.

En un inicio (Siglo XVIII) no había mucha diferencia entre nuestra Música y la suya, incluso muchos de nuestros himnos pertenecen a evangelicos, mas eso no es una escusa para decir si fue así en un inicio, puede serlo hoy también, ¿Porque? - Lo tiempos cambian, los instrumentos, la batería, en realidad no ataco a ningún autor de música cristiana evangelica pues creo que el Señor los usa de forma extraordinaria, mas el problema radica en si en la música, no en la letra, la letra es hermosa, elevadora, inspiradora, pero los instrumentos le dar ritmo romántico, a veces un poco pegajoso, incluso rítmico he ahí el problema.

No quiero caerles pesado, mas creo firmemente que deberíamos empezar a tener una identidad propia.




Ministerio Full Adventistas

Hace año y medio que nos iniciamos, solo con Música Adventista ,ahora puedes gozar de 135 archivos de Música netamente Adventista,   con el tiempo las necesidades espirituales de nuestros visitantes y la mía también me hizo pensar en  dotar al blog de Escuela Sabática la cual cuenta con Audio, Power Point, Comentario para la Escuela Sabática, Libro Complementario, Bosquejo y así fuimos creciendo para poder brindarte toda la ayuda espiritual que puedas necesitar, creamos también la opción de Películas y Vídeos, Creacionismo, Sermones (Salud, Familia, Profecías, Santuario, Artículos), Programas para Jóvenes Adventistas (J.A.).

Podemos decir que el Señor nos ha bendecido con tiempo y ganas de hacer este trabajo de forma gratuita, todo con el único objetivo de ayudarte en tu vida espiritual.

Se ha creado un Vídeo promocional para Full Adventistas, el cual si tienes un sitio web puedes incrustarlo en tu sitio web, blog, foro, también puedes descargar desde YouTube con cualquier programa que tengas y pasarlo en tu Iglesia.

Full Adventistas




El ritmo de la vida

Al respetarlo, gozamos de mejor salud y bienestar.
No hay duda de que vivimos en un mundo vertiginoso. Las exigencias laborales y personales nos han empujado a correr de aquí para allá, tratando de coordinar horarios, satisfacer agendas recargadas y cumplir con compromisos familiares.
     Más allá de las consecuencias obvias relacionadas con el estrés y los cambios de humor, el cuerpo es el que termina pagando la cuenta. Los médicos informan un creciente número de casos de agotamiento físico e insomnio, que desencadenan otras enfermedades más serias, como afecciones cardíacas, diabetes o, incluso, cáncer. “Quemar la vela por las dos puntas” termina siendo una metáfora de la vida alocada que llevamos. ¿Cómo evitar que el tiempo y la salud se nos escurran como arena entre los dedos?
     La clave está en no permitir que las circunstancias externas nos marquen el ritmo, y así podremos comenzar a respetar los ritmos internos de la vida. Una de las características más notables de los seres vivos es que están sujetos a biorritmos; es decir, a oscilaciones periódicas de sus funciones vitales. Cada día se producen oscilaciones rítmicas, como la que rige nuestros períodos de sueño/vigilia o la secreción de hormonas como los corticoides, que alcanzan su máximo a las diez de la mañana.
     Pero, además de estos biorritmos circadianos, hay otro más extenso. El Dr. Franz Halberg, de la Universidad de Minnesota, científico conocido como el “padre de la cronobiología”, fue el primero en acuñar el concepto de ritmo “circaseptano”, de siete días.
     Las investigaciones han descubierto diferentes condiciones en las que los humanos tienen períodos de ascensos y descensos durante este ciclo de siete días. Estos períodos incluyen el ritmo cardíaco, la presión arterial, la temperatura corporal, la temperatura en las mamas, la química y el volumen de la orina, la proporción entre dos importantes neurotransmisores como la norepinefrina y la epinefrina, y el flujo de diferentes químicos corporales como la hormona cortisol, que es la responsable del manejo del estrés. Incluso, un simple resfrío es circaseptano.
     Algunos cronobiólogos consideran que este biorritmo –el del séptimo día– puede revelar que el organismo necesita cierta pausa como un estímulo para continuar viviendo.
     Pero ¿por qué un período de siete días? El ritmo circadiano de 24 horas es más lógico, porque se guía por los fenómenos astronómicos. Para conocer las razones de este ciclo de siete días, debemos remontarnos a los orígenes del hombre. La Biblia dice que Dios creó al mundo y todo lo que en él hay en seis días y, “al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido” (Génesis 2:1).
     Dios no solo estableció este período, sino también dejó instrucciones para que el ser humano respetara este ciclo circaseptano de seis días de trabajo, descansando el séptimo día, el sábado: “Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios” (Éxodo 20:9, 10).
     Pensando en nuestra felicidad, Dios creó este ciclo de actividad y reposo, porque “el sábado se hizo para el hombre” y su bienestar, dijo Jesucristo (S. Marcos 2:27). Respetar tanto el ciclo de descanso diario como el semanal hará que renueves tus fuerzas físicas, porque Dios desea que “goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente” (3 S. Juan 1).
     Dios tiene en alta estima nuestro cuerpo: “¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo?” (1 Corintios 6:19). Por lo tanto, nos ha regalado la bendición del descanso sabático, para renovar nuestras fuerzas físicas, mentales y espirituales.
     Si cumplimos su mandato y observamos el descanso sabático, esta es la promesa: “Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas” (Isaías 40:29)

Marcos G. Blanco.

Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza

Prov. 19:18 dice:
“Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; mas no se apresure tu alma para destruirlo.”
            El texto original hebreo no menciona la posibilidad de castigar el hijo al punto de matarlo. Al contrario, el mensaje es: “castiga a tu hijo mientras hay esperanzas, porque si no lo haces serás responsable por su muerte”.

El verbo castigar, en hebreo yassér, incluye tanto la idea de instrucción como de reprensión. Mediante la instrucción tú plantas la semilla del conocimiento en la vida de tu hijo. A través de la reprensión, quitas las hierbas malas que aparecen espontáneamente.

         Enseñar es una experiencia fascinante. En las últimas vacaciones viajé acompañado de mi nietita de un año y medio. Era impresionante verla repitiendo las palabras. Los tíos trataban de enseñarle algo nuevo, y ella se mostraba ávida de aprender. Personalmente me gusta enseñar. Es como si uno se dividiera en mil pedacitos para vivir en el corazón de las otras personas.

Pero enseñar es tan solo la mitad del proceso educativo. La otra mitad, tan importante como la primera, es la reprensión, o el castigo, como lo llama la Biblia. Aquí no se habla necesariamente del castigo físico, aunque desde el punto de vista bíblico, tenga lugar en la educación. La idea del texto es llamar al niño al buen camino cuando, llevado por los instintos, se acerca peligrosamente al precipicio.
La tendencia moderna de excluir el castigo en la formación del niño es temeraria y puede ser fatal. ¿Qué harías tú si tu hijito se acercara al abismo? Dialogarías, ¿verdad? Correcto. Pero, ¿y si insiste? Continuarías dialogando. Muy bien. ¿Y si él continuara insistiendo en acercarse al precipicio? ¿Lo sacarías de allí? La vida está llena de precipicios y abismos morales, que no son solamente peligros físicos. Son peligros que tienen consecuencias eternas.

    Por tanto, no te mantengas en silencio, no falles, no dejes de cumplir con tu deber. Disciplina, instruye y reprende. Muestra el camino y llama la atención cuando sea necesario.
No es suficiente con ser padre. Tienes que disciplinar. Disciplinar es amar. Corregir es ser responsable. En esa tarea tú no estás solo. El Dios que te dio a tus hijos como un regalo de amor, sabrá orientarte en la educación de los mismos.

Que Dios te bendiga, y recuerda: “Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; mas no se apresure tu alma para destruirlo”.
 
Alejandro Bullón

¿Oracion de rodillas?

INTRODUCCIÓN
El pueblo de Dios practica la oración, pero se da el caso que, primero se ora poco; segundo, se ora de pie (parados) y tercero, se ora de rodillas. Frente a esta realidad, existen dudas de si orar de pie u orar de rodillas. El caso es que debemos orar para recibir las bendiciones de Dios. “Nuestro Padre celestial está esperando para derramar sobre nosotros la plenitud de sus bendiciones. Es privilegio nuestro beber abundantemente en la fuente de amor infinito. ¡Qué extraño que oremos tan poco! Dios está pronto y dispuesto a oír la oración sincera del más humilde de sus hijos…”[1].
“He recibido cartas en las que se me preguntaba acerca de la actitud que debía adoptar una persona que ofrecía una oración al Soberano del universo…”[2]
La Palabra de Dios dice “Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; derramad delante de él vuestro corazón”(Sal. 62: 8), ¿Qué significa “derramad delante de él vuestro corazón”? ¿Puede ser esto posible cuando se ora de pie o cuando se ora de rodillas? Hay denominaciones religiosas que no se arrodillan para orar, pero la Iglesia Adventista del Séptimo Día sí dobla las rodillas para orar.

QUÉ ES LA ORACIÓN
Etimológicamente:
Del griego “dé'sis”, que significa "súplica", "oración". Usualmente indica una oración que pide un beneficio especial (Lc. 1:13; Ro. 10:1; Fil. 1:19; etc.). Supone que existe una relación correcta entre el suplicante y su Creador, o que debe restaurarse dicha relación.
Del griego “proseuje”, que significa "oración", "intercesión". Es la oración con sentido más general (Mt. 21:13; Lc. 6:12; Hch, 1:14; Ef.1:16; 1 P. 3:7; etc.).
Según Elena G. de White:
“La oración es el canal que conduce hasta el trono de Dios nuestra gratitud y los ardientes deseos de nuestra alma por recibir la bendición divina, y que nos llega en retribución como la lluvia refrescante de la gracia divina”[3].

“La oración es un alivio y un consuelo para el alma perturbada...”[4].
“Orar es el acto de abrir nuestro corazón a Dios como a un amigo. No es que se necesite esto para que Dios sepa lo que somos, sino a fin de capacitarnos para recibirlo. La oración no baja a Dios hasta nosotros, antes bien nos eleva a él”[5].
“…la oración es la llave en la mano de la fe para abrir el almacén del cielo, en donde están atesorados los recursos infinitos de la Omnipotencia”[6].

CARACTERÍSTICAS DE LA VERDADERA ORACIÓN

1. Debe ser bien hecha.- “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles…” (Mat. 6: 7). Es decir, bien dicha y pronunciada, pidiendo con criterio. “La oración, si se hace de una manera apropiada, es un poder para el bien”[7].

2. Debe ser sencilla y no ostentosa.- “Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar…para ser vistos de los hombres…” (Mt. 6:5).

3. Debe ser una oración de fe.- La Palabra de Dios dice: “Acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe (Heb. 10: 22) . "Pero sin fe es imposible agradar a Dios" (Heb. 11: 6).
“No puede haber verdadera oración sin verdadera fe. La oración y la fe son los brazos por medio de los cuales el alma se abraza del amor infinito, y se toma de la mano del poder celestial… La fe es un poder activo y dinámico. La fe en Cristo, cuando comienza a manifestarse, se revela mediante la oración y la alabanza”[8]

4. Debe considerar la voluntad de Dios.- Para que la oración sea respondida es esencial que el pedido esté en armonía con la voluntad de Dios. El suplicante debería orar según el ejemplo de Cristo: "Si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye" (1 Jn. 5:14). "Pero no sea como yo quiero, sino como tú" (Mat. 26:39). "Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre… para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria…” (Efesios 3: 14, 16).
“Una oración ferviente ofrecida con corazón contrito por alguien que desea hacer la voluntad del Maestro, tiene más valor para Dios que su elocuencia...”[9].

5. Debe ser ofrecida a Dios en el nombre de Cristo.- “Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre, lo haré…” (S.Juan 14:13). “Si algo pidieres en mi nombre, yo lo haré” (S. Juan 14: 14).
Como es notorio, el arrodillarse o estar de pie al orar no es un requisito. Tal vez sí se podría entender que la persona se arrodilla para orar como señal de humildad y reverencia.

LA ORACIÓN EN PÚBLICO: DE PIE Y DE RODILLAS
El Señor había indicado que a los niños, aun desde sus primeros días, se les instruyera acerca de su bondad y grandeza, especialmente como se revelaba en su ley y en la historia de Israel. Mediante el canto, la oración y las lecciones de las Escrituras, las madres tenían que enseñar a sus hijos que la ley de Dios es una expresión de su carácter y que a medida que recibiesen en el corazón los principios de esa ley, la imagen de Dios se delinearía en la mente y en el alma[10].
El caso de Esdras.- Esdras oró de rodillas a la hora del sacrificio en público delante de toda la congregación:
"Y se me juntaron todos los que temían las palabras del Dios de Israel… y a la hora del sacrificio de la tarde me levanté de mi aflicción, y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, me postré de rodillas, y extendí mis manos a Jehová mi Dios, y dije: Dios mío, confuso y avergonzado estoy para levantar, oh Dios mío, mi rostro a ti, porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre nuestra cabeza, y nuestros delitos han crecido hasta el cielo" (Esd. 9: 5, 6).
Notamos que mucha gente se había reunido con Esdras. Todos avergonzados por su pecado. Allí, delante de todos, es decir en público, Esdras se arrodilló en público. Era un momento de culto con corazón contrito en busca de perdón delante de Dios.
El caso de Salomón.- En la ceremonia de dedicación del templo, en la primera parte, Salomón estaba de pie, bendijo a Israel y oró en tanto que toda la congregación estaba de pie:
“Y volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la congregación de Israel; y toda la congregación de Israel estaba de pie” (1 Reyes 8: 14). En ese momento Salomón comienza a orar a Dios: “Y dijo: Bendito sea Jehová, Dios de Israel…” (1 Reyes 8: 15 en adelante).
Luego, en la segunda parte de la ceremonia de dedicación, delante del altar, Salomón se arrodilló para orar, pero la congragación estaba de pie: “Luego se puso Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la congregación de Israel, y extendiendo las manos al cielo, dijo: Jehová…no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra…” (1 Reyes 8: 22, 23). “Cuando acabó Salomón de hacer a Jehová toda esta oración y súplica, se levantó de estar de rodillas delante del altar de Jehová… y puesto en pie, bendijo a toda la congregación…” (1 Reyes 8: 54, 55).
El caso de Daniel y sus amigos.- Daniel y sus amigos tenían claro que parte del culto a Dios era rendirse de rodillas ante Él en el momento de la oración.
“La actitud debida cuando se ora a Dios consiste en arrodillarse. Se requirió este acto de culto de los tres hebreos cautivos en Babilonia... Pero ese acto constituía un homenaje que debe rendirse únicamente a Dios, Soberano del mundo y Gobernante del universo; y los tres hebreos rehusaron tributar ese honor a ningún ídolo, aunque estuviera hecho de oro puro”[11].
Ahora, Daniel oraba de rodillas en sus encuentros personales y a solas con Dios: “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza. Y oré a Jehová mi Dios e hice confesión…” (Daniel 9: 3, 4). Daniel dice que oraba “en ayuno, cilicio y ceniza”. Esto se hacía cayendo de rodillas sobre la ceniza, era la costumbre en aquel entonces.
El caso de Jesús.- Jesús oraba en privado y lo hacía de rodillas: "Y él se apartó de ellos a distancia como de un tiro de piedra; y puesto de rodillas oró" (Luc. 22: 41).
Otra cita que dice que Jesús oraba de rodillas en secreto dice: “Después de que Jesús salió del agua,... fue a la orilla del Jordán y se inclinó en actitud de oración... Como el ejemplo del creyente, su humanidad sin pecado pidió ayuda y fortaleza de su Padre celestial, cuando estaba por comenzar sus labores públicas como el Mesías...”[12].
Pero Jesús también oraba de rodillas y en público, así denota la cita siguiente:
“A menudo los discípulos con los corazones quebrantados y humillados vieron a Cristo arrodillado en oración. Cuando su Señor y Salvador se levantaba de sus rodillas, ¿qué leían en su semblante y en su porte? Que estaba listo para el deber y preparado para la prueba…”[13].
Por otro lado. Jesús también oraba de pie y en público. Por ejemplo el caso de la alimentación de los cinco mil: “Entonces mandó a la gente recostarse sobre la hierba; y tomando los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, bendijo, y partió y dio los panes a los discípulos, y los discípulos a la multitud” (Mateo 14: 19). Este texto no dice que Jesús se haya arrodillado, sólo dice “levantando los ojos al cielo…”. Es en ese momento que él se comunica con su Padre.
Ahora, en la cruz Jesús oró en una posición incómoda. Oró a su Padre en esa posición imposibilitado de hacerlo de rodillas dada las circunstancias difíciles: “Y a la hora novena, Jesús clamó a gran voz…Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has desamparado?” (Marcos 15: 34).

LA ORACIÓN NO SIEMPRE DE RODILLAS SEGÚN
EL ESPÍRITU DE PROFECÍA

“No siempre podemos permanecer de rodillas en oración, pero el camino hacia el trono de misericordia está siempre abierto. Mientras nos dedicamos al trabajo activo, podemos pedirle ayuda; y Aquel que no nos engañará nos ha prometido: "Y recibiréis'. El cristiano puede y debe encontrar tiempo para orar”[14].
“Cristo insta a su pueblo que ore sin cesar. Esto no significa que debiéramos estar siempre de rodillas, sino que la oración ha de ser como el aliento del alma. Nuestros pedidos silenciosos, doquiera estemos, han de ascender a Dios…”[15]

LA ORACIÓN DE RODILLAS SEGÚN
EL ESPÍRITU DE PROFECÍA

“He recibido cartas en las que se me preguntaba acerca de la actitud que debía adoptar una persona que ofrecía una oración al Soberano del universo. ¿ De dónde han sacado nuestros hermanos la idea de que deben permanecer de pie mientras oran a Dios? A uno que se había educado por cinco años en Battle Creek se le pidió que guiara en oración antes de que la Hna. White hablara al pueblo. Pero al verlo permanecer de pie cuando sus labios estaban por abrirse para orar a Dios, experimenté la viva necesidad de reprocharlo directamente. Lo llamé por su nombre y le dije: "Arrodíllese". Esta es siempre la posición correcta.
“El hombre debe ponerse de rodillas, como un súbdito de la gracia, cuando suplica ante el estrado de la misericordia. Y puesto que recibe diariamente los dones de la mano de Dios, siempre debería tener gratitud en el corazón y expresarla en palabras de agradecimiento y alabanza por esos favores inmerecidos”[16]
“La oración sincera se apodera de la omnipotencia que nos concede la victoria. Sobre las rodillas el cristiano obtiene la fortaleza para resistir la tentación”[17].
“.. sobre vuestras rodillas rogad a Dios que ilumine vuestra mente…”[18].
“Vivíd en armonía con cada nuevo rayo de luz que recibís… Pedid de rodillas a Cristo que el Espíritu Santo obre en vuestro corazón para que no os alejéis de su ley”[19].

CONSEJO PARA LOS MINISTROS DE DIOS“Quisiera poder inculcar en cada obrero de la causa de Dios la gran necesidad de orar continua y fervientemente. No pueden estar constantemente de rodillas, pero pueden elevar su corazón a Dios. Así es como Enoc andaba con Dios…”[20].
“El quiere obreros de oración y fieles, que siembren junto a todas las aguas… pero los que no hagan nada para Jesús perderán finalmente su recompensa. Sus manos débiles no podrán aferrarse del Poderoso, sus rodillas flojas no podrán soportarlos en el día de la adversidad”[21].
¡Oh, cuánto deseo que dediquemos más tiempo a permanecer sobre nuestra rodillas, y menos a planificar por nosotros mismos y a pensar que podemos hacer grandes cosas (Matinal “Cada día con Dios”, p. 278. 25 de Setiembre).

RESUMEN
Vivimos realmente en tiempos peligrosos. Los adventistas profesan ser el pueblo de Dios que guarda los mandamientos, pero están perdiendo su espíritu de devoción. El espíritu de reverencia a Dios enseña a los hombres cómo deben aproximarse a su Hacedor: con santidad y respeto mediante la fe, no en sí mismos, sino en un Mediador. Así es como el hombre se mantiene seguro bajo cualquier circunstancia en que se lo coloque. El hombre debe ponerse de rodillas, como un súbdito de la gracia, cuando suplica ante el estrado de la misericordia. Y puesto que recibe diariamente los dones de la mano de Dios, siempre debería tener gratitud en el corazón y expresarla en palabras de agradecimiento y alabanza por esos favores inmerecidos.
“La oración se aferra de la Omnipotencia y nos da la victoria. El cristiano obtiene de rodillas la fortaleza para resistir la tentación . . . La oración del alma, silenciosa y ferviente, se eleva como santo incienso hacia el trono de la gracia, y será tan aceptable a Dios como si hubiera sido ofrecida en el santuario. Para todos los que lo buscan de este modo, Cristo llega a ser una ayuda efectiva en tiempo de necesidad. Serán fuertes en el día de la prueba”[22].
“En estos tiempos peligrosos, los que profesan ser el pueblo de Dios que observa sus mandamientos, deberían guardarse de la tendencia a perder su espíritu de reverencia y santo temor. Las Escrituras enseñan a los hombres cómo acercarse a su Creador: con humildad y reverencia, por medio de la fe en el divino Mediador. Que el hombre se aproxime dobladas las rodillas, como un súbdito de la gracia, un suplicante que comparece ante el trono de la misericordia. De ese modo dará testimonio de que toda su alma, todo su cuerpo y todo su espíritu están sujetos al Creador.
Tanto en público como en nuestro culto privado tenemos el deber * de doblar nuestras rodillas ante Dios cuando le ofrecemos nuestras peticiones. Jesús, nuestro ejemplo, "se arrodilló y oró". Y también se dice de sus discípulos, "se arrodillaron y oraron". Pablo declara: "Doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo" (Efe. 3: 14). Al confesar delante de Dios los pecados de Israel, Esdras se arrodilló. Daniel "se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios" (Dan. 6: 10). Y la invitación del salmista es: "Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor"” (Sal. 95: 6.) (La maravillosa Gracia, p. 92).

CONCLUSIONES
“Tanto en el culto público como en el privado, nuestro deber consiste en arrodillarnos delante de Dios cuando le ofrecemos nuestras peticiones. Este acto muestra nuestra dependencia de él”[23].
“Y cuando os reunís para adorar a Dios, cuidad de arrodillaros delante de él. Demostrad por medio de este acto que vuestra alma, vuestro cuerpo y vuestro espíritu están por entero sometidos al Espíritu de verdad”[24].
“Como María, necesitamos sentarnos a los pies de Jesús para aprender de él… Las realizaciones cristianas superiores pueden lograrse únicamente pasando mucho tiempo sobre nuestras rodillas en sincera oración...”[25].

“Los que desean vencer deben esforzar al máximo cada facultad de su ser. Deben angustiarse sobre sus rodillas ante Dios, en procura del poder divino”[26].
La oración puede ser de pie o también de rodillas. Si es de pie de todas maneras será con corazón contrito y humildad de delante de Dios. De rodillas, como indicando sumisión ante la grandeza de Dios.
"Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor" (Sal. 95: 6).

Por
Pr. Elder Sotomayor Yauri


Referencias bibliográficas
[1]Elena G. de White. El camino a Cristo (Buenos Aires: ACES, 2004), 94.
[2]Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[3]Elena G. de White. “Cada día con Dios”. Matinal (Buenos Aires:ACES, 25 de Setiembre), 278.
[4]Elena G. de White. Dios nos cuida”. Matinal (Buenos Aires: ACES, 25 Setiembre), 278.
[5]Elena G. de White. El camino a Cristo (Buenos Aires: ACES, 2004), 93.
[6]Ibid, 95.
[7]Elena G. de White. Obreros Evangélicos (Buenos Aires: ACES, 1978), 92.
[8]Elena G. de White. Cada Día con Dios. Matinal (Buenos Aires: ACES, 2 Noviembre), 316.
[9]Elena G. de White. A fin de conocerle. Matinal (Buenos Aires: ACES, Martes 21 de Setiembre),
[10]Elena G. de White. Conducción del Niño (Buenos Aires: ACES, 1989), 31.
[11] Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[12]Review and Herald, (EE.UU: 1873),
[13]Elena G. de White. En Lugares Celestiales. Matinal (Buenos Aire: ACES, 10 Marzo), 77.
[14]Elena G. de White. Consejos Sobre la Salud (Buenos Aires: ACES,1998), 421.
[15]Elena G. de White. A fin de conocerle. Matinal (Buenos Aires:ACES, Sábado 13 de Marzo), 81.
[16]Elena G. de White. Mensajes Selectos. T.2 (Buenos Aires: ACES, 2002), 364.
[17]Review and Herald (EE.UU: 1912),
[18]Elena G. de White. Consejos sobre la Obra de la Escuela Sabática (Buenos Aires: ACES, 1980), 25.
[19]Elena G. de White. El Evangelismo (Buenos Aires: ACES,1980), 181.
[20]Elena de White. Joyas de los Testimonios (Buenos Aires: ACES, 1978), 238.
[21]Elena G. de White. Testimonios Selectos, T. 3 (EE.UU: ACES, 1977), 242.
[22]Elena G. de White. Testimonios. T. 4 (EE.UU: Pacific Press, 1977), 616.
[23]Elena G. de White. Mensajes Selectos, T. 2 ( ), 361.
[24]Ibid, 364.
[25]Elena G. de White. A fin de conocerle (Buenos Aires: ACES, 11 Diciembre ), 354.

[26]Elena G. de White. Mensajes selectos. T. 1 (EE.UU: Pacific Press, 1980), 479.

Qué Predicar y qué no Predicar

Mensajes selectos, t. 1, pp. 182, 183
19. Qué Predicar y qué no Predicar

Aparezca Cristo
EL OBJETO de todo ministerio es mantener oculto el yo y hacer que aparezca Cristo. La exaltación de Cristo es la gran verdad que han de revelar todos los que trabajan en palabra y doctrina (Manuscrito 109, 1897).
Los que trabajan en la causa de la verdad debieran presentar la justicia de Cristo, no como una luz nueva, sino como una luz preciosa que por un tiempo ha sido perdida de vista por la gente. Hemos de aceptar a Cristo como a nuestro Salvador personal, y él nos imputa la justicia de Dios en Cristo. Repitamos y destaquemos la verdad que ha descrito Juan: "En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados" (1 Juan 4: 10) .
En el amor de Dios se ha manifestado la más maravillosa veta de verdad preciosa, y se exponen delante de la iglesia y del mundo los tesoros de la gracia de Cristo. .. Qué amor es éste, qué maravilloso, insondable amor que indujo a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores. Cuánto pierde el alma que entiende las vigorosas demandas de la ley y que, sin embargo, no llega a comprender la sobreabundante gracia de Cristo.
Es cierto que la ley de Dios revela el amor de Dios cuando es predicado como la verdad en Jesús, pues el don de Cristo para este mundo culpable debe tratarse extensamente en cada discurso. No es de admirar que los corazones no hayan sido conmovidos por la verdad, cuando ésta se ha presentado de una manera fría y sin vida. No es de admirar que haya vacilado la fe en las promesas de Dios cuando los ministros y obreros han dejado de presentar a Jesús en relación con la ley de Dios. Con cuánta frecuencia debieran haber asegurado a los presentes que "el que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?" (Rom. 8:32).
Satanás está determinado a que los hombres no vean el amor de Dios que lo indujo a dar a su Unigénito para salvar a la raza perdida, pues es la bondad de Dios la que guía a los hombres al arrepentimiento. ¿Cómo tendremos éxito en presentar delante del mundo el profundo y precioso amor de Dios? En ninguna otra forma podremos abarcarlo, a menos que exclamemos: "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios" (1 Juan 3: 1). Digamos a los pecadores: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Juan 1: 29). Presentando a Jesús como el representante del Padre, podremos despejar la sombra que Satanás ha proyectado sobre nuestro sendero a fin de que no veamos la misericordia y el inexpresable amor de Dios como se manifiestan en Jesucristo. Mirad a la luz del Calvario. Es una promesa permanente del ilimitado amor, de la infinita misericordia del Padre celestial (Manuscrito 154, 1897).

El Espíritu Santo

Cristo, el gran Maestro, tuvo una infinita variedad de temas para elegir, pero del que más se ocupó fue de la dádiva del Espíritu Santo. Cuán grandes cosas predijo para  la iglesia debido a ese don. Sin embargo ¿cuál es el tema que menos se trata ahora? ¿Qué promesa es la que menos se cumple ? Ocasionalmente se da un discurso sobre el Espíritu Santo, y luego se deja el tema para una consideración posterior (Manuscrito 20, 1891).

Enseñad los pasos de la conversión

Los ministros necesitan usar una forma más clara y sencilla para presentar la verdad como es en Jesús. Su propia mente necesita comprender más plenamente el gran plan de la salvación. Entonces podrán apartar las mentes de sus oyentes de las cosas terrenales a las espirituales y eternas. Hay muchos que desean saber qué deben hacer para ser salvos. Necesitan una sencilla y clara explicación de los pasos requeridos en la conversión, y no debiera presentarse un sermón a menos que se trate una parte de lo que especialmente aclara el camino para que los pecadores puedan ir a Cristo y ser salvos. Como lo hizo Juan, debieran señalar a Cristo y con sencillez conmovedora, con sus corazones encendidos con el amor de Cristo, debieran decir: "He aquí el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo". Debieran extenderse vigorosas y fervientes exhortaciones para que se arrepientan y conviertan los pecadores, los que descuidan esta parte de la obra, necesitan convertirse ellos mismos antes de aventurarse a dar un discurso. Aquellos cuyo corazón está lleno del amor de Jesús, con las preciosas verdades de su Palabra, podrán sacar de la tesorería de Dios cosas nuevas y viejas. No encontrarán tiempo para relatar anécdotas; no se esforzarán por llegar a ser oradores que se remonten tan alto que no puedan llevar a la gente consigo, sino que en lenguaje sencillo, con fervor conmovedor, presentarán la verdad tal como es en Jesús (The Review and Herald, 22 de febrero de 1887).

Reavivamiento de las antiguas verdades adventistas
Hay una obra de sagrada importancia que deben hacer los ministros y los hermanos. Han de estudiar la historia de la causa y del pueblo de Dios. No han de olvidar la forma en que en lo pasado Dios trató a su pueblo. Han de revivir y relatar las verdades que han llegado a parecer de poco valor para los que no conocen por experiencia personal el poder y el brillo que las acompañaron cuando por primera vez fueron vistas y entendidas. Han de darse al mundo esas verdades en toda su frescura y poder originales (Manuscrito 22, 1890).

El ministerio de los ángeles

Los ángeles buenos y malos luchan por cada hombre. El hombre mismo es el que determina quién ganará. Exhorto a los ministros de Cristo a que con la verdad de la ministración de los ángeles impresionen el entendimiento de todos los que lleguen a estar al alcance de su voz. No se ocupen de especulaciones fantásticas. Nuestra única seguridad es la Palabra escrita. Debemos orar como lo hizo Daniel para que seamos protegidos por las inteligencias celestiales (Carta 201, 1899).

Sermones argumentativos

Los muchos sermones argumentativos rara vez enternecen y subyugan el alma... Cada mensajero de la verdad debiera tener la preocupación de hacer resaltar la plenitud de Cristo. Cuando no se presenta el don gratuito de la justicia de Cristo, los discursos son secos y faltos de espíritu; no se alimentan las ovejas y corderos. Dijo Pablo: "Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder" (1 Cor. 2: 4). Hay médula y grosura en el Evangelio. Jesús es el centro viviente de todo. Ponga a  Cristo en cada sermón. Sean tratadas la preciosa misericordia y la gloria de Jesucristo, porque el Cristo interior es la esperanza de gloria (Carta 15, 1892)

Preséntese la verdad con humildad

Sed mensajeros fieles. No estéis ansiosos por oír y aceptar nuevas teorías, pues con frecuencia ellas son de tal naturaleza que no deberían ser nunca presentadas delante de ninguna congregación. No habléis palabras jactanciosas que exalten al yo. Brote la Palabra de Dios de labios que están santificados por la verdad. Cada ministro debe predicar la verdad como es en Jesús. Debiera estar seguro de lo que afirma y debiera manejar la Palabra de Dios bajo la dirección del Espíritu de Dios. Mis hermanos, caminad y trabajad cuidadosamente delante de Dios para que ninguna alma sea inducida al engaño por vuestro ejemplo. Mejor os hubiera sido no haber nacido nunca que descarriar a una sola alma.
Los que profesan ser siervos de Dios necesitan obrar diligentemente para obtener de aquella vida donde no pueden entrar el pecado, la enfermedad y el dolor. Deben instar a tiempo y fuera de tiempo. Dios necesita reformadores que pronuncien mensajes vigorosos y elevadores desde nuestros púlpitos. Cuando los hombres presentan sus propias palabras en su propia fuerza, en vez de predicar la Palabra de Dios con el poder del Espíritu, quedan dolidos y ofendidos cuando sus palabras no son recibidas con entusiasmo. Es entonces cuando son tentados a pronunciar palabras que despertarán un espíritu de amargura y oposición en sus oyentes. Mis hermanos, sed prudentes. Tales palabras no han de salir de los labios de los embajadores de Cristo. Los labios santificados hablarán palabras que reformen pero que no exasperen. La verdad se ha de presentar en la mansedumbre y el amor de Cristo (Carta 348, 1907).

Un artificio del enemigo

Hemos de orar en procura de instrucción divina, pero al mismo tiempo debiéramos ser cuidadosos en cuanto a la forma de recibir todo lo que es llamado nueva luz. Debemos estar alerta, no sea que bajo la apariencia de escudriñar en procura de nueva luz, Satanás aparte nuestra mente de Cristo y de las verdades especiales para este tiempo. Se me ha mostrado que el artificio del enemigo es orientar las mentes para que se ocupen de algún punto oscuro o sin importancia, algo que no está plenamente revelado o que no es esencial para nuestra salvación. Esto se convierte en el tema absorbente, la "verdad presente", cuando todas sus investigaciones y suposiciones tan sólo sirven para oscurecer las cosas más que antes y para confundir la mente de algunos que debieran estar procurando la unidad por medio de la santificación de la verdad (Carta 7, 1891).

Suposiciones y conjeturas humanas

Nadie presente bellas sofisterías científicas para adormecer al pueblo de Dios. No revistáis la solemne y sagrada verdad para este tiempo con una vestimenta fantástica de sabiduría humana. Los que han estado haciendo esto, deténganse y clamen a Dios para salvar sus almas de las fábulas engañosas.
La energía viviente del Espíritu Santo es la que conmoverá los corazones, no las teorías agradables y engañosas. Las afirmaciones fantásticas no son el pan de vida. No pueden salvar al alma del pecado. Cristo fue enviado del cielo para redimir a la humanidad. Enseñó las doctrinas que Dios le dio para enseñar. Las verdades que proclamó, como se encuentran en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, debemos proclamarlas hoy como el mensaje del Dios viviente.
Los que desean el pan de vida, vayan a las Escrituras,  no a las enseñanzas de hombres finitos y falibles. Dad a la gente el pan de vida que Cristo vino a traernos del cielo. No mezcléis con vuestras enseñanzas suposiciones humanas y conjeturas. Ojalá todos supieran cuánto necesitan comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios: hacer de sus palabras una parte de sus vidas ( Manuscrito 44, 904).

Nuestra fe establecida sobre la verdad

Anhelo diariamente poder cumplir un doble deber. Le he estado rogando al Señor que me dé vigor y sabiduría para reproducir los escritos de los testigos que fueron confirmados en la fe en los primeros tiempos del mensaje. Después de que pasó el tiempo en 1844, recibieron la luz y caminaron en la luz; y cuando se presentaron hombres que pretendían tener nueva luz, con sus maravillosos mensajes acerca de varios puntos de las Escrituras) nosotros, por la operación del Espíritu Santo, teníamos testimonios precisos y apropiados, que anularon la influencia de tales mensajes, tales como el que el pastor G estuvo ocupado en presentar.* Este pobre hombre ha estado trabajando decididamente en contra de la verdad que ha confirmado el Espíritu Santo.
Cuando el poder de Dios testifica en cuanto a lo que es verdad, esa verdad ha de mantenerse para siempre. No se ha de dar cabida a ninguna suposición posterior contraria a la luz que Dios ha dado. Se levantarán hombres con interpretaciones de las Escrituras que son verdad para ellos, pero que no son verdad. La verdad para este tiempo nos ha sido dada por Dios como un fundamento para nuestra fe. El mismo nos ha enseñado lo que es verdad. Se levantará uno, y después otro, con nueva luz que contradiga la luz que Dios ha dado mediante la demostración de su Espíritu Santo. Todavía están vivos unos pocos que pasaron por la experiencia ganada en el establecimiento de esta verdad. Bondadosamente Dios ha preservado sus vidas para que repitan y repitan hasta el fin de sus días la experiencia por la cual pasaron, así como el apóstol Juan lo hizo hasta el fin de su vida. Y los portaestandartes que han caído en la muerte han de hablar a través de la reimpresión de sus escritos. Se me ha instruido que así han de ser oídas sus voces. Han de dar testimonio de lo que constituye la verdad para este tiempo. No hemos de recibir las palabras de los que vienen con un mensaje que contradice los puntos especiales de nuestra fe. Reúnen un montón de versículos y los amontonan como una prueba en torno de las teorías que afirman. Esto ha sido hecho vez tras vez durante los últimos cincuenta años. Y al paso que las Escrituras son la Palabra de Dios y han de ser respetadas, es un gran error la aplicación de ellas, si tal aplicación mueve un puntal del fundamento que Dios ha sostenido durante estos cincuenta años. El que hace tal aplicación no conoce la maravillosa demostración del Espíritu Santo que dio poder y fuerza a los mensajes pasados que han venido al pueblo de Dios.
Las pruebas del pastor G no son dignas de confianza. Si se las recibiera, destruirían la fe del pueblo de Dios en la verdad que nos ha hecho lo que somos.
Debemos ser decididos en este asunto, pues no son correctos los puntos que él trata de probar mediante las Escrituras. No prueban que la experiencia pasada del pueblo de Dios fue un engaño. Tuvimos la verdad; fuimos dirigidos por los ángeles de Dios. Bajo la dirección del Espíritu Santo fue dada la presentación del tema del santuario. Los que no participaron en los lineamientos de nuestra fe se mostrarán elocuentes en guardar silencio. Dios  nunca se contradice. Las pruebas bíblicas están mal aplicadas si se las fuerza para testificar de lo que no es verdadero. Se levantarán otro y otro más y presentarán lo que pretendan que es gran luz y expondrán sus declaraciones. Pero nos mantenemos fieles a los hitos antiguos. [Se cita 1 Juan 1: 1- 10.]
Se me instruyó a decir que podemos usar estas palabras como apropiadas para este tiempo, pues ha llegado el tiempo cuando debe darse al pecado el nombre que le corresponde. Estamos estorbados en nuestra obra por hombres que no están convertidos, que procuran su propia gloria. Les agrada que se piense que son originadores de nuevas teorías que presentan pretendiendo que son verdad. Pero si se reciben estas teorías, inducirán a la negación de la verdad que durante los últimos cincuenta años Dios ha dado a su pueblo, corroborándola con la demostración del Espíritu Santo (Carta 329, 1905).

Las verdades que han sido reveladas

"Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad". Aprende a tomar las verdades que han sido reveladas y a usarlas de tal forma que sean alimento para la grey de Dios.
Nos encontraremos con aquellos que dejan que su mente divague en especulaciones ociosas acerca de cosas de las que no se dice nada en la Palabra de Dios. Dios ha hablado en lenguaje clarísimo acerca de cada tema que afecta la salvación del alma. Pero desea que evitemos toda forma de soñar despiertos, y dice: Ve hoy a trabajar en mi viña. Viene la noche cuando nadie puede obrar. Abandonemos toda curiosidad ociosa; velemos, obremos y oremos. Estudiemos las verdades que han sido reveladas. Cristo desea destruir todos los ensueños vacíos y nos señala los campos maduros para la cosecha. A menos que trabajemos fervientemente,  la eternidad nos abrumará con su peso de responsabilidad . . .
En los días de los apóstoles, se presentaban como verdad las herejías más necias. La historia ha sido así, y se repetirá. Siempre habrá quienes, aunque aparentemente son concienzudos, se aferrarán de la sombra prefiriéndola a la sustancia. Toman el error en lugar de la verdad, porque el error está revestido de una nueva vestimenta que les parece que cubre algo maravilloso. Pero quítese la cubierta, y nada aparece dentro ( The Review and Herald, de febrero de 1901).

Cuestiones de importancia eterna

Ocúpese de las lecciones de las que se ocupó Cristo. Preséntelas a la gente como él las presentaba. Ocúpese de las cuestiones que conciernen a nuestro bienestar eterno. Cualquier cosa que el enemigo pueda idear para apartar la mente de la Palabra de Dios, cualquier cosa nueva y extraña que pueda originar para crear diversidad de opiniones, la introducirá como algo maravillosamente importante. Pero aquellas cosas que no podemos comprender claramente no tienen para nosotros ni una décima parte de la importancia de las verdades de la Palabra de Dios que podemos comprender claramente y emplear en nuestra vida diaria. Hemos de enseñar a la gente las lecciones que Cristo incluyó en sus enseñanzas de las Escrituras del Antiguo Testamento. El lenguaje de la verdad divina es sumamente claro (Carta 16, 1903).

Puntos innecesarios para la fe

Se debate acerca de muchas cuestiones que no son necesarias para la perfección de la fe. No tenemos tiempo para su estudio. Muchas cosas están por encima de la comprensión finita. Se han de recibir verdades que no están dentro del alcance de nuestra razón y que no son para que las expliquemos. La revelación nos las presenta para ser recibidas sin reservas, como las palabras de un Dios infinito. Si bien es cierto que todo hábil investigador ha de deducir la verdad como es en Jesús, hay cosas que todavía no están simplificadas, declaraciones que las mentes humanas no pueden comprender y deducir sin exponerse a hacer cálculos y explicaciones de origen humano que no resultarán en sabor de vida para vida.
Pero cada verdad que nos es esencial para emplearla en nuestra vida práctica, que concierne a la salvación del alma, se presenta muy clara y positivamente (Carta 8, 1895).

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.