BIENVENID@S AL CHAT DE "FULL ADVENTISTAS RADIO"

Chat Adventista Full Adventistas: Reglas - No insultos, No mayúsculas, No Link, No emails. Consultas a los que estan de color blanco o color dorado.

Crea tu sala! Visitanos!

ESCRIBE TUS AGRADECIMIENTOS O PEDIDOS DE ORACIÓN

Hombres que no se vendan ni se compren

Hombres que no se vendan ni se compren

Donald Ernest Mansell

Vesta West Mansell


Fue un político inglés quien dijo que cierta vez que todo hombre tiene su precio. Esto sin duda era cierto para el gobernador Félix, pero no es cierto para todo el mundo.
En 1896, cuando Booker T. Washington, fundador del Instituto Tuskegee de Alabama, supo que el brillante químico e investigador de la agricultura, George Washington Carver, pertenecía al personal docente de la universidad de Iowa, empezó a investigar. Tan bien impresionado  quedó de la amplitud del trabajo de Carver que lo invito a unirse a la facultad de su instituto.
Durante la negociación, Washington le dijo a Carver: “No puedo ofrecerle un sueldo fabuloso; no puedo ofrecerle fama, pero le puedo ofrecer la inmortalidad”. Aunque el sueldo no era nada del otro mundo, Carver aceptó, después de ferviente consideración.

Sólo una pastilla más

Una Pastilla Más
Sólo una pastilla más.
Si eso fue lo que les dije a mis amigos, sólo una pastilla más y ya no volveré a consumir otra. Pero como siempre, nunca he podido de dejar de consumir drogas.
Mis padres y mis amigos me han dicho que deje de consumir drogas, porque puede irme mal y como siempre nunca les hago caso.
Hace dos días, consumí más de una pastilla sólo para salir de la depresión, me comenzó a doler la cabeza y me desmaye.
Recuerdo que al día siguiente amanecí acostado en la cama de un hospital, viendo a mis padres que estaban a un costado de la cama, llorando sin parar y yo sin poder moverme y decirles que no se preocupen que yo voy a estar bien.
Hoy estoy muy triste porque mis padres y amigos ya no me hacen caso, yo les hablo fuerte e incluso hasta les grito para que me hagan caso, pero ellos no me escuchan. Creo que yo ya estoy muerto por el simple hecho de que no me hablan e incluso juraría que no me ven.

Los tres sobres

 La gente dice que hay dos formas de aprender:
Por la experiencia, la cual se obtiene de los errores cometidos; y por la sabiduría, la cual se obtiene de los errores de otros.
Recomiendo que hasta donde sea posible, se aprenda de los errores de otros.
Aprender de los fracasos es siempre más fácil con la ayuda de un buen consejero. Después que cometo mis errores garrafales, pido consejo de algunas personas: mi papá, Jack Hayford, Elmer Towns, y mi esposa Margaret, quien siempre está dispuesta a compartir conmigo sus opiniones acerca de mis fracasos.
Es importante buscar consejo de la persona correcta.
Oí la historia de un servidor público recién nombrado que estaba instalándose en su nueva oficina.
Al sentarse ante su escritorio por primera vez, descubrió que su predecesor le había dejado tres sobres con instrucciones que deberían abrirse únicamente en tiempos de angustia.

Un dia perdido o un dia bien empleado

Un día perdido o bien empleado
Podemos mirar cada día como ganado o perdido.
Si te sientas al caer de la tarde
y cuentas las acciones que has hecho,
y al contarlas encuentras
un sacrificio o una palabra
que alivió el corazón de quien la escuchó,
o una mirada de bondad llena,
que lo bañó como un rayo de sol vivificante,
entonces,
¡podrás contar

Revelaciones del Apocalipsis, Tema 1. Pasto Alejandro Bullon.