BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Felipe Garibo, La segunda Venida

Cantautor Mexicano, nace en la ciudad de Mexico, Acapulco Guerrero, en 1998 baja a las aguas del bautismo. Como ya hemos visto cuenta con ocho producciones, musica y letra innovadora netamente adventista,  de las ocho producciones aqui se escuchan Cristo Vive y Ven Espiritu Santo con canciones hermoas como Renacer, el Loco, Cristo vive, la discografia de esta oportunidad se llama La Segunda Venida con canciones ineditas como La Segunda Venida, Digamos al Mundo, Alfa y Omega, Juventud levanta el vuelo entre otras.
Para ponerce en contacto directo, por favor marque a los siguientes Números:
Pagina web: http://felipegaribo.net/
Hogar: 1-(949) 646-0831
Móvil: 1-(949) 285-5386
Correo Electronico: garibo&@yahoo.com.mx
Contenido discografia:
01 SEGUNDA VENIDA
02 JUVENTUD LEVANTA VUELO
03 TOMA TU CRUZ Y SIGUEME
04 TODO LO PUEDO EN CRISTO
05 YA NO HUYAS MAS DE DIOS
06 FUE POR AMOR
07 DIGAMOS AL MUNDO
08 EL ALFA Y OMEGA
09 CONSTRUYE EN MI UN NUEVO CORAZON

Dios incomparable

Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses; ni obras que igualen tus obras. Sal. 86.8
Tu actitud ante las dificultades de la vida, depende de la dimensión de tu Dios. Si tu Dios es pequeño, fabricado, imaginado, cualquier problema será una barrera imposible de traspasar. El ser humano es contradictorio. Le gustan los pequeños dioses apenas para calmar la conciencia. Dioses en forma de “llaveros”, “amuletos”, “energía”, “luz”, “aura”. La criatura muchas veces dice: “Dios esta en todo”. Y lo repite todos los días hasta que acaba creyéndolo.

Es cómodo creer en un dios que no nos señala el camino. Que se limita a acompañarnos y esta “al servicio de la criatura. La tragedia es que ante las circunstancias difíciles de la vida, tú descubres que todos esos dioses creados, son apenas paliativos. No hacen nada. No resuelven nada. No tienen poder. No sirven para nada

Esta realidad fue lo que llevó a David a hacer la oración registrada en el Salmo 86. En este salmo, el poeta expresa suplica y, al mismo tiempo, confianza. Vive un momento terrible. “Estoy afligido y menesteroso”, dice en el primer versículo. Se limita a llorar. Las lágrimas parecen inundar el corazón y la angustia sofocarlo

En esas circunstancias, David no creo pequeños dioses. En las noches claras y estrelladas, mientras cuidaba su rebanó en el campo, contemplaba la grandeza del Dios creador. Su Dios estaba por encima de cualquier otro dios. Era incomparable y eterno. Por eso en esta oración, suplica y al mismo tiempo confía

¿Cuál es el drama por el cual estas pasando en este momento? ¿Cuál es la tragedia que parece destruir la vida de alguien que tu amas? ¿Te sientes indefenso, incapaz de hacer algo para ayudar, y por eso te limitas a sufrir?

Antes de hincar el camino de este día, aparta unos minutos para meditar en las grandes obras que Dios hizo ya en tu propia historia. ¿Acaso Dios no te libro otras veces? Si lo hizo antes, ¿Por qué no lo hará ahora también? Entonces, con el corazón lleno de confianza, repite:

“Oh, Señor, ninguno hay como tu entre los dioses; ni obras que igualen tus obras”.

por Alejandro Bullón

Como conquistar a una chica

Un método eficaz para conquistar una chica, un ejemplo dado por Alejandro Bullon para que podamos conquistar  aun chica habrá que pedirle que lave nuestras camisas primero?.
Este ejemplo fue tomado del seminario dictado por Alejandro Bullon titulado "Como ganar un alma para Cristo".

Una gran enseñanza que muestra la caballerosidad que debemos tener y la sutileza con la que debemos actuar para conquistar a una chica.


Mariachi Misioneros del rey, Soy la triste obeja

Informacion:
Pais: Mexico
Nombre: Mariachi Misioneros del rey
Disco: Soy la Triste Obeja.
Mariachi Misioneros del Rey fue un grupo que antes cantaba musica secular fue entre los 1970 y entre los 1980, un dia en una reunion de sepelio escucho un sermon de unos hermanos adventistas durante el sepelio, desde alli empezaron a conocer a Dios, mas adelante se bautizaron y ahora tienen mas de 20 años cantado a Dios.
Canciones:
1. Soy la Triste Obeja.
2. Cerca mas cerca.
3. Testimonio.
4. Una linda cancion.
5. Todas las promesas.
6. Ladron arrepentido.
7. Monte Calvario.

No mas musica Evangelica

Le digo a dios a la musica evangelica por las siguiente razones.
  1.  No se si recuerdan el incidente de Moises cuando recibe las Tablas de la Ley y el Señor le dice anda y ve; Tu pueblo se ha perdido y han hecho un becerro de oro, Moises regresa y la Biblia dice lo siguiente: Exodo 32:17 - 19 Cuando oyó Josué el clamor del pueblo que gritaba, dijo a Moisés: Alarido de pelea hay en el campamento. Y él respondió: No es voz de alaridos de fuertes, ni voz de alaridos de débiles; voz de cantar oigo yo. Y aconteció que cuando él llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, ardió la ira de Moisés, y arrojó las tablas de sus manos, y las quebró al pie del monte. Investigando un poco lei a Elena de White y dice que ellos estaban alabando a Dios... edificó un altar delante del becerro; y pregonó Aarón, y dijo: Mañana será fiesta para Jehová. A lo que voy es que muchas veces la musica nos hace alabar al Señor de la forma que el no nos pide y si no hacemos lo que el Señor manda entonces en que nos diferenciamos de los demas, esta es la forma en que le digo no mas musica Evangelica en el mundo de Hijos del Señor (Adventistas).
  2.  A las multiples llamadas de atencion de buenos amigos y hermanos que en cielo espero ver mediante emails y comentarios sobre la musica evangelica, sumando a estas dos razones les dejo la mia.
  3. La musica Evangelica puede ser entendida de diversas maneras; a los que voy es que muchas de las canciones no hablan netamente de Dios si no de una buena persona. Ejemplo: Aunque mi ojos no te puedan ver, te puedo sentir... tu estas aqui nosotros nos emocionamos y pensamos en el Señor, pero se puede entender tambien de la siguiente manera: Si yo estubiese lejos de mi esposa y le quiero decir algo bonito entonces le diria: Aunque mi ojos no te puedan ver, te puedo sentir... tu estas aqui entiendes a que estoy tratando de llevarte, no mencionan directamente a Dios sino a una persona en general, hay muchas razones mas, como por ejemplo Alex Campos, Marcela Gandara y Lilly Goodman aclararon que su musica no es necesariamente cristiana en una reciente entrevista y que decir de Marcos Witt una persona que ha perdido el concepto del Cristianismo. 
  4. Por ultimo tendria que decir del ritmo y su apego con el ritmo romantico, y el uso de la bateria que hacen de la adoracion a Dios  un medio de satisfacer  nuestras emociones pasajeras  dejando a un lado  nuestra razon  y gratitud genuina.

Por estos y mas motivos he eliminado todos los archivos de Musica Evangelica,  mi deseo y oracion es que los interpretes de las Iglesias Adventistas dejen ya de cantar musica evangelica.
Att.
Webmaster
Cristhian Amaya Padilla

"Servimos al Dios de la Obra y la Obra de Dios."

Un ingrediente para la felicidad

Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso. Sal 82:3.
Virgil Gheorghiu, en su novela titulada La hora veinticinco, narra el drama de Iohann Moritz, un simple campesino rumano que no se preocupaba por las dificultades que los judíos enfrentaban en su tierra, hasta que en la guerra, lo confundieron con uno de ellos. Fue llevado a un campo de concentración, a pesar de sus protestas. Más tarde, en el camión en que llevaban a los judíos, alguien le preguntó: "¿Por qué está usted rebelado?" y él respondió: "No tengo nada en contra de los judíos, pero yo no soy uno de ustedes". Y el judío le retrucó: "Yo lo sé. Pero ahora eres uno de los nuestros. “

Difícilmente el ser humano entenderá cómo se siente el débil, el huérfano, el afligido, o el desamparado, hasta subir en el camión que lleva a todas esas personas por el camino injusto de la vida que la estructura social les impone. Pero el consejo divino es: Preocúpate por ellos si quieres ser feliz.

El versículo de hoy no presenta una orden, sino un ingrediente de la felicidad. No es una carga, un peso, ni una obligación. Las enseñanzas bíblicas son secretos para una vida feliz. Hacer el bien, hace bien. La alegría que tú proporcionas con un gesto de nobleza, deja en ti un sentimiento de satisfacción y paz que no podrías comprar con todo el oro del mundo.

Debía tener 10 u 11 años de edad cuando encontré un billete de 50 soles. Me sentí feliz, eufórico, di saltos de alegría. Era mucho dinero. En aquel entonces, mi gran sueño era comprar un par de botines de fútbol. De repente, me crucé con otro muchacho de la misma edad. Estaba llorando.

-¿Qué te pasa? -le pregunté. Perdí un billete de 50 soles que mi padre me dio para pagar la cuenta en el almacén -me dijo. No lo pensé dos veces. Le devolví el billete.
¿Fue tan solo un acto de honestidad? Puede ser, pero me hizo mucho bien. Al segur mi camino, ya no tenía la euforia que había sentido cuando encontré el billete. Era otro sentimiento. Era una paz que nunca antes había sentido. Valía mucho más que un par de botines.

Al caminar por los caminos de la vida hoy, recuerda el consejo divino: "Defended al débil y al huérfano; haced justicia al afligido y al menesteroso".

por Alejandro Bullón

El Sueño Infantil

Cuando hablamos de sueño infantil nos referimos al período diurno o nocturno durante el cual los niños descansan, asimilan y organizan lo visto y aprendido, maduran física y psíquicamente, e inician y ejercitan su independencia del mundo exterior y de sus padres, por un tiempo que es variable según su edad y conducta.

El sueño cumple una función reguladora y reparadora en el organismo. Es esencial para el control de la energía y la temperatura corporal. El sueño reabastece y restaura los procesos corporales que se han dañado durante el día.
El sueño consta de dos fases:

El sueño REM
Sueño de movimientos oculares rápidos (REM, siglas en inglés): Es la fase activa del sueño, en la que el cerebro permanece activo. Y también la más corta.

El sueño NO REM
Sueño NO REM. Es la fase tranquila y profunda del sueño. Y también la más larga.

El sueño está dividido en cuatro etapas que se van profundizando progresivamente, duran cerca de 90 minutos cada una y que siempre obedece a un mismo orden: sueño REM (más liviano y corto) y el sueño NO REM (más profundo y largo). Lo que quiere decir que todos los bebés transitan por ciclos de sueño superficial y profundo durante una misma noche. Conforme el bebé vaya creciendo, lo normal es que los sueños REM vayan disminuyendo y que los NO REM vayan aumentando. A la edad de 4 meses, por ejemplo, el bebé consigue dormir 3 o 4 horas seguidas.
Durante los 90 minutos de sueño profundo acompañado en los extremos por el sueño liviano, el bebé experimenta un estado de semialerta. En estos momentos es cuando el bebé está propenso a despertarse. Pero minutos después, entrará en la fase más profunda completando su descanso nocturno de casi 8 horas.

Así que hay que respetar esos intervalos no interrumpiéndolos, para que se conviertan en una costumbre. Hacer con que el niño concilie el sueño es una tarea difícil, un verdadero desafío. Pero si se respeta su ritmo todo será más fácil. Un recién nacido, por ejemplo, ya tiene un modo propio de dormir y de despertarse. A los padres cabe generar el ambiente apropiado para que este mismo modo permanezca. Si al despertarse el bebé no encuentra una respuesta inmediata, se verá obligado a encontrar su propia rutina para seguir durmiendo. 

Fuente: 
http://www.guiainfantil.com/

Contento por qué?

Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso.”
1 Timoteo 6.8.
Mmmm. Con comida y ropa debemos contentarnos. Significa esto que no deberíamos tener mas que eso? Están estas palabras condenando bienes como los vehículos, casas y relojes lujosos?

Deberíamos juzgar a otros por tener esas cosas porque asociamos el tenerlas con no estar contentos?

No deberíamos desear que nuestros hijos tengan mas de lo que nosotros tuvimos o tenemos? Es errado pagar por una educación universitaria o irse de vacaciones en familia? Claro que no, claro que no, claro que no, claro que no y claro que no. No creo que este versículo esta hablando sobre estas cosas y ya sea si están bien o mal. Con este “contentémonos”. Satisfechos con estas cosas. No sentir que necesitamos mas para nosotros. Vamos a echarle un vistazo en términos generales.
“Contento”, en español, es un sustantivo, adjetivo y verbo. Veamos si lo podemos aplicar acá.
Deberíamos estar “contentos” como un sustantivo. La esfera en la cual vivimos es contenta. Es la atmosfera de quienes somos. Es el entorno en el cual decidimos estar. Como un sustantivo, es el identificador de quienes, donde y que somos. Y cuando las personas nos ven, nos describen a otros como contentos, un adjetivo.

Ellos no nos ven esforzándonos por codicia u obtener cosas egoístamente. Si ESTAMOS contentos, entonces deberíamos ser DESCRITOS como contentos. Nos describen de esta manera, por las acciones que nos ven hacer. Ellos nos ven contentándonos a nosotros mismos, un verbo. Es una acción de lo que hacemos. Lo cual significa que no llegamos al sustantivo de estar contentos, naturalmente ni fácilmente. El adjetivo de estar contento no es nuestra descripción por naturaleza. Necesitamos convertir al estar contento en un verbo, diariamente, para poder vivir ahí y ser identificados por el mismo.

Estar CONTENTOS REQUIERE DE TRABAJO. Requiere esfuerzo. No es un estado de felicidad tranquila donde nos sentamos y dejamos que las cosas sucedan por si solas y de repente nos sentimos contentos. Debemos pelear por estar contentos para no tener que pelear y luchar con ser llenados por la aspiradora de las cosas, codicia y necesidad.
Esto es diferente al punto de vista que normalmente tenemos. A veces pensamos que estar contento es producto de algo mas. Alguna paz interior a la cual llegamos a través de meditación. Pero estar contento no trabaja de esa manera.
Deseas estar contento, pero sientes que es alusivo y que tal vez no es una característica que posees? De seguro me he sentido así. Si lo deseas, entonces debes trabajar por obtenerlo. Debemos pelear para no llenarnos con la nada de la codicia y las adquisiciones. Las posesiones no son malas pero es como una enfermedad que muchos de nosotros tenemos al sentir que la única manera de ser felices es si tenemos estas cosas.
Si PELEAMOS para estar contentos, tenemos que ser DESCRITOS como contentos porque realmente ESTAMOS contentos.

Robert Vander Meer

Porque hasta el matrimonio

Dios nos da leyes positivas para nuestra protección y nuestra provisión.
Jeremías 29:11 = "Porque conozco los planes que tengo para ti, dice el Señor, planes de prosperarte y no de hacerte mal, a fin de darte un futuro lleno de esperanza".
Deuteronomio 10:12-13 = "... ¿qué pide de ti el Señor tu Dios ? Solamente que lo honres y sigas todos sus caminos; que lo ames y lo adores con todo tu corazón y con toda tu alma, y que cumplas sus mandamientos y sus leyes, para que te vaya bien".
1.- Razones Espirituales por las cuales Esperar.-
1.1.- Dios quiere protegernos de dañar nuestra relación con El.
1.2.- Dios quiere protegernos de Su juicio. "Por lo que, cuando extendeis vuestras manos, escondo de vosotros mis ojos; si, cuando multiplicais vuestras oraciones, no las escucho, porque vuestras manos están llenas de sangre. Laváos, purificáos, sacad la maldad de vuestros actos delante de Mis ojos; parad de hacer el mal". Isaías 1:15-16. Nuestras vidas sexuales no pueden ser separadas de nuestras vidas espirituales. Dios se interesa en lo que yo hago con mi cuerpo, pues es el templo del Espíritu Santo.
1.3.- Dios quiere protegernos de ser una influencia negativa para otros. El propósito de las citas (dates) entre jovenes cristianos, debe ser el edificarnos unos a los otros en el Señor.
1.4.- Dios quiere proveer para nosotros la bendición que viene como resultado de mantenernos puros, a través de la paciencia y de la confianza en el Señor.
1.5.- Dios quiere que nosotros busquemos primero una relación con Cristo, el cual sí llenará el vacío existente en el hombre. Entonces sabremos esperar en el Señor. Lea 2 Cor. 5:17.
2.- Razones Emocionales por las cuales Esperar.-
2.1.- Dios quiere protegernos de ser valorados por lo que hacemos y no por aquello que somos.
2.2.- Dios quiere protegernos de posteriores problemas psicológicos, emocionales y de culpabilidad.
2.3.- Dios quiere proveernos con el gran tesoro de esa única primera vez. No habrá otra.
3.- Razones Relacionales por las cuales Esperar.-
3.1.- Dios quiere protegernos de destruir la comunicación con El.
3.2.- Dios quiere protegernos de ser comparados involuntariamente con el compañero anterior.
3.3.- La manera en que vivimos nuestra vida diaria, tendrá un impacto directo en la manera en que viviremos nuestra vida en el futuro.
3.4.- Dios quiere proveernos con una relación especial encontrada solamente en el matrimonio.
4.- Razones Físicas por las cuales Esperar.-
4.1.- Dios quiere protegernos de pecar contra tu propio cuerpo. Lea 1 Cor. 6:12-20.
4.2.- Dios quiere protegernos de las enfermedades sexualmente transmitibles. Hoy día ya se conocen alrededor de 50 enfermedades sexualmente transmitibles. ¿Para qué correr tamaño riesgo ?
4.3.- Dios quiere proveernos con la salud de la relación matrimonial . El sexo dentro del matrimonio trae aun más unidad a la pareja, y la oportunidad de dar y recibir placer con el conyuge. No hay ninguna necesidad de entregarse por pedazos; entréguese solamente a su conyuge.

Victor Mera, Tu amor

Si alguien tiene que agradecer a Dios es Victor Mera, como dice la Biblia ... quien poco ama, poco se le perdona, quien mucho ama, mucho se le perdona, Victor Mera inicio su vida cristiana, empezo a cantar, grabo su primer disco todo estaba bien hasta que empezo a sufrir desmayos, fue llevado al hospital tiempo despues su medico le detecto cancer, todos pensamos que seria el final de su carrera y tambien de su vida, quede muy triste porque admiraba mucho a Victor, lo conozco, me sentia frustrado, llego a mi mente el famoso ¿Porque Señor?, quizas debia de preguntarme ¿Para que Señor?, realmente creo que ahora lo admiro mucho mas que ayer, fue persistente creo que cualquiera que le haya sucedido esta enfermedad hubiese sufrido mucho se hubiese apartado de Dios y mas si siendo cantante que alaba a Dio le detectaran cancer, pero se que Dios respondiendo a la pregunta ¿Para que Señor?, tiempo despues cuando todos estabamos muys tristes por la perdida de este gran don, escuchamos la noticia de labios de Victor: "Estoy curado, no tengo mas cancer" escuche su testimonio y me algre mucho las lagrimas llegaron a mi ojos, me sentia feliz y agradecido a Dios por esta gran leccion que me enseño, hoy admiro mas a Victor por esa fortaleza que mostro.
Esta nueva discografia creo que es un reflejo de la fortaleza que tenia en el Señor, cada vez que escucho estas letras pienso en la confianza que Victor tenia en Dios, quizas soñaba que estaba en en "Jerusalen" y quizas terminaba su noche con la cancion "En paz me acostare".


El diezmo abre las ventanas de los cielos

Hace muchos años un muchacho de dieciséis fue obligado a salir de casa porque su padre era demasiado pobre para sostenerlo. Así que caminó penosamente lejos con todas sus posesiones materiales empacadas en una pequeña bolsa, para establecerse en el negocio como fabricante de jabón en Nueva York.
Cuándo el chico de campo llegó a la gran ciudad, encontró que tan duro era conseguir trabajo. Recordando las últimas palabras de su madre y también el consejo santo dado por el capitán de una barcaza de canal, el joven dedicó su vida a Dios, determinando a volver a su Hacedor un diezmo honesto de cada dólar que él ganara.
Así, cuando ganó su primer dólar, el joven dedicó sagradamente diez centavos de ello al Señor. Continuando con esta práctica, ¡los dólares continuaron ingresando! Pronto este fabricante llegó a ser socio en el negocio del jabón; cuando su socio murió pocos años más tarde, llegó a ser el único propietario.
El empresario próspero e instruyó a su contador de libros a abrir una cuenta para el Señor y acreditar un décimo de todos sus ingresos. El negocio creció milagrosamente. El honesto propietario empezó a dedicar dos décimos de sus ganancias; y entonces tres décimos, cuatro décimos; y finalmente, cinco décimos. Parecía como si sus ventas aumentaran en proporción a su generosidad, pronto su marca de jabón llego a ser una palabra en las casas a través del mundo.
William fue diácono en la Iglesia Bautista, y fue uno de los fundadores de la Sociedad Bautista de Educación en Nueva York, que después de su muerte, pasó a llamarse Universidad Colgate, en su honor. Además ayudó a organizar varias sociedades Biblicas, inclusive la American Bible Society (1816).
William Colgate fue este hombre quien Dios prosperó a cambio de su fidelidad a su Hacedor. Esta historia no es escrita con el objeto de la publicidad de los productos Colgate, sino con el objeto de destacar las bendiciones que acompañan el pago fiel de un diezmo honesto.
Lleven el diezmo íntegro a la casa del Tesoro, para que haya alimento en mi Casa. Sométanme a esta prueba, dice el Señor de los ejércitos, y verán si no les abro las compuertas del cielo y derramo para ustedes la bendición en abundancia.
Malaquías 3:10
William Colgate' fue un empresario estadounidense. Nació el 25 de enero de 1783 en la localidad de Hollingbourn, en Kent, Reino Unido. Hijo de Robert y Sarah (Bowles), Colgate, falleció el 25 de marzo de 1857.

Por Ashley G. Emmer, Signs of the Times, el 2 de agosto de 1938.
http://enhabito.com

Felipe Garibo, Ven Espiritu Santo

Felipe Garibo:
Cantautor Mexicano, Nace en la ciudad de Mexico, Acapulco Guerrero. En 1998 baja a las aguas del bautismo. Un cantante innovador, que sabe lo que canta que llega porque es autor de todas sus canciones hay mucha diferencia entre Felipe Garibo y los demas interpretes, sabe llegar a las personas no se mucho de su vida, pero me gusta mucho la forma en que presenta su mensaje. Cuenta con 8 producciones para la honra y gloria de Dios: "Cristo Vive ", "Volaremos ", "Jesus es mi Esperanza ", "Ven Santo Espiritu Ven ", "Canta y Aprende " para niños , " La Segunda Venida " " Salvacion se Escribe con Sangre ", Y su mas reciente produccion " Eres ". El material aqui presentado corresponde a la discografia Ven Espiritu Santo.
Felipe Garibo ha sido poderosamente utilizado por el Espiritu de Dios viajando por diferentes paises en Centroamerica, Suramerica como Mexico, Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Honduras.
Para ponerce en contact directo, por favor marque a los siguientes Números:
Pagina web: http://felipegaribo.net/
Hogar: 1-(949) 646-0831
Móvil: 1-(949) 285-5386








Las vacas que no matas

La historia cuenta que un viejo maestro deseaba enseñar a uno de sus discípulos por qué muchas personas viven atadas a una vida de mediocridad y no logran superar los obstáculos que les impiden triunfar. No obstante, para el maestro, la lección más importante que el joven discípulo podía aprender era observar lo que sucede cuando finalmente nos liberamos de aquellas ataduras y comenzamos a utilizar nuestro verdadero potencial.
Para impartir su lección al joven aprendiz, aquella tarde el maestro había decidido visitar con él algunos de los lugares más pobres y desolados de aquella provincia.
Después de caminar un largo rato encontraron la que consideraron la más humilde de todas las viviendas.

Aquella casucha a medio derrumbarse, que se encontraba en la parte más distante de aquel caserío, debía ser -sin duda- alguna la más pobre de todas. Sus paredes milagrosamente se sostenían en pie, aunque amenazaban con derribarse en cualquier momento; el improvisado techo dejaba filtrar el agua, y la basura y los desperdicios que se acumulaban a su alrededor daban un aspecto decrépito a la vivienda.
Sin embargo, lo más sorprendente de todo era que en aquella casucha de 10 metros cuadrados pudiesen vivir ocho personas. El padre, la madre, cuatro hijos y dos abuelos se las arreglaban para acomodarse en aquel lugar.
Sus viejas vestiduras y sus cuerpos sucios y malolientes eran prueba del estado de profunda miseria reinante.

Curiosamente, en medio de este estado de escasez y pobreza total, esta familia contaba con una posesión poco común en tales circunstancias: una vaca.
Una flacuchenta vaca que con la escasa leche que producía, proveía a aquella familia con el poco alimento de algún valor nutricional. Pero más importante aún, esta vaca era la única posesión material de algún valor con que contaba aquella familia. Era lo único que los separaba de la miseria total.

Y allí, en medio de la basura y el desorden, pasaron la noche el maestro y su novato discípulo. Al día siguiente, muy temprano y sin despertar a nadie, los dos viajeros se dispusieron a continuar su camino. Salieron de la morada y antes de emprender la marcha, el anciano maestro le dijo a su discípulo: “Es hora de que aprendas la lección que has venido a aprender”.
Sin que el joven pudiese hacer nada para evitarlo, el anciano sacó una daga que llevaba en su bolsa y degolló la pobre vaca que se encontraba atada a la puerta de la vivienda, ante los incrédulos ojos del joven.
Maestro, dijo el joven: “¿Qué has hecho? ¿Qué lección es ésta, que amerita dejar a esta familia en la ruina total? ¿Cómo has podido matar esta pobre vaca, que representaba lo único que poseía esta familia?”
Haciendo caso omiso a los interrogantes del joven, el anciano se dispuso a continuar la marcha, y maestro y discípulo partieron sin poder saber que suerte correría aquella familia ante la pérdida de su única posesión.

Durante los siguientes días, una y otra vez, el joven era confrontado por la nefasta idea de que, sin la vaca, aquella familia seguramente moriría de hambre.
Un año más tarde, los dos hombres decidieron regresar nuevamente por aquellos senderos a ver que suerte había corrido aquella familia. Buscaron la humilde posada nuevamente, pero en su lugar encontraron una casa grande. Era obvio que la muerte de la vaca había sido un golpe demasiado fuerte para aquella familia, quienes seguramente habían tenido que abandonar aquel lugar y ahora, una nueva familia, con mayores posesiones, se había adueñado de aquel lugar y había construido una mejor vivienda.

¿Adónde habrían ido a parar aquel hombre y sus hijos? ¿Qué habría sucedido con ellos? Todo esto pasaba por la mente del joven discípulo mientras que, vacilante, se debatía entre tocar a la puerta y averiguar por la suerte de los antiguos moradores o continuar el viaje y evitar confirmar sus peores sospechas.
Cual sería su sorpresa cuando del interior de aquella casa salió el hombre que un año atrás le diera morada en su vivienda. ¿Cómo es posible? preguntó el joven. Hace un año en nuestro breve paso por aquí, fuimos testigos de la profunda pobreza en que ustedes se encontraban. ¿Qué ocurrió durante este año para que todo esto cambiara?

Ignorante del hecho de que el discípulo y su maestro habían sido los causantes de la muerte de su vaca, el hombre relató como, coincidencialmente, el mismo día de su partida, algún maleante, envidioso de su vaca, había degollado salvajemente al animal.
El hombre continuó relatándole a los dos viajeros cómo su primera reacción ante la muerte de la vaca había sido de desesperación y angustia. Por mucho tiempo, la vaca había sido su única fuente de sustento. El poseer esta vaca le había ganado el respeto de sus menos afortunados vecinos, quienes envidiaban no contar con tan preciado bien.

Sin embargo, continuó el hombre, poco después de aquel trágico día, decidimos que a menos que hiciéramos algo, muy probablemente, nuestra propia supervivencia estaría en peligro. Así que decidimos limpiar algo del terreno de la parte de atrás de la casucha, conseguimos algunas semillas y decidimos sembrar vegetales y legumbres con los que pudiésemos alimentarnos.
Después de algún tiempo comenzamos a vender algunos de los vegetales que sobraban y con este dinero compramos más semilla y comenzamos a vender nuestros vegetales en el puesto del mercado. Así pudimos tener dinero suficiente para comprar mejores vestimentas y arreglar nuestra casa. De esta manera, poco a poco, este año nos ha traído una vida nueva.
El maestro, quien había permanecido en silencio, prestando atención al fascinante relato del hombre, llamó al joven a un lado y en voz baja le preguntó:
¿Tú crees que si esta familia aún tuviese su vaca, estaría hoy donde ahora se encuentra?
Seguramente no, respondió el joven.
¿Si ves? Su vaca, fuera de ser su única posesión, era también la cadena que los mantenía atados a una vida de mediocridad y miseria.
Al no contar más con la falsa seguridad que les proveía el sentirse poseedores de algo, así no fuese más que una flacuchenta vaca, debieron tomar la decisión de buscar algo más.

En otras palabras, la misma vaca que para sus vecinos era una bendición, les había dado la sensación de poseer algo de valor y no estar en la miseria total, cuando en realidad estaban viviendo en medio de la miseria.
Así es cuando tienes poco. Lo poco que tienes se convierte en un castigo, ya que no te permite buscar más. No eres feliz con ello, pero no eres totalmente miserable. Estás frustrado con la vida que llevas, más no lo suficiente como para querer cambiarla. ¿Ves lo trágico de esta situación?
Cuando tienes un trabajo que odias, que no suple tus necesidades económicas mínimas y no te trae absolutamente ninguna satisfacción, es fácil tomar la decisión de dejarlo y buscar uno mejor. No obstante, cuando tienes un trabajo del cual no gustas, que suple tus necesidades básicas pero no te ofrece la oportunidad de progresar; que te ofrece cierta comodidad pero no la calidad de vida que verdaderamente deseas para ti y tu familia, es fácil conformarte con lo poco que tienes.

Muchos de nosotros también tenemos vacas en nuestra vida. Ideas, excusas y justificaciones que nos mantienen atados a la mediocridad, dándonos un falso sentido de estar bien cuando frente a nosotros se encuentra un mundo de oportunidades por descubrir. Oportunidades que sólo podremos apreciar una vez hayamos matado nuestras vacas. 


Deuteronomio 28:10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán.
11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.
12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.
13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas.

Como llegar a la Perfeccion en Cristo

Dios requirió de Adán antes de su caída una obediencia perfecta a su ley. Dios requiere ahora lo mismo que requirió de Adán: una obediencia perfecta, una rectitud sin defectos y sin fallas ante su vista. Pero no podemos hacer esto sin esa fe que lleva la justicia de Cristo a la práctica diaria” 2MS: 437.
“Dios exige que sus hijos sean perfectos. Su ley es una copia de su propio carácter, y es la norma de todo carácter... La vida de Cristo sobre la tierra fue una perfecta expresión de la ley de Dios, y cuando los que pretenden ser hijos de Dios llegan a ser semejantes a Cristo en carácter, serán obedientes a los mandamientos de Dios. Entonces el Señor puede con confianza contarlos entre el número que compondrá la familia del cielo” PVGM: 255-256.
“Cuando el carácter de Cristo sea perfectamente reproducido en su pueblo, entonces vendrá él para reclamarlos como suyos” PVGM: 47.
“Los que reciban el sello del Dios vivo y sean protegidos en el tiempo de angustia deben reflejar plenamente la imagen de Jesús” PE: 71.
“La vida cristiana es una marcha constante hacia adelante. Jesús está sentado para refinar y purificar a sus hijos; y cuando su imagen se refleja perfectamente en ellos, son perfectos y santos, preparados para la traslación. Se requiere del cristiano una obra grande se nos exhorta a purificarnos de toda inmundicia de la carne y el espíritu, y a perfeccionar la santidad en el temor de Dios. En esto vemos en qué estriba la gran labor. Hay trabajo constante para el cristiano. Todo sarmiento de la cepa debe obtener de ella vida y fuerza a fin de dar fruto” 1JT: 115.
“La palabra de Cristo caerá con vivo poder sobre los corazones obedientes, y mediante la aplicación de la verdad se reproducirá la imagen perfecta de Dios y en el cielo se dirá: “En él estáis cumplidos” Col. 2:19” 2JT: 433.
“La entrega del yo, la rendición de toda la voluntad a Dios, y ser revestido de humildad, la posesión de ese amor que es puro, benigno, lleno de amabilidad y buenos frutos no es de fácil obtención. Y sin embargo, es nuestro privilegio y debemos ser perfectos vencedores aquí. El alma debe someterse a Dios antes de que pueda ser renovada en conocimiento y verdadera santidad. La vida y el carácter santo de Cristo constituyen un ejemplo fiel” 3T: 106-107.
“Mediante el poder del Espíritu Santo se ha de perfeccionar en el carácter la imagen moral de Dios. Debemos ser totalmente transformados a la semejanza de Cristo ... a menos que las primeras precipitaciones hayan hecho su obra, la lluvia tardía no podrá perfeccionar ninguna semilla” TM: 506.
“Por medio de la confesión y el abandono del pecado, por medio de la oración ferviente y la consagración a Dios, los primeros discípulos se prepararon para el derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés” TM: 507.
“Adán fue creado como un ser puro y sin pecado, sin una mancha de pecado sobre él; era la imagen de Dios. Podía caer, y cayó por la trasgresión. Por causa del pecado su posteridad nació con tendencias inherentes a la desobediencia” 5CBASD: 1102.
“El que entre en el cielo tendrá que tener un carácter sin mancha, arruga ni cosa semejante. Nada que corrompa podrá entrar allí. En toda la hueste redimida, no se verá un defecto” MJ: 142.
“Cristo fue tratado como nosotros merecemos a fin de que nosotros pudiésemos ser tratados como Él merece. Fue condenado por nuestros pecados, en los que no había participado, a fin de que nosotros pudiésemos ser justificados por su justicia, en la cual no habíamos participado. Él sufrió la muerte nuestra, a fin de que pudiésemos recibir la vida suya. “Por su llaga fuimos nosotros curados”” DTG: 16-17.
“La única forma en que [el pecador] puede obtener la justicia es mediante la fe. Por fe puede presentar a Dios los méritos de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su Hijo en la cuenta del pecador” 1MS: 430.
“Y Jesús continúa: Así como me confesasteis delante de los hombres, os confesaré delante de Dios y de los santos ángeles. Habéis de ser mis testigos en la tierra, conductos por los cuales puede fluir mi gracia para sanar al mundo. Así también seré vuestro representante en el cielo. El Padre no considera vuestro carácter deficiente, sino que os ve revestidos de mi perfección” DTG: 323-324.
“La obra de la redención debía restaurar en el hombre la imagen de su Hacedor, hacerlo volver a la perfección con que había sido creado, promover el desarrollo del cuerpo, la mente y el alma, a fin de que se llevase a cabo el propósito divino de su creación. Este es el objeto de la educación, el gran objeto de la vida” Ed.: 13.
“El ideal de Dios para sus hijos es más elevado de lo que puede alcanzar el más sublime pensamiento humano. “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. Esta orden es una promesa. El plan de redención contempla nuestro completo rescate del poder de Satanás. Cristo separa siempre del pecado al alma contrita” DTG: 277.
“Cuando las almas se convierten, su salvación todavía no se ha realizado. Tienen todavía que disputar una carrera; la ardua lucha está ante ellos para “pelear la buena batalla de la fe” ... la batalla dura la vida entera, y debe llevarse adelante con una energía proporcional al valor del objeto que se persigue, que es la vida eterna” Nuestra Elevada Vocación: 165.
“La obra de santificación deberá continuar, no por impulsos, sino por avances firmes y vigorosos, sanos, progresando hacia la perfección” Review and Herald, 05-03-1895.
“La justicia por la cual somos justificados es imputada; la justicia por la cual somos santificados es impartida. La primera es nuestro derecho al cielo; la segunda, nuestra idoneidad para el cielo” MJ: 32.
“Todavía no somos perfectos; pero es nuestro privilegio separarnos de los lazos del yo y del pecado y avanzar hacia la perfección” HAP: 451.
“Aun el cristiano más perfecto puede crecer continuamente en el conocimiento y en el amor de Dios” 1JT: 115.
“Al crecer diariamente en la vida divina, él no alcanzará la estatura perfecta de un varón perfecto en Cristo hasta que su tiempo de gracia termine” 4T: 367.
“Cristo presenta delante de nosotros la más alta perfección del carácter cristiano, que deberíamos procurar alcanzar durante toda la vida... Pablo escribe acerca de esta perfección: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto, sino que prosigo” Fil. 3:12-15” A Fin de Conocerle: 132.
“El propio apóstol estaba tratando de alcanzar la misma norma de santidad que les presentó a sus hermanos” La Edificación del Carácter: 85.
“Como Dios es perfecto en su esfera, puede serlo el hombre en la suya” 1JT: 589.
“Nuestra obra consiste en luchar para obtener en nuestra esfera de acción la perfección que Cristo logró en esta tierra en todo aspecto de su carácter” Hijos e Hijas de Dios: 156.
“El es nuestro modelo a seguir... Nosotros no podemos igualar el Patrón; pero no seremos aprobados por Dios si no lo copiamos, y, conforme a la habilidad que Dios nos ha dado, nos asemejemos a él” 2T: 549.
“Solo los que, mediante la fe en Cristo, obedecen todos los mandamientos de Dios, alcanzarán la condición de impecabilidad en que vivía Adán antes de su trasgresión. Testifican de su amor a Cristo obedeciendo todos sus preceptos” 6 CB ASD: 1118.
“Se nos da este ejemplo para que podamos conocer las posibilidades, las alturas que podemos alcanzar en Cristo y mediante él. La norma que nos presenta es la perfección en él, y mediante sus méritos podemos alcanzarla. Fallamos porque estamos contentos de mirar las cosas terrenales antes que las celestiales” A Fin de Conocerle: 119.
“Jesús no reveló cualidades ni ejerció facultades que los hombres no pudieran tener por la fe en él. Su perfecta humanidad es lo que todos sus seguidores pueden poseer si quieren vivir sometidos a Dios como él vivió” DTG: 619-620.
“Gracias a él, es posible que ellos perfeccionen su carácter cristiano mediante su nombre y venzan por su cuenta como él venció en su favor” 1JT: 349.
“Dios nos invita a que alcancemos la norme de perfección y pone como ejemplo delante de nosotros el carácter de Cristo. En su humanidad, perfeccionada por una vida de constante resistencia al mal, el Salvador mostró que cooperando con la Divinidad los seres humanos pueden alcanzar la perfección de carácter en esta vida. Esa es la seguridad que nos da Dios de que nosotros también podemos obtener una vida completa” HAp: 424.
“De ahí que [Satanás] trate constantemente de engañar a los discípulos de Cristo con su fatal sofisma de que les es imposible vencer... Nadie considere, pues, sus defectos como incurables. Dios concederá fe y gracia para vencerlos” CS: 543-544.
“Cristo vino para hacernos “participantes de la naturaleza divina” y su vida es una afirmación de que la humanidad, en combinación con la divinidad, no peca” El Ministerio de Curación: 136.
“Viviendo una vida sin pecado, testificó que cada hijo e hija de Adán puede resistir las tentaciones del que primero trajo el pecado al mundo” 1MS: 265.
“Ni siquiera por un pensamiento cedió a la tentación. Así también podemos hacer nosotros” DTG: 98.
“Nadie diga: no puedo remediar mis defectos de carácter. Si llegáis a esta conclusión, dejaréis ciertamente de obtener la vida eterna. La imposibilidad reside en vuestra propia voluntad” PVGM: 266.
“Mediante el plan de la redención, Dios ha provisto medios para vencer cada rasgo pecaminoso y resistir cada tentación, no importa cuán poderosa sea” 1MS: 94.
“El piadoso carácter de este profeta [Enoc] representa el estado de santidad que deben alcanzar todos los que serán “comprados de entre los de la tierra”” PP: 77.
“Nuestro Salvador no pudo ser inducido a ceder a la tentación ni siquiera en pensamiento... Esta es la condición en que deben encontrarse los que han de poder subsistir en el tiempo de angustia” CS: 680-681.
“Me fue presentado el caso de Daniel. Aunque él era un hombre de pasiones semejantes a las nuestras, la pluma inspirada lo presenta como dotado de un carácter sin falta. Su vida se nos muestra como un brillante ejemplo de lo que el hombre puede llegar a ser, aun en esta vida, si él hace de Dios su fortaleza y sabiamente aprovecha las oportunidades y privilegios a su alcance” 4T: 569.
“Permaneced firmes como Daniel, el fiel hombre de estado a quien ninguna tentación pudo corromper” PVGM: 267.
“Debéis agradar a Dios en todos los aspectos de la formación de vuestro carácter. Podéis hacerlo, pues Enoc agradó al Señor aunque vivía en una época degenerada” PVGM: 267.
“Buscad la justicia, buscad la mansedumbre” Sofonias 2:3
“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” Mat. 5:6.
“No os adaptéis a la forma de este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestra mente, para que comprobéis cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo que agrada y lo perfecto” Rom. 12:2.
“Es precioso el pensamiento de que la justicia de Cristo nos es imputada, no por ningún mérito de nuestra parte, sino como don gratuito de Dios. El enemigo de Dios y del hombre no quiere que esta verdad sea presentada claramente; porque sabe que si la gente la recibe plenamente, habrá perdido su poder sobre ella” OE: 169.
“Este es el mensaje que Dios ordenó que fuera dado al mundo. Es el mensaje del tercer ángel, que ha de ser proclamado en alta voz y acompañado por el abundante derramamiento de su Espíritu” TM: 92.
“Por eso Dios entregó a sus siervos un testimonio que presentaba con contornos claros y distintos, la verdad como es en Jesús, que es el mensaje del tercer ángel” TM: 93.
“Este es el testimonio que debe circular por toda la longitud y la anchura del mundo” TM: 94.
“Sin embargo, la obra será abreviada en justicia. El mensaje de la justicia de Cristo ha de resonar de un extremo de la tierra hasta el otro para preparar el camino del Señor. Esta es la gloria de Dios que termina la obra del tercer ángel” 2JT: 374.
“La justicia es la práctica del bien ... No importa cuál sea nuestra profesión de fe, no nos vale de nada a menos que Cristo se revele en obras de justicia ... Cuando un alma recibe a Cristo, recibe poder para vivir la vida de Cristo” PVGM: 254-255.
“Y cuando su imagen se refleja perfectamente en ellos, son perfectos y santos, preparados para la traslación” 1JT: 115.
“Los que reciben el sello del Dios vivo y sean protegidos en el tiempo de angustia deben reflejar plenamente la imagen de Jesús” PE: 71.
“Aquellos que esperan la venida del esposo han de decir al pueblo: “¡Veis aquí al Dios vuestro!” Los últimos rayos de luz misericordiosa, el último mensaje de clemencia que ha de darse al mundo, es la revelación de su carácter de amor. Los hijos de Dios han de manifestar su gloria. En su vida y carácter han de revelar lo que la gracia de Dios ha hecho por ellos” PVGM: 342.
“Así sucede con todas las promesas de la Palabra de Dios. En ellas nos habla a cada uno en particular, y de un modo tan directo como si pudiéramos oír su voz. Por medio de estas promesas, Cristo nos comunica su gracia y su poder. Son hojas de aquel árbol que es “para la santidad de las naciones”” El Ministerio de Curación: 85.
“Dejad que estas benditas promesas, colocadas en el cuadro de la fe, sean puestas en la sala del recuerdo. Ni una sola de ellas fallará. Todo lo que Dios ha hablado Él lo hará” 5T: 630.
“Amados hermanos y hermanas, dejemos que los mandamientos de Dios y el testimonio de Jesús estén siempre presentes en nuestros pensamientos y que ahuyenten las preocupaciones mundanales. Sean ellos nuestra meditación cuando nos acostamos y cuando nos levantamos. Vivamos y actuemos teniendo plenamente en cuenta la venida del Hijo del hombre” PE: 58.
“¿Cuál es el poder de la verdad? Es el poder para vivir una vida de santidad. La vida de demasiados que profesan ser cristianos, niega que exista poder en Jesús para vivir ahora la vida como Dios quiere. “Vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente” Tito 2:12. ¿Cuál es la razón de esta triste condición? La razón es que aquellos que profesan ser hijos de Dios no le conocen. “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti... y a Jesucristo” Juan 17:3. Cuando conozcamos a Dios como es nuestro privilegio conocerle, nuestra vida será una vida de continua obediencia” DTG: 621.
“Guardad la debida sobriedad, y no sigáis pecando; porque algunos desconocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo” 1 Cor. 15:34. Evidentemente el significado dado por Pablo es: Debería avergonzarnos el hecho de no conocer a Dios lo suficiente como para dejar de pecar. Lo que necesitamos es conocer por experiencia a Dios y el poder de su amor como se revelan en Cristo... Por los méritos de Cristo, por su justicia, que nos es imputada por la fe, debemos alcanzar la perfección del carácter cristiano” 2JT: 340-341.
“El que hecha mano de la justicia de Cristo puede llegar a ser un hombre perfecto en Cristo Jesús” TM: 150.
Por tanto también vosotros estad preparados. Véase Mateo 24:44. En la parábola de las diez vírgenes las que estaban preparadas entraron con él a la boda. Véase Mateo 25:10.
“La noche larga y tenebrosa es penosa; pero la mañana se demora en misericordia porque, si el Maestro viniese, tantos se encontrarían sin preparación” 2T: 194.
“Hoy muchísimos de los que componen nuestras congregaciones están muertos en delitos y pecados... Las melodías más dulces que provienen de Dios a través de los labios humanos - la justificación por la fe y la justicia de Cristo - no les arrancan una respuesta de amor y gratitud” 3JT: 60.
“Hay muchos, muchos profesos cristianos que esperan descuidadamente el advenimiento del Señor. Estos no tienen puesta la vestidura de justicia. Pueden profesar ser hijos de Dios, pero no están limpios de pecado. Son egoístas y autosuficientes. Su experiencia carece de Cristo... No tienen la verdadera idea de lo que constituye la santidad” Review and Herald, 26-02-1901.
“Nadie puede cubrir su alma con el manto de la justicia de Cristo mientras practique pecados conocidos, o descuide deberes conocidos” 1MS: 429.
“Dijo el ángel: “Nada que sea menos que toda la armadura de justicia puede habilitar al hombre para vencer las potestades de las tinieblas y retener la victoria sobre ellas” PE: 273.
“Pero para aceptar la invitación a la fiesta del Evangelio, debían subordinar sus intereses mundanos al único propósito de recibir a Cristo y su justicia” PVGM: 176.
“Los que rechazan el don de la justicia de Cristo están rechazando los atributos de carácter que harían de ellos hijos e hijas de Dios”. PVGM: 257.
“Si queréis salir incólumes del tiempo de angustia, debéis conocer a Cristo y apropiaros del don de su justicia” 1MS: 426.
“Instadlos a prestar su atención a conseguir el más rico don que pueda ser dado al hombre mortal, a saber, el manto de la justicia de Cristo” OE: 362.
“Vinculado al Ser infinito, el hombre es hecho participante de la naturaleza divina. Ya no tienen efecto contra él los dardos del maligno; porque está revestido de la panoplia de la justicia de Cristo” Consejos para los Maestros: 50.
“La parte que le toca a cada cristiano es perseverar en la lucha por vencer cada falta. Constantemente debe orar al Salvador para que sane las dolencias de su alma enferma por el pecado. El hombre no tiene la sabiduría y la fuerza para vencer; ellas vienen del Señor, y él las confiere a los que en humillación y contrición buscan su ayuda” HAP: 424.
“La luz que alumbrará al mundo con su gloria será llamada una luz falsa por aquellos que rehúsan seguir su creciente gloria... Le ruego a aquellos que se oponen a la luz de la verdad, que se aparten del camino del pueblo de Dios. Dejen que la luz enviada por el cielo brille sobre ellos en rayos claros y constantes. Dios los responsabiliza a ustedes, a quienes la luz ha venido, por el uso que hagan de ella. Aquellos que no escuchen serán tenidos por responsables, porque la verdad ha sido traída a su alcance, pero ellos despreciaron sus oportunidades y privilegios” Review and Herald, 27-05-1890.
“Quiero presentar una amonestación a los que durante años han resistido la luz y albergado un espíritu de oposición. ¿Por cuánto tiempo odiaréis y despreciaréis a los mensajeros de la justicia de Dios? ... No tengo un mensaje suave para presentar a aquellos que han sido por tanto tiempo como falsos indicadores que señalan el camino equivocado. Si rechazáis a los mensajeros designados por Cristo, rechazáis a Cristo. Descuidad esta gran salvación, que ha sido mantenida ante vosotros durante años, despreciad esta gloriosa oferta de justificación por medio de la sangre de Cristo, y de santificación por el poder purificador del Espíritu Santo, y no quedará más sacrificio por el pecado” TM: 96-97.
“Guardaos de transigir con los atributos de Satanás, y arrojar menosprecio sobre la manifestación del Espíritu Santo... Los que reciban el Espíritu santo advertirán que una atmósfera congelante rodea las almas de otros que no aprecian estas grandes y solemnes realidades y que hablan contra ellas”. TM: 90.
“Lo que ha sido presentado armoniza perfectamente con la luz que Dios se ha complacido en darme durante todos los años de mi experiencia. Si nuestros hermanos ministros aceptaran la doctrina que ha sido presentada tan claramente... El pueblo sería alimentado” The Ellen White 1888 Materials: 164.
“Si ellos no han reconocido el Espíritu del Señor en los mensajes que he llevado, entonces menos lo reconocerán ahora, pues no tengo fuerzas para contender con el espíritu de oposición, dudas e incredulidad, que ha levantado frente a sus almas barricadas, para que no vean cuando viene el bien ... Cuál será el fin de esta obstinada incredulidad, aun está por descubrirse” The Ellen White 1888 Materials: 709-710.
“Habrá entre nosotros personas que siempre querrán controlar la obra de Dios y dictar hasta los movimientos que deberán hacerse cuando la obra avance bajo la dirección de ese ángel que se une al tercero para dar el mensaje que ha de ser comunicado al mundo. Dios empleará formas y medios que nos permitirán ver que Él está tomando las riendas en sus propias manos. Los obreros se sorprenderán por los medios sencillos que utilizará para realizar y perfeccionar su obra de justicia” TM: 300.
“¡Oh, cuánto anhelo ver a los miembros de la iglesia en sus hermosas vestiduras y preparados para salir al encuentro del Esposo! Muchos de los que esperan sentarse a la cena de bodas del Cordero no están preparados para la venida del Rey. Son como ciegos que no parecen discernir su peligro” Medical Ministry: 333.
“No somos el pueblo de Dios a menos que lo seamos enteramente. Todo peso, todo pecado acariciado, debe ser abandonado” 5T: 83.
“El Espíritu iba a ser dado como agente regenerador, y sin esto el sacrificio de Cristo habría sido inútil ... El pecado podía ser resistido y vencido únicamente por la intervención de la tercera persona de la Divinidad, que iba a venir no con energía modificada, sino en la plenitud del poder divino. El Espíritu es el que hace eficaz lo que ha sido realizado por el Redentor del mundo. Por el Espíritu es purificado el corazón. Por el Espíritu llega a ser el creyente partícipe de la naturaleza divina. Cristo ha dado su Espíritu como poder divino para vencer todas las tendencias hacia el mal, hereditarias y cultivadas, y para grabar su propio carácter en su iglesia” DTG: 625.
Resumiendo todo esto, podemos decir muy sencillamente: La perfección bíblica es vencer todo pecado por el poder del Espíritu santo que mora en uno.

Los doce asesinos del matrimonio

Mi consejo a las parejas jóvenes es simplemente éste:
No permitan que la posibilidad del divorcio entre en sus pensamientos. Incluso en momentos de gran conflicto y desaliento, el divorcio no es la solución. Sólo sustituye una nueva serie de sufrimientos por los que quedan atrás.
Guarden su relación de la erosión como si estuvieran defendiendo sus propias vidas. Sí, ustedes pueden lograrlo juntos. No sólo pueden sobrevivir, sino que pueden mantener su amor vivo si le dan prioridad en su sistema de valores. Cualquiera de los siguientes males pueden destruir su relación si les dan lugar en sus vidas:

1. El exceso de trabajo o compromisos y el agotamiento físico: Cuidado con este peligro. Es especialmente insidioso en las parejas jóvenes que están tratando de comenzar en una profesión o todavía están estudiando. No traten de estudiar, de trabajar a tiempo completo, de tener un bebé, de manejar a un niño pequeño, de hacer reparaciones en la casa, y de comenzar un negocio, todo al mismo tiempo. Suena ridículo, pero muchas parejas jóvenes hacen exactamente eso y luego se sorprenden cuando su matrimonio se viene abajo. ¿Por qué no habría de ser así? ¡El único momento en que se ven es cuando están agotados! Es especialmente peligroso cuando el esposo es el que tiene demasiados compromisos o trabajo, y la esposa está todo el día en casa con un hijo en edad preescolar. La profunda soledad de ella da lugar al descontento y a la depresión, y todos sabemos a dónde lleva eso. Deben reservar tiempo el uno para el otro si quieren mantener su amor vivo.
2. Las deudas muy grandes y el conflicto en cuanto a cómo se gastará el dinero: Paguen en efectivo por los artículos de consumo, o no los compren. No gasten más de lo que pueden por una casa o por un automóvil, dejando muy pocos recursos para salir juntos, para viajes cortos, para personas que cuiden a los niños, etc. Distribuya sus fondos con la sabiduría de Salomón.
3. El egoísmo Existen dos tipos de personas en el mundo, los que dan y los que toman. Un matrimonio entre dos personas que dan puede ser algo bello. Sin embargo, la fricción está a la orden del día entre una persona que da y otra que toma. Pero dos personas que toman pueden darse zarpazos la una a la otra hasta hacerse trizas dentro de un período de seis semanas. En resumen, el egoísmo siempre devastará un matrimonio.
4. La interferencia de los suegros: Si el esposo o la esposa no se ha emancipado totalmente de los padres, lo mejor es no vivir cerca de ellos. La autonomía es algo difícil de conceder para algunas madres (y padres), y el estar muy cerca será causa de problemas.

5. Las expectativas poco realistas: Algunas parejas llegan al matrimonio esperando cabañas cubiertas de rosas, una vida sin preocupaciones ni responsabilidades y un gozo ininterrumpido. La consejera Jean Lush cree, y yo estoy de acuerdo con ella, que esta ilusión romántica es particularmente característica de las mujeres norteamericanas que esperan más de sus esposos de lo que ellos son capaces de dar. La decepción consiguiente es una trampa emocional. Pongan sus expectativas en línea con la realidad.
6. Los invasores del espacio: No me refiero a extraterrestres de Marte. Más bien, mi preocupación es por las personas que violan el espacio para funcionar que su cónyuge necesita, sofocándolo rápidamente y destruyendo la atracción entre ellos. Los celos son una manera en que este fenómeno se manifiesta. Otra es la baja autoestima, la cual lleva a que el cónyuge inseguro se inmiscuya en el territorio del otro. El amor debe ser libre y confiado.
7. El abuso del alcohol y de otras sustancias químicas: Éstos son asesinos, no sólo de los matrimonios, sino también de las personas. Evítenlos como a la plaga.
8. La pornografía, los juegos de azar y otras adicciones Debe ser obvio para todos que la personalidad humana tiene imperfecciones. Tiene la tendencia a quedar atrapada en comportamientos destructivos, especialmente cuando se es joven. Durante una etapa inicial, las personas creen que pueden jugar con tentaciones tales como la pornografía o los juegos de azar sin salir dañadas. De hecho, muchos se alejan casi sin haber sido afectados. Sin embargo, para algunos existe una debilidad y una vulnerabilidad que se desconoce hasta que es demasiado tarde. Entonces se vuelven adictos a algo que rasga la fibra de la familia. Tal vez esta advertencia les parezca tonta e incluso mojigata a mis lectores, pero he hecho un estudio de veinticinco años de duración sobre personas que arruinaron sus vidas. Sus problemas a menudo comienzan con la experimentación con un mal conocido y finalmente terminan en la muerte física o la muerte del matrimonio. Las restricciones y los mandamientos de las Escrituras se han diseñado para protegernos del mal, aunque es algo difícil de creer cuando somos jóvenes. “La paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23). Si mantenemos nuestras vidas limpias y no nos permitimos jugar con el mal, las adicciones que han hecho estragos en la humanidad nunca nos podrán tocar.
9. La frustración sexual, la soledad, la baja autoestima y la quimera de la infidelidad ¡Una combinación mortal!
10. El fracaso en los negocios: En especial, el fracaso en los negocios afecta adversamente a los hombres. Su inquietud por los reveses financieros algunas veces se muestra en ira dentro de la familia.
11. El éxito en los negocios: Es casi tan peligroso tener mucho éxito en los negocios, como lo es fracasar rotundamente en ellos. El autor de Proverbios dijo: “No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario” (30:8).
12. Casarse demasiado jóvenes: Las chicas que se casan entre los catorce y los diecisiete años de edad tienen el doble de probabilidades de divorciarse que las que se casan a los dieciocho y diecinueve años. Las que se casan entre los dieciocho y los diecinueve años tienen una vez y media más de probabilidades de divorciarse que las que se casan entre los veinte y los treinta años. Las presiones de la adolescencia y las tensiones de los primeros años de vida matrimonial no hacen un buen dúo. Terminen lo primero antes de emprender lo segundo. Éstos son los asesinos del matrimonio que he visto más a menudo. Pero, en verdad, la lista es prácticamente interminable. Todo lo que se necesita para que crezcan las malas hierbas más fuertes es una pequeña grieta en la vereda.
Si van a vencer la ley de las probabilidades en relación al divorcio y mantener una unión matrimonial estrecha a largo plazo, deben emprender la tarea con seriedad. El orden natural de las cosas los alejará el uno del otro, no los unirá. ¿Cómo vencerán la ley de las probabilidades? ¿Cómo formarán una relación sólida que dure hasta que la muerte los haga emprender el último viaje? ¿Cómo se incluirán ustedes entre el número cada vez más reducido de parejas de mayor edad que han cosechado toda una vida de recuerdos y experiencias felices? Aun después de cincuenta o sesenta años de casados, todavía se buscan mutuamente para darse aliento y comprensión. Sus hijos han crecido dentro de un ambiente estable y amoroso, y no tienen cicatrices emocionales o recuerdos amargos que borrar.
A sus nietos no se les tiene que explicar con delicadeza por qué “los abuelos ya no viven juntos”. Sólo el amor prevalece. Así es como Dios quería que fuera, y todavía sigue siendo algo posible que ustedes pueden alcanzar. Pero no hay tiempo que perder. Refuercen las riberas del río. Defiendan el fuerte. Traigan las dragas y hagan más profundo el lecho del río. Mantengan las poderosas corrientes en sus propios cauces. Sólo esa medida de determinación mantendrá el amor con el que comenzaron, y hay muy poco en la vida que compita con esa prioridad.

Nos amo

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

Nunca nadie me amó -se queja Germán, con la cabeza entre las manos, en señal de derrota. Es el cuadro de la desesperación, de la impotencia; la aceptación elocuente del fracaso.
Germán es homosexual; abusaron de él cuando era solo un niño de ocho años.
-¡Es injusto lo que la vida hizo conmigo! -se lamenta.

Durante algún tiempo, el joven moreno, de cabellos rizados y sonrisa triste, trató de racionalizar su pecado. Argumentó que era un asunto de “preferencia” sexual, y que los tiempos habían cambiado.

Tal vez los tiempos hayan cambiado. Acaso la cultura de nuestros días intenta aceptar cualquier desvío de la conducta como algo normal. Pero, el angustiado grito de su corazón no cambiaba. Germán sabía que había salido de las manos de Dios y que nunca sería completo si no se volvía a él. Su corazón buscaba el retorno a la plenitud, que solo podría ser encontrada en el Creador.

Germán era despreciado, rechazado, dejado de lado, a pesar de que se unía a grupos reivindicatorios y exigía que se respetasen sus derechos. De aquel rechazo nacía su tristeza, su sonrisa melancólica, y las lágrimas que derramaba a solas cuando se encontraba entre cuatro paredes y sentía la ausencia de Dios.

Una noche triste, de sus tantas tristes noches, me vio hablando en la televisión. Lo que tocó su corazón fue saber que era importante para Dios, a pesar de que él siempre había creído que no le importaba a nadie.

El hecho de saber que Dios lo había amado tanto que entregó a su Hijo unigénito para morir en la cruz, por él, lo conmovió. Se sintió más malo que nunca; sucio; indigno. Pero, misteriosa, incomprensible e incoherentemente feliz. Aquel momento constituyó el comienzo de una nueva experiencia. Aquella noche, frente al televisor, el joven de sonrisa melancólica y cabellos acaracolados entendió que su valor no radicaba en lo que era, sino en lo que Jesús había hecho por él en la cruz del Calvario.

Por eso hoy, antes de enfrentar las vicisitudes de la vida, piensa un poco en el amor maravilloso de Dios por ti. Y que eso te inspire a vivir un nuevo día. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Un grandioso plan

¿Has oído de la predestinación?, ¿Sabes lo que es?, ¿Crees en ella?, ¿Creemos los adventistas del séptimo día en la predestinación?. Veamos lo que dice la Biblia al respecto.
"Dios nos eligió en él desde antes de la creación del mundo, para que fuésemos santos y sin culpa ante él en amor. Y nos predestinó para ser sus hijos adoptivos por Jesucristo, conforme al afecto de su voluntad". Efesios 1:4, 5
¿Creemos en la predestinación, entonces? Déjame te explico.
¿Qué te parece si te invito a un paseo mañana temprano? Ya te tendría preparado la comida, el lugar, el programa, y hasta el transporte. La primera condición sería que debes llegar, como los demás, temprano a las 8:00 a.m. en punto, quien llegue después de esa hora ya no podrá ir pues no esperaremos más de la hora indicada; la segunda es traer una playera roja.
Grandioso porque somos elegidos.
Siempre, en el mundo en que vivimos, queremos ser parte de un grupo en común. Si no somos parte del grupo de los buenos, somos de los malos. Hay quienes se preocupan por pertenecer a cierto grupo financiero o mercantil. Hay otros que pertenecen a un grupo por la preferencia de un equipo favorito de fútbol, etc.
En cuestiones religiosas, tampoco hay excepción; o pertenecemos a los católicos o a los protestantes, a los induistas o a los lamas, a los budistas o a los musulmanes. En fin todos tiene que pertenecer a un grupo, hasta los incrédulos y ateos.
Pero en realidad sólo existen 2 grupos a pesar de todas las divisiones que existen. El de los elegidos y el de los no elegidos.
Nosotros somos elegidos por Dios, somos su linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido como nos lo dice Pedro (1 Pedro 2: 9). Dios nos eligió…, para que fuésemos santos y sin culpa… (Efesios 1: 4).
Grandioso al ser predestinados para ser hijos adoptivos.
Dios nos eligió desde antes de la fundación del mundo. Esto implica que existe una predestinación, es decir, un destino trazado con anterioridad en nuestra vida. ¡Qué hermoso es el amor de Dios al tenernos destinados desde antes de la fundación del mundo!
…Para ser sus hijos adoptivos es una declaración más hermosa todavía que la primera, porque, si bien es cierto que, es muy reconfortante saber que somos tomados en cuenta aún antes de existir, es mucho más agradable conocer para qué somos tomados en cuenta, y en este caso es el mayor privilegio del hombre: el ser hijo de Dios.
Pero más grande que el hecho de que somos elegidos y el de que lo somos para ser hijos de Dios, es el de conocer el medio por el cual obtenemos esto.
Y no sólo esto, sino que también nos alegramos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por medio de quien hemos recibido ahora la reconciliación. (Romanos 5: 11)
Bendito el Dios Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su gran misericordia nos genero en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos. (1 Pedro 1: 3)
Y nos predestino para ser sus hijos adoptivos por Jesucristo, conforme al afecto de su voluntad.
Grandioso porque es para todos.
Pero, si soy predestinado, ¿acaso no tengo opción? ¿Y mi hermano?.
Dios predestinó a todo el mundo para que sea su hijo al crear un mundo perfecto.
Dios dio la invitación de ir al cielo como yo se las hice al paseo.
Pero hay una condición, la mía: la de la playera roja; la de Dios: la de creer en Cristo.
Pero dio provisión para poder cumplir con esa condición. Que tal si yo les regalo las playeras. Así Dios proveyó la salvación al enviar a su hijo aquí.
Dios no ha excluido a nadie y él quiere que todos estén en el día de la partida a la Canaán celestial.
Conclusión.
Todo queda en nuestras manos, si nosotros decidimos ir al cielo sólo tenemos que perseverar.
Todo está dispuesto para el viaje final. Dios te predestino, pero tu eliges. La predestinacion no obliga a nuestra voluntad. Te dio la salvación. Te quiere allá. ¿Qué harás?

El primer mandamiento con promesa

Hay dos aspectos curiosos en este quinto mandamiento: ¿Por qué debía tener la prominencia de ser el primer mandamiento con promesa? Grandes mandatos relacionados con la idolatría y el monoteísmo lo precedieron, pareciendo merecer tal distinción más que esta ordenanza.
En segundo lugar, ¿por qué la permanente ocupación de la tierra tendría que depender de la honra a los padres? La residencia permanente en Palestina dependía de la obediencia a otros mandamientos además de éste. En Deuteronomio 4:25, 26 el pueblo es prevenido de que no seguiría ocupando la tierra si hacía "escultura o imagen de cualquier cosa." En Deuteronomio 25:15, medidas y pesos exactos eran necesarios para que sus días fuesen "prolongados sobre la tierra." En 32:46, 47, Moisés resume sus instrucciones así: "Aplicad vuestro corazón a las palabras que yo os testifico hoy, para que las mandéis a vuestros hijos, a fin de que cuiden de cumplir todas las palabras de esta ley...y por medio de esta ley haréis prolongar vuestros días sobre la tierra." Una larga vida en la tierra dependía de muchas cosas, aunque el Espíritu enfatiza su relación especial con la honra que se diera a los padres. ¿Por qué debía ser así?
Aprendiendo las normas divinas
La última referencia proporciona una clave del asunto. El padre mismo debía seguir los principios divinos y enseñar a sus hijos a hacerlo de la misma manera. "Oíd hijos, la enseñanza de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley" (Proverbios 4:1-3). Si las instrucciones de los padres estaban en armonía con las leyes de Dios, el hijo que acatara la voluntad de sus padres aprendería las normas divinas por medio de la obediencia filial. Deberíamos comprender completamente este proceso.
En sus primeros años, los niños tienen escaso conocimiento de Dios y de sus mandamientos. Las fuerzas orientadoras en sus vidas son sus padres. Si un hijo honra a su padre y a su madre, y si las instrucciones de su padre y las normas de la madre son las aprobadas por Dios, el hijo absorberá los valores divinos sin estar consciente del hecho. De este modo el niño recibe una valiosa ventaja inicial hacia su desarrollo como persona devota.
"Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre; porque adorno de gracia serán a tu cabeza y collares a tu cuello" (Proverbios 1:8, 9). Las prioridades inculcadas por los padres fieles en Israel, no habían de ser descartadas cuando el hijo se acercaba a la edad adulta; por el contrario, eran reforzadas por su propio entendimiento personal de las Escrituras. Las instrucciones de su madre en el sentido de que tuviera paciencia con los hermanos y compasión para los vecinos necesitados estaban en total armonía con los estatutos divinos que llegarían a gobernar la conducta del hijo adulto. La insistencia de su padre de que el hijo fuese diligente en las tareas hogareñas, agradecido a su madre y dispuesto a compartir sus valiosos juguetes, sería una introducción gradual a los atributos necesarios para la correcta adoración como futuro adulto. Además, el respeto al padre y a la madre envolvía también el respeto por la devoción al Dios de sus padres. El sentimiento de admiración de los padres por las obras de Dios, su entusiasmo al alabar su nombre, su confianza en la fortaleza divina no debían ser desdeñados, sino imitados por los hijos en Israel.
Bajo tales circunstancias el quinto mandamiento aseguraba un ciclo bendito en Israel: los padres, obedientes a los estatutos de Dios, debían hacerlos del conocimiento de sus hijos "para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos" (Salmo 78:6, 7). Cada generación debía contribuir así a la bendición de la siguiente de modo que sus días, nacional e individualmente, se alargaran sobre la tierra que Dios les había dado.
De esta manera, Dios diseñó una cadena nacional uniendo firmemente cada generación hasta con Moisés y aún más hasta con Abraham. La falla de una generación debilitaría la cadena y la falla de tres o cuatro podría romperla completamente. Sin duda, Abraham pudo ver claramente el principio, lo que le sirvió de estímulo para ser un padre insistente. El no podía soportar la idea de que alguno de su casa no llegara a ver la gloria de su herencia. La seriedad de la situación también es reflejada en la pena capital ordenada para los que intencionalmente violaran el quinto mandamiento: "Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá" (Levítico 20:9). Tal hijo no sólo estaba menospreciando a sus padres, sino también a la sabiduría de Jehová y estaba rompiendo la cadena de la propia existencia nacional. Los pecadores de esta clase debían ser eliminados antes de que la nación entera corriera peligro por tal actitud, la cual si llegaba a extenderse traería consigo la disolución nacional.
El primer mandamiento con promesa era verdaderamente decisivo. La combinación de padres devotos sostenida por el requerimiento de respeto filial haría mucho para asegurar bendiciones individuales y nacionales sobre Israel. Esta misma combinación tendrá un gran impacto en nuestras familias. ¿Por qué es vital que nuestros hijos nos respeten y obedezcan? Si los preceptos de Dios son nuestra guía, nuestros hijos aprenderán los caminos de Dios al someterse a nuestros requerimientos. Tan pronto como ellos comiencen a entender las Escrituras por sí mismos, descubrirán que no presentan una manera de pensar completamente nueva, sino que refuerzan los mismos principios que han estado aprendiendo a cumplir desde que eran niños. ¡Qué ventaja les da esto para vivir conforme al Espíritu y no según la carne!
Desarrollando atributos esencialesSe ve una segunda razón de la prominencia del quinto mandamiento al darse cuenta de que al aprender a respetar a sus padres, los hijos desarrollan atributos de carácter que son esenciales para que honren a Dios al alcanzar la edad adulta. En muchos casos, la instrucción de los padres es vista como arbitraria por los hijos porque no se dan cuenta de la verdadera razón detrás de ella. En tales casos los niños deben acatar las órdenes de sus padres por el mero hecho de respetarlos debidamente. De este modo los niños aprenden obediencia.
En una familia adecuada, el niño crecerá con padres en los que puede confiar. Confía en que lo protegerán, le proveerán lo necesario y velarán por su bienestar. Por consiguiente, desarrolla fe en ellos.
Además, el divino mandamiento señala que los hijos deben "honrar" a los padres, es decir, manifestarles una actitud de respeto por el mero hecho del rango de que gozan como sus progenitores. El tipo de relación padre - hijo no debe ser escogido por el niño. Le es impuesto por la misma naturaleza de la cosas. Debe aprender a honrar a los que en cierto sentido le han dado la vida, la salud y lo necesario para su existencia. Por medio de esto el niño aprende reverencia. "El hijo honra al padre y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra?" (Malaquías 1:6).
Aplicado efectivamente, el quinto mandamiento desarrolla en el niño las cualidades de obediencia, fe y reverencia, las mismas características que necesitará como adulto para adorar correctamente a Dios y seguir sus mandamientos. La importancia y sabiduría de este arreglo divino son manifiestas. Se ordena al hijo honrar a sus padres para que cuando sea adulto pueda honrar a Dios, guardando sus mandamientos y haciendo sus días "largos sobre la tierra."
Estas consideraciones ponen en relieve el hecho de que la clase de padres que a menudo vemos en el mundo son una fórmula para el desastre. Los padres que fomentan la falta de respeto en sus hijos los preparan para faltar al respeto a Dios. Los padres que nunca están en la casa con sus hijos están privándolos de aprender la fe y obediencia que más tarde podrían transferir a Dios. Los padres que temen disciplinar a sus hijos impiden que aprendan la necesaria sumisión a la autoridad. El mundo no proporciona ningún modelo apropiado para la familia cristadelfiana.
Un problema que el padre creyente a veces encuentra es un sentimiento de incomodidad cuando exige respeto de sus hijos. Puede sentir que no merece su respeto porque está altamente consciente de sus propias deficiencias. Además, está tratando de desarrollar humildad de espíritu en sí mismo, y el insistir en ser honrado por sus hijos puede parecer como si quisiera cultivar su "yo" carnal.
Los creyentes necesitamos recordar que es voluntad de Dios que nuestros hijos actúen con deferencia y respeto hacia nosotros. Tenemos que enseñarles obediencia a este mandamiento como a los demás. Insistiendo en el respeto apropiado hacia sus padres, estamos desarrollando en nuestros hijos atributos que les ayudarán grandemente a someterse a Dios cuando sean adultos. Podemos sentir que no merecemos su respeto. Se espera que éste no sea el caso, pero de todos modos esto no importa en lo más mínimo. El mandamiento es que los hijos honren a sus padres, y no solamente cuando hijos y padres están de acuerdo en que la honra es merecida. Al insistir de esta manera en que nuestros hijos tengan una actitud respetuosa para con nosotros, estamos en última instancia ayudándoles a respetar a Dios.
Los hijos mayores (porque todos somos hijos) necesitamos recordar que el mandamiento no caduca cuando alcanzamos la edad adulta. El Maestro aplica el mandamiento a los adultos de su día, quienes evitaban sus responsabilidades económicas hacia sus padres refugiándose en la tradición del corbán (Mateo 15:4-9). La norma divina, por consiguiente, tiene implicaciones sobre los hijos adultos en su relación con los padres. Debe haber una continuación del respeto tanto en actitud como en la práctica que encontrará diferentes formas de expresión según la edad. Mientras los padres una vez apoyaban a los hijos, éstos ahora necesitan cuidar de sus padres. De cualquier modo que se exprese, debe haber una continua implementación del mandamiento para mostrar honra y respeto a nuestros padres.
Reflexionando por un instante, la razón del énfasis divino sobre el quinto mandamiento se vuelve comprensible. Fue fundamental para el desarrollo apropiado de individuos devotos, y así como fue vital para el futuro de Israel, lo es para el nuestro. Es el primer mandamiento que afecta nuestra vida en la infancia. Es un mandamiento que puede darnos grandes bendiciones ahora y puede ser un escalón a la vida eterna cuando "los que esperan en Jehová...heredarán la tierra" (Salmo 37:29).

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.