BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Pertenece a nuestro Staff de Editores

Queridos amigos y hermanos que el Señor bendiga su vida espiritual, el presente es para hacer una invitacion a todos los que nos visitan, con el objetivo de crear un staff de Full Adventistas, a que se dedicaran, pues simple serán escritores para Full Adventistas, que estarán apoyando con artículos para nuestro sitio y por ende a los visitantes.
La invitacion es para todos, pero en forma especial a Profesionales de: Salud, Psicólogos, Pastores, Editores de Vídeo, y otra profesión que pueda ser de ayuda para nuestros hermanos. necesitamos a hermanos que puedan escribir y que permitan que sus escritos se publiquen en nuestro Ministerio.

Como editor nos ayudara en las  Áreas de Música, Escuela Sabática, Hogar Cristiano, Psicología, y sus artículos serán de bendición para todos nuestros hermanos, así que desida y sea parte de este Plan que es guiado por el Señor

Si deseas colaborar en nuestro ministerio puedes escribirnos a ministeriofulladventistas@gmail.com o contactarnos por este servicio, también puedes escribirme o agregarme a cristhian_amayap@hotmail.com .

Juntos recibamos nuestro segundo aniversario.

Att. Cristhian

Desequilibrio fatal: Falta de indentidad

Nunca antes los Adventistas habían tenido mayores razones que ahora para regocijarse en los mensajes de los tres ángeles, ni para creer y confiar en su cumplimiento. Las palabras de Cristo: “levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca” (Luc. 21:28), resuenan con una pertinencia hasta que ahora desconocíamos. Únicamente las personas afectadas de rigor mortis espiritual pueden pasar por alto la celebridad con la cual están desarrollándose las escenas finales. Los eventos anunciados en El conflicto de los Siglos ya no pertenecen únicamente al futuro, son para hoy.
Durante años los adventistas se habían preguntado “¿Cómo pueden cumplirse las profecías relativas a las escenas del ultimo tiempo, mientras el mundo siga haciéndole frente a un comunismo militante y armado hasta los dientes?” Para algunos la hoz y el martillo (acerca de las cuales las páginas proféticas parecen guardar silencio) golpearon y cercenaron su confianza en el mensaje de la Iglesia para los últimos días. Los escépticos de nuestro pueblo cuestionaron los escritos de Elena de White por “fastidiar” a los católicos. Cuando todo el mundo podía darse cuenta que el enemigo no era el papa sino el comunismo. Ahora sin embargo, el comunismo ha quedado panza arriba, y, mientras la Iglesia Católica se fortalece alimentándose de sus restos y su influencia crece día a día, los escépticos muerden el polvo.
“El Catolicismo – escribió Elena de White – esta ganando terrenos en todas direcciones”. Aunque estas palabras no presentan los detalles, identifican las tendencias. La Iglesia Católica ha estado alcanzando un poder y una influencia que había ejercido desde los días cuando los “santos padres “podían quemar impunemente a sus enemigos en la hoguera. “En la actualidad el prestigio del papa es muy elevado – escribe el ex jesuita Peter de Rosa -. En estos tiempos los pontífices han alcanzado fama universal. Los acontecimientos históricos en que intervienen y la inmediatez de su difusión han contribuido a hacer de ellos los “portavoces de la religión”.
En Estados Unidos de Norteamérica, la iglesia Católica ha logrado avances políticos tan impresionantes que en un periódico católico conservador llego a decir que estamos asistiendo al “inicio de la era católica en la historia norteamericana•. Hace más de un siglo Elena de White advirtió acerca de que los protestantes “están abriendo la puerta para que el papado recobre en la América protestante la supremacía que perdió en el viejo mundo”. ¿Qué habría dicho hoy?
Mientras tanto, la Nueva Ala Derecha Cristiana “se ha convertido en parte del establecimiento político. Ahora que se ha atrincherado firmemente el sistema político, se ha vuelto menos visible que antes y mientras menos visible mas peligrosa. Amenazar con la ira de Dios a todos lo que no apoyen con su voto la posición “bíblica” en todas las cosas – desde la Guerra de las Galaxias hasta la ayuda para los Contras – ya no es popular en Norteamérica de este siglo. Percatándose de ello, la Nueva Derecha ha adoptado de propósito tácticas más prudentes y menos obvias, especialmente a niveles municipales y estatales. “Los cristianos conservadores que recién aparecen están exigiendo que se les permita ejercer una verdadera influencia política – escribe Rob Gurwitt – Y aunque la mayoría de los medios nacionales de comunicación no parecen haberse percatado de ellos, han comenzado a esgrimirla”.
Los Norteamericanos ya no pueden confiar en la Corte Suprema de Justicia para que proteja sus libertades religiosas, como lo hacia antes. Apartándose radicalmente de decisiones previas que salvaguardaban los derechos religiosos de las minorías, la Corte Suprema sostuvo, en un voto de 6 contra 3, el desempleo de varios indios aragoneses que había usado peyote durante una ceremonia religiosa. Admitiendo que la nueva decisión “colocara en desventaja aquellas practicas religiosas no muy populares” – el juez afirmo que – la consecuencia inevitable del gobierno democrático debe preferirse a un sistema en el cual cada conciencia es ley”. En otras palabras, si la practica de tu religión entra en conflicto con las necesidades de la mayoría, ya no puedes esperar que la Suprema Corte se incline a proteger tus derechos.
Paso a paso, años tras año el contenido de El conflicto de los Siglos y Apocalipsis 13 desfila ante nuestros ojos dando significado de los sucesos políticos y religiosos que observamos, Dios ha derramado sobre su pueblo una luz que el mundo es incapaz de comprender y a medida que los acontecimientos se producen tenemos mayores razones que nunca antes para y vivir esta verdad.
No obstante, el adventismo para hoy por una crisis. En una hora cuando deberíamos proclamar nuestro mensaje desde los tejados de las casas, nos estamos escondiendo en los sótanos. Muchos desconocen porque son Adventistas, cuales son sus creencias y por que las creen, miles no devuelven sus diezmos y no asisten a la Iglesia y muchos – particularmente jóvenes- se están separando de ella. Los cultos de adoración que debería caracterizase por su entusiasmo, poder y espiritualidad, a menudo son tan desabridos que llamarlos “tibios” seria hacerles un cumplido. El Adventismo de hoy pasa por una crisis de identidad (sino pregúntese porque cantamos música evangélica), crisis teológica, y una crisis espiritual. ¿Y cual es el resultado? Una serie de cuestionamientos cruciales para la Iglesia. Si ni siquiera sabemos quienes somos, ¿para que esforzarnos por traer a otros a nuestras filas? Si no somos capaces de definir lo que creemos ¿con que fin enseñamos a otros? Si nos vemos desprovistos de poder espiritual ¿a quien atraeremos? ¿Cómo podemos esperar que proclamemos un mensaje al mundo, si ni siquiera estamos seguros de cual es ese mensaje? Hablamos de recibir la lluvia tardía, pero es más probable que caiga una tormenta de nieve en la Meca en junio que la lluvia descienda sobre nosotros.
Diversas teorías se han ofrecido, tanto de la derecha como de la izquierda, para explicar nuestro malestar. La televisión, las madres que trabajan, teólogos liberales, prosperidad material, ordenación exclusiva de varones, iglesias de celebración, legalismo, jesuitas, y el sistema educacional; se han culpado todos estos factores y muchos mas. Sin embargo el adventismo es demasiado grande, demasiado diversificado, para que cualquiera pueda categorizar con precisión la causa de nuestro letargo espiritual. Sea cual fuera la causa, una cosa es cierta: Si no nos arrepentimos, si no nos volvemos, nuestros pecados nos destruirán.
El Señor no ha sido revelado con luz cada vez mayor. Nuestros privilegios son muchos más grandes que los del antiguo pueblo de Israel, no solo poseemos la gran luz confiada a Israel, sino que tenemos la creciente evidencia de la gran salvación que nos ha sido traída por Jesucristo.
Si el Israel antiguo sufrió severamente a causa de sus pecados ¿Qué nos acontecerá a nosotros? ¿Acaso la culpabilidad del profeso pueblo de Dios no es hoy tanto mayor que la del Israel de antaño, cuanto la luz que gozamos es superior a la de ellos?
Aunque nunca he estado más convencido de la veracidad de los mensajes de los tres ángeles, nunca había sentido un temor tan grande por la suerte de los mensajeros. Esta verdad circuiría al mundo con su gloria, aunque nosotros permanezcamos en tinieblas. Como Israel, nosotros también hemos sido hechos depositarios de la verdad, no obstante, a veces siento mas optimismo respecto de los adventistas del que Jeremías experimentaba por Jerusalén.
Aunque no existe una respuesta simple para estos problemas, mientras los adventistas no comprendamos nuestro mensaje, tampoco entenderemos nuestra identidad, misión ni propósito. Y el único modo de discernir el significado de nuestro mensajes es volviéndonos a sus fundamentos, porque nunca sabremos cual es nuestro destino mientras ignoremos de donde venimos, la esencia, la misma base del adventismo del séptimo día, ya sea que nos guste o no, que aceptemos o no es el servicio del santuario.
El asunto del santuario fue la clave que aclaro es misterio del desengaño de 1844. Revelo todo un sistema de verdades que formaban un conjuntos armoniosos y demostraban que la mano de Dios había dirigido el gran movimiento adventista y al pones de manifiesto la situación y la obra de su pueblo, le indicaba cual era su deber de allí en adelante.
A pesar de la importancia que Elena de White le dio al tema del santuario, actualmente hay una gran confusión acerca de él, y se distorsiona mucho su significado, debido a los cual andamos la deriva. La mayoría de los adventistas sabe muy poco acerca del santuario y los que están familiarizados con él ignoran sus verdaderas enseñanzas, particularmente en lo que se refiere al juicio investigador. Sin embargo al decir la sierva del Señor, el santuario “puso de manifiesto la situación y la obra de su pueblo”. No es de sorprenderse, entonces, que ignoremos cual es nuestra posición, nuestra obra o nuestro mensaje. Con razón a veces nos vemos arrastrados “por doquiera de todo viento de doctrina”(Ef. 4:14). Con razón una crisis de fe y de identidad afecta nuestras filas. ¿Cómo podría ser diferente, si el santuario – fundamento mismo de nuestra existencia como pueblo – se ha distorsionado tanto y hasta se ha perdido de vista?
El problema mas grave consiste en que nuestra presentación del santuario no es equilibrado. El sistema del santuario terrenal comprendía de dos partes sobresalientes. El sacrificio del animal (que invariablemente necesitaba un servicio sacerdotal en el departamento), y el día de la expiación (con su actividad concentrada en el segundo departamento). Hoy dentro del adventismo, algunos concentra su vista únicamente sobre el sacrifico y ministerio del primer departamento, en cambio otra prefieren enfocar su atención solo en el segundo servicio, sin embargo cualquiera de estas dos posiciones, asilada, revela un evangelio incompleto. Juntas presentan el mensaje total del ministerio de Jesucristo.

Desequilibrio fatal

Analizar los aspectos sobresalientes de la vida espiritual del cristiano y experiencia de la Salvación será una de la forma de brindar ayuda espiritual por este medio, lamentablemente ésta es la coyuntura difícil para muchos cristianos ya que muchos pensamos ser salvos sin tener vida espiritual. La salvación la recibimos de un Dios justo. Él nos provee su justicia mediante la muerte vicaria y sustitutiva de Jesús sobre la cruz como expiación por nuestros pecados y por los de todo el mundo. Este hecho es absolutamente esencial en la vida cristiana: sin él nadie puede recibir la salvación. Nunca se debe disminuir el valor de este precioso don. Tampoco se debe abusar de este don convirtiéndolo en una licencia para pecar (“solo tienes que volver al pozo vez tras vez”)
En los días del Apóstol Pablo había quienes comprendían mal y usaban equivocadamente lo que Cristo llevo a cabo en la cruz, de tal manera que distorsionaban su verdadera función en la vida cristiana. Tristemente sucede lo mismo en la actualidad. En la epístola a los Romanos Pablo declara enfáticamente que jamás deberíamos usar el maravilloso don divino de la salvación como excusa para quebrantar la Ley y sobreabundar el pecado. Bien podríamos llamar el “partido de la justificación” a los que se apoyan el uso distorsionado de la cruz, por causa del énfasis que le dan a este aspecto de la salvación.
Otros yerran por colocar el énfasis excesivo en el otro aspecto de la vida cristiana: la santificación. De aquí que también tengamos el “partido de la santificación”. Este grupo tiene a transformar la vida cristiana en una cuestión de conducta, mediante cada cual se esfuerza por merecer la aprobación divina.
Existe un posición verdadera y equilibrada de la cruz y de la obra que se cumplió en ella; lamentablemente existe un desequilibrio fatal dentro de la Iglesia Adventista y lo ha existido a través de todos los tiempos; unos piensan que en la cruz termino todo el plan de salvación cuando en realidad recién empezó, algunos piensan que solo en creer que Jesús murió por nuestros pecados nosotros estamos libre de todo pecado y que lo hagamos no tiene mas poder sobre nuestra salvación, por otro lado mucho han seguido las filas del legalismo haciendo de esta forma una Iglesia militante en vez de una iglesia triunfante, en donde tenemos que hacer lo posible para tener segura nuestra salvación. No podemos darnos el lujo de andar de un camino al otro, debemos buscar un equilibrio y la Biblia por si sola nos indica el mismísimo equilibrio que necesitamos tan desesperadamente. Dicho equilibrio se encuentra en el libro de Levítico y en el sistema de sacrificios mediante el cual recibían salvación los antiguos Israelitas. La justificación y la santificación armonizan perfectamente en el santuario y su servicio. Dios les indico a los israelitas que llevaran una vida santa en base al don de pura gracia que había provisto para ellos en el sistema se sacrificios. De este modo la justificación se constituía en la razón de ser de la santificación.
En los últimos capitulo del libro de Romanos aplica esta enseñanza a la practica de la vida cristiana. La epístola de los hebreos utiliza el mismo enfoque al presentar a Jesús como nuestro Sumo Sacerdote en el Santuario Celestial y al concluir con una explicación del modo en que nuestra fe en aquel Sumo Sacerdote se refleja en una valerosa vida espiritual cotidiana.
Equilibrio es lo que necesitamos y solo encontraremos equilibrios al estudiar el Santuario, los objetos que este contenía y el sistema de sacrificios que en éste se realizaba.

Sesiones de aprendizaje para escuela sabatica

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Salmo 8 ( CB ) ; Génesis 2:15 CB ) ; Apocalipsis 4:11 ( CB ) ; Éxodo 20:8-11 ( CB); 1 Corintios 3:16 ( CB ).

"EL MUNDO EN EL CUAL VIVIMOS es una dádiva de amor de parte del Dios creador, que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas (Apoc. 14:7; 11:17, 18). En medio de esta creación, Dios colocó a los seres humanos, creados intencionalmente para relacionarse con él, con otras personas y con el mundo que los rodeaba. Por consiguiente, los adventistas sostenemos que la preservación y el mantenimiento de este planeta están íntimamente relacionados con nuestro servicio al Creador. [...] "[...]. Debido a que la pobreza humana y la degradación ambiental están re­lacionadas entre sí, nos empeñamos por mejorar la calidad de vida de la gente. Nuestro objetivo es el desarrollo de los recursos, porque ellos satisfacen las necesidades humanas. [...]
"En este compromiso, confirmamos ser mayordomos de la creación de Dios, y creemos que la restauración total se concretará recién cuando Dios haga nuevas todas las cosas".-"El cuidado de la creación de Dios: Una declaración sobre el medioambiente", Declaraciones, orientaciones y otros documentos, pp. 20, 21.ra semanalmente y se archiva en la seccion de Escuela Sabatica, donde puede encontrar Leccion de Escuela Sabatica en Audio , Leccion de Escuela Sabatica en Power Point, Libro Complementario para la Leccion, Comentario de Escuela Sabatica por Alejandro Bullon, tambien puede descargar los comentarios y  un programa sugerente para la Escuela Sabatica por ultimo el nuevo enfoque te la Leccion de Escuela Sabatica debe tener.

Especificaciones para nuestro blog

Como ya saben se adquirió un dominio propio para nuestro blog null Adventistas, de este modo nuestro que tenia como dirección null www.fulladven.blogspot.com paso a tener el dominio de www.fulladventistas.org.

Sobre esto quiero especificar lo siguiente:
  1. Nuestro servicio de suscripción por null, del cual si null esta suscrito le debe llegar este articulo a su null sera desactivado para poder crear un nuevo servicio con las mismas características, se hace esto porque nuestro blog cambio de dominio y estamos teniendo problemas con las null.
  2. La noticia es que null podrá volver a suscribirse con su mismo null  a nuestro nuevo servicio y de esta forma nuestro artículos le llegaran a su null.
Así que no se preocupe y tome un pequeño espacio de su tiempo y vuelva a suscribirse a nuestro nuevo null.
Solo quiero especificar que null no es lo mismo que registro la null es para que nuestros artículos le lleguen a su null y el registro es para que pueda acceder a la sección de descarga de nuestro foro.

En nuestro antiguo null, tenemos 5000 registrados, de los cuales pido de favor se vuelvan a suscribir, si null es visitante o aun no esta suscrito a nuestro blog y desea que nuestros artículos lleguen a su null haga lo siguiente:
1. En el lado izquierdo de nuestro blog, al inicio de la pagina hay una opción Nuestros Artículos a tu E null e ingrese ahí su null.
2. Haga null aquí null a null Adventistas vía null

Nota: No olvide activar su null, le llegara  la solicitud a su null, revise su bandeja de SPAM si es necesario.

Con Aprecio Cristiano
Webmaster

David Perez - Fuiste Tú

Musica Cristiana para descargar y escuchar en linea de David Perez, natural de Peru, bajo su voz se han desarollados dos disco el primero titulado Fuiste Tu, de quien detallamos hoy y el segundo disco titulado Jovenes como Tu.
 Puede visitar su pagina Web, puedes ver sus videos en YouTube, mas informacion sobre él en Facebook, Twitter. Nació en Bagua Grande - Amazonas parte del Nor Oriente peruano, a comienzo del 2007 se traslada a la Ciudad de Tacna , en donde alli empieza ya a surgir mas como un Ministro de el canto , en la cual da sus pasos a grabar su primer Cd titulado "FUISTE TU" grabado en las salas de SADOC PRODUCCIONES, En la ciudad de Arequipa, que a propósito fue, promocionado por el sr. Fernando Cardoza y su Linda familia. El primer Cd, es Un Trabajo pensando en lo que el Señor Nuestro Dios hizo por nosotros, unas canciones recopiladas con un buen mensaje que seguro a muchas personas, ya los ha cautivado y los ha llevado a tomar la decisión de aceptar a Dios como su salvador personal. Luego en el 2008 a comienzos del mes de Julio ya graba su segundo proyecto Musical ahora si con el sello y auspicio de SADOC PRODUCCIONES, el disco que tiene hasta hoy por nombre " JOVENES COMO TU" que en dicho cd, esta una canción que causa mucho entusiasmo al cantar el tema de los jóvenes de la Misión peruana del sur, llamado VIVO POR JESUS, su nombre ya lo dice, es para aquellos jóvenes que día a día luchan por restaurar y mantenerse firme en la fe, ya que en estos tiempos es muy difícil, pero sabemos que con nuestro mejor amigo, lo podemos todo. Ahora más que Nunca David Pérez, sigue puesto su mirada en sacar más producciones Musicales, juntos con otros chicos y amigos que gustan cantar para el Señor., ya que cabe mencionar , David Pérez, a compartido producciones con Cynnthia Briggite, Yuliana Pinto, Sarai vela, Raúl Jonatán, José Vásquez..Entre otras personas que alaban el nombre del señor y que son parte de la Misma productora Musical en donde el pertenece. Ahora reciente ya lanzo su KARAOKE DE LO MEJOR DE DAVID PEREZ con canciones del primer y segundo cd, mas adelante mas producciones con temas inéditos...Muy pronto mas..!!! Alabado sea el Señor.
Su musica tiene el proposito de orientar a los Jovenes en el camino correcto

Quinteto Alpha Deus

Alpha Deus se hacen llamar un grupo de jovenes que son de Tuxla Gutierres Mexico. Musica Juvenil a capella que lleva el evangelio de Jesus, Alpha Deus en algunas de sus canciones como Todo el mundo dijo refleja los problemas de nuestra Iglesia sobre la falta de responsabilidad en cuanto a sus funciones termina la cancion diciendo: Pero al final ninguna cumplio.
En hora buena Alpha Deus y gracias por existir esperando que tu mensaje sea escuchado en todo el mundo te deseamos lo mejor.
Esta discografia contiene:

Acapella
Alfha y Omega
De los cielos viene
Debes hacer el bien
Mas alla del sol
Por la Mañana
Pronto vendra
Todo mundo dijo
Ven a mi
Ya no llores

Urias, La fe de un extranjero

Imaginemos la reconstrucción policial de las últimas semanas de vi­da de Urías el heteo:
Inicio de la primavera: Bajo las órdenes de Joab, el ejército israelita se despliega contra los amonitas y sitia Raba, a unos setenta kilómetros de Jerusalén. El asedio se prolonga durante dos semanas. La víctima, Urías, forma parte de una unidad militar especial conocida por su lealtad y valentía. El principal sospechoso, el rey David, permanece en Jerusalén y está teniendo una aventura amorosa de una noche con Betsabé, la es­posa de la víctima.
Seis días más tarde: Betsabé envía un mensaje a través de un correo privado informando al rey que está embarazada.
Tres días después: Joab, el sospechoso cómplice de la conspiración, re­quiere a Urías, la víctima, que acuda al cuartel general. Allí le comunica que tiene que presentarse ante el rey David para que le presente un in­forme de la situación militar.
Motivo presumible: Por no existir la prueba de paternidad, el prin­cipal sospechoso le pide a Urías que permanezca en su casa durante un tiempo, con la finalidad de librarse de las posibles acusaciones de pa­ternidad. No se indica si la víctima está al tanto del encuentro del rey David con su esposa.
Cuatro días después: La víctima sale del campamento militar y viaja setenta kilómetros hacia Jerusalén. Urías entra en la ciudad y se dirige directamente al rey sin desviarse primero a su casa, la cual es visible desde el palacio real.
Allí, entrega su informe militar. El rey David lo anima a tomarse un permiso de unos días para quedarse en casa. Urías sale del salón de audiencias y es visto en los aposentos de los sirvientes del palacio. El rey envía a casa de Urías una costosa cesta de regalo acompañada de una nota de agradecimiento por sus servicios.
Motivo presumible: El regalo es tal vez un intento de aplacar a la víc­tima y ayudar a resolver la situación si Urías descubre que su esposa está embarazada.
A la mañana siguiente: Un siervo informa al rey de que Urías no re­gresó a casa, sino que pasó la noche en los aposentos del servicio.
Una hora más tarde: El rey reprende a Urías y le ordena que se vaya a su casa. La víctima se resiste, alegando que todavía está en servicio mi­litar activo.
Primera hora de la tarde: El rey invita a la víctima a cenar e intenta que se emborrache.
Motivo presumible: Si está ebrio, se olvidará de cumplir su servicio y volverá a su casa para pasar la noche con su esposa.
Tercer día en Jerusalén: Una vez más, un siervo informa al rey que la víctima no regresó a su casa, sino que pasó la noche en los aposentos del servicio.
Esa misma mañana: El rey envía a Urías de vuelta al frente de batalla con órdenes secretas para Joab. Este debe hacer que la víctima se sitúe en una posición donde quede expuesto a las armas del enemigo.
Tres días más tarde: Urías llega al campamento y entrega el pliego de órdenes secretas a Joab.
A la semana siguiente: Urías el heteo cae muerto en combate.

Personajes
Urías: Aquí se lo menciona como Urías el heteo. En la región de Israel, los heteos eran un grupo étnico que estaba vinculado de algu­na manera con los «estados» neoheteos del norte. Urías no era el úni­co heteo que sirvió a David. En 1 Samuel 26: 6 también se menciona a Ahimelec el heteo. Urías era uno de los guerreros especializados de David (2 Samuel 23:39; 1 Crónicas 11:41). Si Eliam, el padre de Betsabé (2 Samuel 11:3), es el la misma persona que se menciona en 2 Samuel 23: 34 como «Eliam, hijo de Ahitofel el gilonita», entonces Urías estaba emparentado con una familia israelita muy poderosa. Su suegro sería entonces también un guerrero especializado, hijo del apreciado conse­jero de David. Ello explicaría la proximidad de la casa de Urías al pala­cio. El nombre Urías es hebreo, y podría traducirse como «mi luz es el Señor» o «fuego del Señor». A pesar de ser heteo de nacimiento, por elección pertenecía al Dios de Israel. El origen étnico de Urías resalta el hecho de que Dios no mira lo externo, sino que conoce el corazón.
David: Al igual que en varias de las historias de este libro, David es el personaje principal. Sin embargo, aquí encontramos una faceta dis­tinta de él. No vemos el heroísmo de la batalla contra el gigante Goliat. No hay atisbos del pastor, el poeta o el músico. Ni siquiera es una his­toria de amor. Vemos aquí a un hombre que está corrompido por el po­der. El hecho de que esta historia esté registrada en la Biblia puede re­sultarnos sorprendente. También constituye un punto de inflexión en­tre el David idealizado y el David real, que había venido creándose un nombre a base de victorias y de logros continuos, pero a partir de ahí comienza una caída vertiginosa. A pesar de su arrepentimiento sincero, las consecuencias de sus errores afectarían a toda la nación.
Betsabé: En el relato bíblico Betsabé aparece como un personaje pa­sivo. El autor bíblico se contiene y no hace comentarios respecto a su responsabilidad o implicación. Parece que no era nada extraño o provo­cativo que se bañara en la azotea de su casa. El verbo hebreo que describe la acción de David en la que «tomó» a Betsabé es muy fuerte, lo que sugiere que la orden de David se podría entender como que la to­mó a la fuerza. La única vez en que Betsabé habla es cuando le envía un mensaje a David para informarlo de que está embarazada (2 Samuel 11:5).
Joab: Una vez más nos encontramos con el experimentado general de David. Al llevar a cabo las órdenes criminales de David, Joab se con­vierte en cómplice del asesinato de Urías.
Los siervos y el mensajero: En una época carente de un sistema postal público o de comunicaciones directas como el teléfono o el co­rreo electrónico, todas las comunicaciones se dan a través de la gente. Estos personajes son vitales para el desarrollo de la trama. Por lo tanto, a diferencia de lo que sucede en la comunicación electrónica, la gente puede leer entre líneas y dar paso a los rumores.

Información sobre el contexto
La guerra es terrible y rara vez arregla los problemas. Cuando finali­zan, la mayoría de las guerras llevan en sí mismas las semillas de otras guerras, ya que en muchos casos hay quienes quedan profundamente descontentos con los resultados. Por desgracia, las Escrituras contienen muchas referencias a guerras y batallas. Algunas habían sido ordenadas por Dios e implicaban la toma de la Tierra Prometida durante el perio­do de establecimiento. No obstante, muchas otras formaron parte del deseo humano de aumentar el poder y la influencia.
¿Sabía usted que Dios instruyó a su pueblo sobre los principios de la guerra? Pero no nos estamos refiriendo a la «guerra santa», un térmi­no que por cierto jamás es usado en las Escrituras. Las guerras que em­prendió el pueblo de Dios durante el Antiguo Testamento son las «gue­rras de Jehová» y no se deben confundir con las ambiciones imperialis­tas de los últimos reyes de Israel y Judá.
Deuteronomio 20 comienza con la afirmación de que Jehová, el Dios que sacó a Israel de Egipto, estará con su pueblo aun cando este se enfrente a ejércitos superiores provistos de máquinas de guerra más avanzadas (Deuteronomio 20:1). El capítulo no solo regula el servicio militar (exige, por ejemplo, que quienes hayan contraído matrimonio recien­temente o plantado una viña vuelvan a sus casas y no salgan con el ejército, pues ello disminuiría su compromiso con el país y con su fa­milia [Deuteronomio 20:5-9]), sino también los procedimientos a seguir cuan­do se enfrentan a una ciudad enemiga (o un ejército). Primeramente, se debe enviar una oferta de paz (Deuteronomio 20:10-12). Si es rechazada, la ciudad debe ser atacada y todos los hombres pasados por las armas. El sistema legal distingue entre las ciudades que se encuentran dentro de las fronteras de Canaán y las que se encuentran fuera. A causa de sus influencias idólatras, todos los habitantes de las ciudades cananitas to­madas durante el periodo de establecimiento debían ser exterminados (versículos 16-18).
También hay leyes específicas respecto a cómo sitiar una ciudad (vers. 19, 20). Por ejemplo: no se deben cortar los árboles frutales por­que, durante el cerco, estos proveerán de alimentos al ejército israelita.
La guerra es terrible y destructiva. Aunque Dios aprobó algunas gue­rras específicas durante la teocracia y la monarquía teocrática del perio­do del Antiguo Testamento, él no ha dado justificación alguna para in­vocar cualquier «guerra santa». De hecho, él debía ser reconocido como el Guerrero divino que garantizaba la existencia continua de Israel. Es­to, sin embargo, estuvo sujeto al compromiso del pueblo. En el Nuevo Testamento Dios se hizo vulnerable al venir a la tierra como el hijo de un humilde carpintero. No tuvo ni guardaespaldas, ni guardia pretoriana. Ninguna división o legión protegió su llegada o su ministerio. Me­diante su humilde servicio, conquistó los corazones y derrocó gobier­nos. Finalmente, su sacrificio obtendrá la victoria en el gran conflicto entre Dios y Satanás.

Acción
Aunque nos enfocaremos en Urías, la historia gira alrededor del per­sonaje de David. La acción adúltera de David empieza y termina con una guerra contra los amonitas. El relato comienza en 2 Samuel 11. Allí David se queda en casa mientras el resto de su ejército, con Urías, mar­cha hacia Raba. Mientras el ejército Israelita cerca la ciudad, Satanás cer­ca el corazón de David. A diferencia de la ciudad, que resiste durante más de un año, David capitula de inmediato. El resto del capítulo 11 detalla los intentos de disimulo de David quien, al final del capítulo, parece haberlo conseguido. Parece que David ha cometido el crimen perfecto. Sin embargo, la última línea del capítulo nos revela la impre­sión divina del drama que se ha desarrollado: «Lo que David había he­cho le desagradó al Señor» (2 Samuel 11:27, NVI).
El capítulo 12 empieza con el profeta Natán relatando una historia que incluye la exposición de los pecados de David. En ella se describe la primera consecuencia de su pecado: la muerte del hijo de Betsabé. Sin embargo, la historia también habla de perdón, y menciona el naci­miento de otro hijo. Finalmente, alcanza su desenlace con el regreso de David a Jerusalén.
Se trata de una historia de acción en la que hay guerra, un adulterio, el viaje de ida y vuelta de más de cien kilómetros de Urías, su asesina­to, el nacimiento y la muerte de un niño, y la conquista final de la ciu­dad. El autor resume o menciona todos estos intensos acontecimien­tos en una o dos líneas. En lugar de centrarse en los actos materiales y describirlos en detalle, el autor nos arrastra hábilmente a analizar las interacciones entre los personajes principales.
Nuestra historia se centra especialmente en el diálogo que se establece entre David y Urías. Como lectores, sabemos por qué David requiere a Urías y por qué se esfuerza tanto en hacer que visite a su esposa. Sin em­bargo, Urías cree que está comunicando un informe militar. El modo en que está escrita la historia es en cierta manera similar al de Job. En el capí­tulo inicial de Job los lectores también somos llevados tras bambalinas y se nos permite ser testigos de una parte de la lucha cósmica entre Dios y Sa­tanás. Después vemos que Job sufre y lo pierde todo, mientras se pregunta por qué todo le sale tan mal. No tenemos acceso a los pensamientos de Urías respecto al comportamiento de David, en especial en el segundo día, después que Urías demostró su lealtad al rey y al país durmiendo con los siervos y soportando las ofensivas acusaciones del rey. Con todo, Urías muere, siempre leal hasta el fin. Su sola historia es un inspirador ejemplo de fe y lealtad, y esto sin incluir el mensaje mayor del contexto.

En profundidad
Aunque Urías es presentado como uno de los hombres más podero­sos del rey (2 Samuel 23:39), el único lugar en el que lo encontramos, y de manera muy breve, es en el incidente más oscuro de la vida de David. Este, no obstante, entra en escena a través de su esposa Betsabé. Resulta curioso que después que esta es identificada con su nombre en 2 Samuel 11:3, el versículo 5 se refiere a ella como «la mujer», mientras que más adelante se le llama simplemente «la esposa de Urías». Aunque muchos han especulado sobre su papel en la historia, el autor no le imputa ninguna culpabilidad específica. Recordemos que se trata de una cultura en la que los derechos de la mujer estaban muy limita­dos. El hecho de que el autor deje de mencionar su nombre es un indi­cio de que no se trataba de una relación amorosa o una aventura, sino de una simple atracción física y lujuriosa por parte de David. El narrador bí­blico desea resaltar el hecho de que David ha olvidado quién es y de dónde viene. Ahora se ve a sí mismo como cualquier otro rey de las na­ciones circundantes. Cuando quiere algo, lo toma y punto. En cierto mo­do, se ve a sí mismo por encima de la Ley de Dios.
Tan pronto como se da cuenta de que sus actos han acarreado con­secuencias (Betsabé queda embarazada) David llama a Urías con el pre­texto de obtener noticias sobre la batalla (2 Samuel 11:6). A medida que la narración progresa, vemos claramente cómo David, quien ha sido el rey «modelo» de Dios, toca fondo (comete adulterio, miente, intenta sobornar, hace que un buen hombre se embriague para hacer que rom­pa un voto y finalmente, ordena su asesinato). Por supuesto, David no piensa en los resultados finales de su pecado. El cree que si puede lo­grar que Urías haga una breve visita a su casa, su acto de adulterio que­dará camuflado. Aunque algunos piensan que tal vez Urías escuchó ciertos chismes en el palacio real, la manera en que el autor recoge sus respuestas denota que él no tenía ni la más mínima idea de lo que ha­bía ocurrido. En sus encuentros con David, se comporta como un hom­bre de honestidad y lealtad inquebrantables.
Después de recibir el informe de la batalla, David envía a Urías a su casa. La expresión «lava tus pies» empleada en el versículo 8, podría ser una exhortación a que se pusiera cómodo y que por ende durmiera con su esposa, o tal vez es un eufemismo para indicar una relación sexual. En dado caso, parece que Urías entiende perfectamente lo que quiere decir David y lo menciona específicamente en el versículo 11. Aquí el rey abusa de su autoridad y de paso incita a Urías a que rompa la ley de Dios, que determinaba que los soldados debían estar ceremonial­mente limpios cuando iban a la batalla, dado que la presencia de Dios los acompañaría (Levítico 15:18; Deuteronomio 23:9-11). Por cierto, esta misma ley impedía que las mujeres hechas prisioneras fueran objeto de viola­ción o de abuso deshonesto.
Después que Urías abandonó el palacio, David le envió un regalo. Es interesante este detalle de que el regalo es enviado a posteriori. Tal vez David tenía el presentimiento de que si se lo daba personalmente, Urías encontraría la manera de rechazarlo. En efecto, la intención del regalo es colocar a Urías en una situación que lo obligue a obedecer los deseos del rey. Urías no es un hombre que se pueda comprar. En el mundo antiguo, el acto de dar presentes a menudo implicaba cierta obligación del que lo recibía hacia el que lo daba. Aun cuando David le envía un regalo para disuadirlo a que vaya a su casa, Urías no se deja comprar.
Después de enterarse nuevamente de que Urías no ha ido a su casa, David vuelve a reclamarlo ante su presencia. Su discurso es cualquier cosa menos cortés. En el versículo 10, el rey David es extremamente grosero. La situación escapa rápidamente del control de David. Queda frustrado. Urías lo pone en una situación comprometida. Ahora las pre­guntas de David hacia Urías son un ataque personal a su hombría. David, quien una vez fue un hombre de principios, ahora no es capaz de entender los principios de Urías.
Con la respuesta de Urías en el versículo 11 David se da cuenta de que tiene ante sí a un hombre al que no puede adular, sobornar, ni di­suadir a que traicione sus principios. El argumento de Urías es impeca­ble. Su respuesta demuestra que no es un creyente nominal, sino alguien que se ha identificado completamente con el Dios de Israel y con sus camaradas. Urías cree que aprovechar su situación para obtener comodidad o privilegios personales está mal. David, que había sido leal al rey Saúl mientras lo perseguía, no puede ver más allá del embro­llo y no entiende la lealtad y la fidelidad de Urías.

Urías inicia su réplica al rey David con la forma más visible de la presencia de Dios: el arca. En ocasiones, el arca acompañaba al ejército de Israel. Aunque este no era el caso en esta batalla en particular, Urías está convencido de que la presencia de Dios acompaña nuevamente al ejército de Israel. Si Dios mismo estaba involucrado en la acción militar y todos sus camaradas iban a dar la batalla, ¿qué derecho tenía él de to­marse unas vacaciones y hacerse impuro para tomar parte en la batalla que iba a seguir? Urías finaliza el versículo con una promesa vinculante de solidaridad hacia Dios y su ejército.
En los versículos 12 y 13 vemos que David, desesperado, trama una desagradable maquinación. Deliberadamente embriaga a Urías en un intento de que este traicione sus principios. Es interesante notar que las hijas de Lot recurrieron a la misma estratagema, lo que dio origen a los amonitas (Génesis 19:30-38), el mismo pueblo contra el que ahora se en­frenta el ejército israelita. Sin embargo, a pesar de tener el razonamiento debilitado, Urías rechaza comprometer sus valores y vuelve a pasar la noche entre los siervos del rey. Urías todavía desconoce el precio que tendrá que pagar por esto. Resulta extremadamente irónico que David no sea capaz como rey de dirigir a sus hombres a la batalla, sino que termina durmiendo con una mujer ajena; mientras que Urías, un ex­tranjero, sale a pelear las batallas de Israel y se niega a aprovecharse de una situación que le permitiría acostarse con su propia esposa.
David está desesperado por encontrar una solución, así que le envía un mensaje a Joab con la sentencia de muerte de Urías. La cruel ironía es que parece ser que fue el propio Urías quien le llevó la carta. El ver­sículo 17 declara con toda certeza que Joab cumplió las órdenes de Da­vid. A menudo Joab había mostrado poco respeto por las órdenes de David, pero en este caso parece que no titubeó, aun cuando parece ser que Urías era uno de sus mejores hombres.

David era muy versado en la estrategia militar. Una vez que su ejér­cito rodeaba una ciudad, solo tenía que tener paciencia y esperar a que se agotaran las provisiones. Entonces, cuando el ejército defensor esta­ba debilitado por la enfermedad y el hambre, el asediador procedía a atacar. El ejército asediador solía tener cuidado de no acerarse demasia­do a las murallas, de manera que no pudiera convertirse en blanco de los soldados que se encontraban sobre ellas.
Los mensajes que van y vienen entre David y Joab en los versículos 18 al 27 nos permiten hacernos una idea del tipo de hombre que David solía ser y la profundidad de la depravación a la que lo arrastró el pe­cado. David, quien parecía valorar la vida de sus soldados, jamás fue un general temerario que envió a sus tropas a misiones suicidas. Tal vez él no evaluó lo suficiente las consecuencias de matar a Urías. De haber­lo hecho, se habría dado cuenta de que era casi imposible deshacerse de él en una acción militar sin que ello también arrastrara a sus compa­ñeros de armas. De lo relatado en el versículo 23, parece ser que el men­sajero ignora completamente la necesidad de entender el estado de áni­mo de David y se limita a informarle que Urías, así como algunos otros hombres, ha caído muerto. La reacción de David es inesperada, sin re­mordimiento alguno, y el David que solía ser paciente llega al punto de sugerir que Joab dispuso una acción que acarrearía más muertes innece­sarias para el ejército israelita.

En el versículo 21, Joab incluye una interesante referencia a la ba­talla de Tebes. Si bien la historia recogida en Jueces 9 era conocida, y servía de advertencia sobre los peligros de acercarse demasiado a las murallas, la referencia a una mujer que mata a Ahimelec es interesan­te, pues parece apuntar al hecho de que Joab conoce o al menos ima­gina lo que sucede. Mientras David hace lo indecible por cubrir el es­cándalo e impedir que se haga público, Dios sabe toda la historia y no permanece callado.

Respuestas

Ser extranjero: En los tiempos de David, en el antiguo Oriente Próxi­mo, los extranjeros no la tenían nada fácil. Rara vez los países tenían embajadas o consulados en el exterior. Cuando se era extranjero se es­taba solo y sin protección oficial. Dado que los vínculos de sangre, la familia y las tribus eran tan importantes en los tiempos bíblicos, alguien que careciera de ellos se encontraba en una situación incierta.
En Israel los extranjeros no estaban expuestos a discriminaciones y abusos arbitrarios. Allí donde había prescripciones legales definidas que detallaban las desventajas políticas, económicas o culturales de ser extranjero, también había indicaciones de que estos podían formar parte de Israel en el sentido más pleno del término. Tenemos por ejem­plo a Rut, quien se convirtió en un elemento importante de la línea mesiánica.
Los extranjeros podían ofrecer sacrificios (Levítico 17:7; 22:18) y parti­cipar en las tres festividades principales (Deuteronomio 16:11, 14). Sin embar­go, no podían comer la Pascua a menos que estuvieran circuncidados (Éxodo 12:43, 48). Los extranjeros estaban sometidos a las mismas res­tricciones y obligaciones legales que los israelitas (Éxodo 12:49; Levítico 24:22), lo que representa un gran avance en relación a su entorno cultural y la política de la época, debido a la intervención específica de Dios. A fin de cuentas, los israelitas tenían que recordar que ellos también habían sido forasteros en un país extraño. Habían sido afligidos por la opre­sión, y Dios los instruyó para que jamás causaran el mismo sufrimiento a los extranjeros que vivían entre ellos (Éxodo 22:21; 23:9).
En un mundo globalizado en el que un importante número de per­sonas que se mueven entre culturas y países, es muy probable que quien vive en la puerta de al lado, compra en los mismos comercios que nosotros o se sienta a nuestro lado en la iglesia, sea un extranjero. ¿Nos hemos detenido a pensar cómo sería la vida si nosotros fuéramos extranjeros viviendo en otro país, con una lengua distinta, y echando de menos a nuestra familia, así como los sonidos y los sabores habitua­les de nuestra cultura?

Reacción
Chantal: El pecado no es justo. Es más grave e insidioso de lo que pue­do imaginar. En la historia de Urías, me horroriza todo el daño colate­ral del pecado de David (Urías, un buen hombre, muere junto a otros en una batalla ordenada por David para cubrir el escándalo). Imagine­mos a todas las esposas que perdieron a sus maridos y a todos los hijos que crecieron sin un padre. También está la muerte del recién nacido de Betsabé. Como parte de las consecuencias de los pecados de David, este tuvo que enfrentarse durante su reinado con una violación, un ase­sinato y una rebelión en la que cientos de personas perdieron la vida. Las malas decisiones de David y sus pobres habilidades como padre es­tablecieron la base de esos problemas. ¡Si tan solo David hubiera visto a dónde lo llevaría todo esto! Me pregunto hasta dónde llegarán las consecuencias de mis decisiones sobre mis hijos, mi esposo, mi familia y mis amigos. ¡Me estremezco de solo pensarlo!
Gerald: Después de haber vivido durante más de veinte años fuera de mi cultura y mi país natal, admiro a Urías el heteo. Al parecer él se identi­ficó verdaderamente con la cultura que lo acogió. Además de ser un sol­dado comprometido, era un fiel esposo y un gran partidario de su rey. Ser extranjero no es fácil. Yo aún no conozco bien el idioma. Aún no entiendo toda la cultura, sus tabúes, sus leyes no escritas y sus mecanismos. Quizá no comprenda sus valores más importantes y añore expresiones de afecto y amistad distintas (las que se suelen ver en mi casa). ¿Estoy dispuesto a adoptar una nueva cultura con el mismo celo que Urías? ¿Estoy dispuesto a hacer sentir como en su propia casa alguien que esté lejos de su tierra?

Dormir la cantidad justa nos ayuda a vivir mas años

Dormir la cantidad de tiempo adecuada podría ser el secreto para vivir muchos años. Las mujeres que descansan más de cinco horas y menos de ocho tienden a mantener una mejor longevidad, concluyó una nueva investigación que duró 14 años.

Los autores de la Universidad de California, San Diego (Estados Unidos) se sintieron sorprendidos por los resultados. "Observamos el mejor índice de supervivencia en las mujeres que dormían más de cinco y menos de ocho horas por día. Las damas que descansaban una mayor o menor cantidad de tiempo mostraron menos posibilidades de estar vivas en los 14 años que duró el estudio", dijo Daniel Kripke, uno de los autores.

Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Sleep Medicine.
DORMIR PARA VIVIR MÁS TIEMPO

Los investigadores trabajaron con 459 mujeres de 50 a 81 años de edad con el objetivo de analizar una posible relación entre la duración del sueño y la longevidad. Al comenzar el estudio las voluntarias respondieron preguntas sobre sus hábitos de sueño y su salud. A su vez, cada voluntaria llevó en su muñeca monitores de actividad que midieron objetivamente el tiempo que dedicaban al descanso.

Catorce años después, Kripke y su equipo volvieron a entrar en contacto con ellas para ver si continuaban vivas y en un óptimo estado de salud. En total lograron ubicar a 444 mujeres, es decir a casi todas las participantes de la investigación. En total, 86 mujeres habían fallecido.

Los autores notaron que descansar más de cinco horas y menos de ocho era la medida adecuada, pero subrayaron que dormir entre 6,5 y 7,5 horas por día se asoció a las posibilidades más altas de continuar vivas.

Kripke dijo que su investigación debería aliviar los temores de ciertas mujeres, que creen que no duermen la cantidad de tiempo suficiente.

"Nuestro estudio muestra que las damas que duermen tan solo cinco a seis horas y media no deben preocuparse por nada, ya que esta cantidad de descanso es consistente con una tasa de supervivencia excelente", afirmó.

El especialista dijo que encontraron otros datos interesantes, como que la apnea obstructiva del sueño no aumenta la mortalidad en las mujeres mayores de 60 años.

.

MÁS INFORMACIÓN EN WWW.NEOMUNDO.COM.AR

Sexteto Vocal Adventus, Libre otra vez

Informacion:
País: Mexico, ciudad de Reynosa del estado de Tamaulipa.
Sexteto Vocal Adventus actualmente cuentan con 2 producciones la primera titulada “Libre otra vez” la cual la estan escuchando grabado en la Ciudad de  Montemorelos en enero del 2004 en Proairet Studios y la mas reciente producción titulada “Tengo Esperanza” grabado igualmente en la Ciudad de Montemorelos en GMedia Studios.
Contenido del disco Libre Otra vez
01 Mi corazon sea fiel.
02 Debes hacer el bien.
03 Mejor que la vida.
04 No volvere.
05 Aquel que esta en el trono.
06 Estar contigo.
07 Es muy bueno estar reunidos.
08 Libre otra vez.
09 Jamas hables mal.
10 Padre nuestro.
Visita su pagina web: http://www.vocaladventus.com.mx/









Tiempo de esperanza

Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado. 

Dios descansó en el sábado.

Dios descansó porque era Su intención que el hombre descansase; El dejó un ejemplo que deberia ser observado por los seres humanos. Exodo 20:11. El habia terminado la creación de los Cielos y de la Tierra en los seis primeros dias, y aún tenia que crear el sábado. Fue al descansar durante este dia que Dios lo estableció. El sábado representó el toque final de Su obra creadora.

Dios bendijo el sábado.

Dios no apenas hizo el sábado, como también lo bendijo. La bendición sobre el sábado implicaba que el fuese reservado como objeto especial del favor divino y un dia que habria de traer bendiciónes a Sus criaturas. El lo bendijo y santificó para la humanidad, no para Si propio. Es Su presencia personal que trae bendición y santificación al sábado.

Dios santificó el sábado.

Santificar significa hacer algo sagrado o santo, separado como algo destinado al uso sagrado: consagrado. El hecho de que Dios santificó el séptimo día significa que ese día es santo, que Él lo separó para el propósito de enriquecer el relacionamento divino-humano. Dios bendijo y santificó el séptimo día por el hecho de haber en ese día cesado todas sus obras.

Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.  Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová. 
Por el Pastor Robert Costa

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.